La odisea de conectar un iPhone 7 en la nueva MacBook Pro

Apple tiene una nueva generación de iPhones y MacBook Pro en el mercado – y es sorprendentemente difícil hacer que cooperen y trabajen juntos. Enterate de cómo es la situación, ¡en esta nota!

cultura-geek-macbook-pro-iphone-8-1

Apple tiene un montón de nuevos gadgets en el mercado – entre los que encontramos al iPhone 7, que se robó varios titulares a lo largo del año por no incluir un tradicional jack de auriculares. El último producto que anunció la compañía es una línea de tres tipos de MacBook Pro, cada una de ellas con cuatro puertos USB Type-C. Lo que esto significa es que para conectarlos entre sí vas a necesitar adaptadores. De hecho, todo lo que hagas a partir de hoy con productos Apple necesita adaptadores. Esto está lejos del ideal de hace unos años que rezaba “it just works” (“simplemente funciona“).

banner youtube culturageek.com.ar

Si en este momento entraras a un Apple Store y compraras el más reciente iPhone 7 (a partir de $649 dólares) y la más reciente MacBook ($1499 USD la más barata) y quisieras conectar los dos dispositivos, necesitarías al menos un adaptador USB 2.0 (o USB “viejo”) a USB Type-C o, en su defecto, cables que sean de una punta Lightning y USB-C de la otra. Por ahí no te molesta tanto tener que manipular cables, pero para hacer la cosa peor, gracias a este complicado sistema no podrías conectar los auriculares de tu iPhone en tu nueva MacBook sin usar todavía más adaptadores. Y no es que estos adaptadores sean particularmente caros pero, ¿no sería mejor no necesitarlos?

cultura-geek-macbook-pro-iphone-7-2

RELACIONADO: Apple presentó la MacBook Pro con Touch Bar, Apple TV y más

Lo que los fanáticos de Apple dirían en este punto es que jamás será necesario conectar tu iPhone a tu MacBook. El teléfono es más rápido cargarlo de la pared con un enchufe, y desde iTunes se puede manejar todo lo demás de forma inalámbrica. Sin embargo, lo cierto es que la falta de opciones no deja de incomodar. La idea es que en el futuro se cambien todos los USB por USB-C, que controlen la información y energía a la vez, y que no haga falta girarlos como a los USB actuales. El problema es el lugar que ocupan los puertos Lightning en este futuro, pero no es que Apple sean famosos por reconocer un error.

Al menos la MacBook Pro tiene jack para auriculares de 3.5 milímetros.

Comenta!