DirectStorage, el software para acelerar tiempos de carga en SSD, será exclusivo de Windows 11

DirectStorage, el nuevo software de Microsoft para potenciar las unidades SSD, será exclusiva para SO Windows 11. ¿Qué significa esto? Te lo contamos, ¡en esta nota!

DirectStorage

Una de las características más mencionadas de Windows 11 fue la introducción de DirectStorage. Microsoft confirmó que será una función exclusiva para el nuevo sistema operativo, por lo que no podrá añadirse a Windows 10, ni siquiera por una actualización.

DirectStorage: una nueva función para acelerar las unidades de almacenamiento

DirectStorage

DirectStorage es una función diseñada para sacarle el jugo a las unidades de almacenamiento SSD NVMe modernas, sobre todo en el uso de videojuegos para que puedan acelerar considerablemente los tiempos de carga. Pero a pesar de su compatibilidad con unidades PICe 3.0 y unidades de almacenamiento SSD PCIe 4.0, será una función exclusiva del sistema operativo Windows 11 en PC.

RELACIONADO  Chia: todo sobre la criptomoneda que amenaza la disponibilidad y precios de los discos duros y SSD

Básicamente, para que los usuarios accedan a DirectStorage y expriman al máximo las funcionalidades de su unidad de almacenamiento SSD NVMe en videojuegos, tendrán que actualizar su sistema operativo Windows 10 original a finales de este año. Microsoft declaró recientemente que DirectStorage “Solo estará disponible con Windows 11” lo que descarta, por el momento, que llegue como una actualización de compatibilidad para Windows 10.

¿Por qué se excluyó DirectStorage de Windows 10?

DirectStorage

Es probable que esta decisión nos confirme que Windows 11 no es una simple “actualización para Windows 10 original”, sino que se presenta como un sistema operativo completamente nuevo con cambios enteros en la arquitectura del sistema. Sin embargo, también existe la posibilidad de que Microsoft añada la función si la gente la demanda para el sistema operativo actual, aunque eso lo sabremos en un futuro.

Otro motivo por el cual Microsoft pudo haber decidido excluir DirectStorage de Windows 10 apunta al hardware. Los requisitos para Windows 11 y DirectStorage indican como requisito un “SSD NVMe para almacenar y ejecutar juegos que utilicen el driver ‘Standard NVM Express Controller’ y una GPU DirectX 12 con soporte para Shader Model 6.0”. Por el momento, tendremos que esperar a novedades de Microsoft, pero parece que Windows 11 llegará con algo más que cambios estéticos: será un sistema operativo renovado.

Comenta!