Los autos LEGO ayudan a los estudiantes de física a aprobar los exámenes

Los LEGO ya no son cosa de chicos y llegaron a la Universidad. Parece que los bloquecitos de colores son buenos para estudiar física. Enterate todo en esta nota.

Grandes y chicos, geeks y coleccionistas mueren por los Lego. Ahora, la compañía de bloques más famosa del mundo dejó los anaqueles de las jugueterías para pasar a formar parte de los materiales indispensables de los estudiantes de Física de la Flinders University de Australia. Allí, los alumnos utilizan los autos Lego para aprender conceptos como error de medida y variabilidad, así como a mejorar sus habilidades para entregar reportes y sobre todo, a tener confianza. Un aplauso para los profesores de la materia Introducción a la Física, que tuvieron esta brillante idea.

Este divertido método, centro de una investigación del American Journal of Physics, ha ayudado a reducir año con año las tazas de abandono de la Universidad desde que fue introducido en 2014.

“Muchos estudiantes de primer año vienen sin siquiera tener habilidades para la ciencia o una primera exposición a la Física o a las Matemáticas mientras estaban en el Secundario. Esto puede hacer el trabajo de laboratorio extremadamente difícil y es un gran factor del aumento de abandonos de carrera. De esta manera, tienen la oportunidad de visualizar los conceptos fundamentales de la materia, así como las fórmulas para detectar la velocidad, rapidez y aceleración; también la energía cinética y aprenden cómo calcular los ángulos de tracción”, explicó Maria Parappilly, profesora de Física y cabeza del equipo creador de este innovador método de enseñanza.

Relacionada: Con Airbnb podés dormir en una casa hecha de LEGOS

Si, sabemos que mientras lees esta nota estás pensando en mudarte a Australia para estudiar con los Lego, pero la materia no es tan simple como parece. Los alumnos debe medir el tiempo que le toma a cada autito atravesar diferentes distancias, y compararlo con ciertas modificaciones como una superficie de alta o baja fricción, llantas de diferentes tamaños, pesos y alturas, para experimentar y sacar conclusiones.

Se espera que esta idea llegué a otras Universidades y Secundarios de Australia para luego ser lanzado en el mundo entero. ¿Te imaginás la UBA rodeada de Lego Car?

Comenta!