Suiza legalizó el uso de Sarco, una cápsula de suicidio asistido con muerte indolora en cuestión de minutos

Suiza legalizó el uso de Sarco, una cápsula de suicidio asistido. Te contamos cómo funciona y de qué se trata, en esta nota.

Philip Nitshke, físico y humanista australiano, presentó “Sarco”, una cápsula de suicido asistido para tener una muerte indolora y rápida. El dispositivo obtuvo su legalización en Suiza y se podrá utilizar en el país a partir del 2022.

La eutanasia es uno de los debates más delicados de la actualidad, y mientras en países latinoamericanos como Argentina aún se encuentra en proceso de legalización, en otras partes del mundo como Suiza no solo ya tiene validez legal en forma de “suicido asistido”, sino que también trabajan en distintos métodos para que sea más fácil, rápido y menos doloroso para el paciente. La diferencia entre eutanasia y suicidio asistido es que en la primera es el personal médico o un familiar quien decide terminar con la vida del paciente, mientras que en la segunda es el mismo paciente quien toma la decisión de acabar con su vida.

Cómo funciona Sarco, la cápsula de suicidio asistido

Sarco es una invención que lleva en desarrollo varios años, pero no fue hasta ahora que las regulaciones de Suiza decidieron darle luz verde a su uso en casos de suicidio asistido. Se trata de una cápsula que puede diseñarse con impresoras 3D y transportarse a cualquier locación para que la utilice el paciente, quien se recuesta dentro, se encierra herméticamente y, una vez pulsado el botón para iniciar el suicidio asistido, entra rápidamente en un estado de desorientación hasta morir.

Según Nitshcke, Sarco funciona con un sistema que expulsa nitrógeno en el interior de la cápsula para reducir el nivel de oxígeno de 21% a 1% en tan solo 30 segundos. En ese momento, el paciente sentirá desorientación o una pequeña sensación de euforia hasta perder la consciencia completamente: posteriormente, morirá a causa de hipoxia (falta de oxígeno) e hipocapnia (falta de dióxido de carbono) sin dolor ni sensación de ahogo, de acuerdo al físico.

RELACIONADO  13 Reasons Why: ¿por qué Netflix quitó la escena del suicidio?

Su creador lanzará un modelo definitivo en Holanda, 2022, y busca sumar una cámara que permita comunicarse con personas en el exterior, además de filmar el consentimiento del suicidio asistido, e incluso espera que en un futuro se pueda utilizar Sarco sin la presencia de un médico para realizar un análisis psiquiátrico del paciente, sino a través de una IA.

Comenta!