Review Ruiner: donde el Dark Souls y el Cyberpunk conviven

Para los fanáticos de la dificultad, los Shoot’em Up y el Cyberpunk, llega un híbrido que nos va a dejar contentos y adoloridos: Ruiner. ¿Será este uno de los juegos más difíciles de los últimos tiempos? ¡Te lo contamos en esta nota!

RUINER, lo nuevo de Devolver Digital (creador de Hotline Miami) y Reikon Games, nos pone en la piel de un Cyborg con sólo un objetivo en la mente: MATAR.

La dificultad en los videojuegos es algo que en un principio existía para alargar la vida útil de los videojuegos y justificar el precio con una larga duración de gameplay. Con los años, un nuevo nicho de gamers que ama los desafíos y la dificultad nació, haciendo viable la existencias de nuevas IPs basadas puramente en una dificultad extrema y una satisfacción igual de grande al completar el juego.

Relacionado – Gorn: conocé el nuevo juego VR de Devolver Digital y Free Lives

La saga Souls y la saga Ninja Gaiden son dos de los estandartes de este subgénero que poco tiempo tiene de haber nacido, pero llegó para quedarse. Si bien ocasionalmente hemos tenido el infortunio de encontrarnos con juegos difíciles pero no lo suficientemente pulidos como para hacer de su dificultad un desafío interesante, RUINER no es uno de ellos.

La dificultad de RUINER puede llegar a ser desalentadora por momentos, pero nuestro personaje podrá ganar habilidades y volverse cada vez más poderoso, así como nosotros (el jugador) también. Esto significa que nosotros aprendemos a manejar nuestras habilidades tanto como nuestro personaje, haciendo que cada derrota sea nuestra culpa y cada victoria nuestro mérito.

Es a tal punto que las nuevas habilidades y nuestra capacidad de mejorar son vitales para el juego, que al comenzar un segundo gameplay con todo al máximo vamos a disfrutar de esta aventura el triple, pudiendo hacer gala de todo lo que aprendimos y desafiarnos a nosotros mismos a terminar niveles sin recibir un solo disparo, algo que es completamente factible luego de tanto entrenamiento al límite.

La historia de RUINER comienza con un personaje llamado “Your Master” ordenándote que mates a “BOSS“. Sin ningún otro tipo de premisa ni información, nuestro personaje escucha y obedece, matando a Boss y desatando una historia Cyberpunk de traiciones, parientes perdidos y corporaciones que dominan el mundo mundo. La historia contiene en sí momentos divertidos y bien guionados, pero es evidente que este no es su fuerte, ya que RUINER se centra mucho más en el viaje que en otra cosa.

El gameplay de RUINER es una extraña fusión entre un Shoot’em Up y un Bullet Hell, nuy similar a “Furi” pero con escenarios más largos y con un incomparable sabor a ciencia ficción. El combate es exactamente lo que podemos esperar de esta fusión: adrenalínico, variado y rápido, haciéndonos que dependamos más de nuestros reflejos que de nuestras deducciones, al punto de que si nos quedamos quietos un momento, probablemente signifique nuestra muerte.

Los primeros niveles serán los más crueles, ya que sólo vamos a contar con un Bate y una Ametralladora bastante básica (pero que eventualmente podremos upgradear), además de la posibilidad de esquivar. Esto va a resultar, inevitablemente, en incontables muertes hasta que podamos adquirir mejor armamento y mejores reflejos para manejar a nuestro condenado Cyborg.

Si bien en los diferentes escenarios vamos a encontrar nuevo arsenal mucho más destructivo, todas las armas excepto nuestra metralleta son de uso limitado, obligándonos a que no dependamos mucho de las nuevas armas y siempre nos centremos en llevar al máximo nuestro arsenal inicial.

Las habilidades más comunes que nuestro Cyborg tendrá a su disposición son esquivar, activar una buena variedad de escudos con diferentes aptitudes, lanzar granadas paralizadoras y activar un modo berserker que te sacará las papas del fuego más de una vez.

El combate en RUINER está totalmente diseñado alrededor de estas habilidades, lo que nos va a obligar que tengamos bien en claro qué habilidad usar y en qué momento, ya que este juego no nos da espacio para los errores y un cálculo erróneo nos va a llevar a una muerte inevitable.

Las habilidades las podremos destrabar y upgradear usando skill points que iremos ganando al subir de nivel o cumpliendo misiones secundarias. Además, RUINER nos da la posibilidad de replantearnos nuestra estrategia en cualquier momento, ya que los puntos que usemos para subir nuestras habilidades, los podremos re ubicar en otras en cualquier momentos que nos parezca. Lo bueno de esto es que si estamos perdiendo mucho ante un jefe o un escenario específico, podemos replantearnos nuestras habilidades y sobrevivir la situación utilizando temporalmente habilidades específicas y volver a nuestro plan común una vez superado el desafío.

Relacionado – Review Observer: paranoia, detectives en el futuro y guiños a Blade Runner

Este aspecto del gameplay se vuelve casi imprescindible a medida que avancemos, ya que los enemigos irán variando así como sus fortalezas y debilidades, obligándonos a replantearnos nuestra estrategia de cuando en cuando para salir airosos de cada uno de los difíciles desafíos que RUINER nos plantea.

En el juego nos iremos encontrando no sólo hordas de enemigos, sino también subjefes y jefes que van a poner a prueba todo lo que aprendimos en ese nivel, siendo los últimos jefes los más difíciles ya que testearán todas nuestras habilidades.

Los subjefes suelen ser los más divertidos y desafiantes ya que son enemigos normales pero con gran arsenal o habilidades similares a la nuestras, lo que nos lleva a peleas épicas de reflejos y astucia, siendo extremadamente satisfactorias una vez que las conquistamos.

A la hora de buscar un desafío que se vea y sienta como las más alocadas fantasías Cyberpunk, RUINER es un boleto ganador. Y aunque a veces nos sintamos algo frustrados por morir incansablemente, conquistar finalmente ese tramo letal que tanto estábamos padeciendo, es una de las sensaciones más gratificadoras que el mundo del gaming puede ofrecerte.

RUINER está disponible para PC Windows, PS4 y XBOX One a U$D19.99.-

Comenta!