Review South Park: The Fractured But Whole – ¡comedia, estrategia y Civil War!

South Park: The Fractured But Whole se hizo esperar, pero ya está acá para que recorramos el pequeño pueblo de Colorado junto a sus (¿super?) héroes. Leé todos los detalles, novedades, y más, ¡en esta review!

South Park tiene un nuevo videojuego basado en la conocida serie, desarrollado por Ubisoft para PlayStation 4, Xbox One y PC. Se trata de South Park: The Fractured But Whole, el cuál en Cultura Geek estamos jugando hace varios días y lanzará oficialmente el 17 de octubre de 2017. Este juego, pensado desde los cimientos tanto por Ubisoft como los creadores originales Matt Parker y Trey Stone, nos vuelve a poner en control del “chico nuevo” para permitir que recorramos el pueblo e interactuemos con los diferentes personajes de la serie en formato RPG y mundo abierto.

La premisa de South Park: The Fractured But Whole es simple – los chicos se cansaron de jugar a los caballeros y magos, y se les da por jugar a los superhéroes. Nuestro personaje (que podemos crear con los rasgos que queramos) a esa altura era rey, pero ahora que cambiaron de juego, tendrá que probarse de nuevo a sí mismo, empezando de cero. Los chicos están divididos en dos equipos, el “Marvel vs. DC” de la franquicia, con Coon & Friends por un lado y Freedom Pals por el otro, cada uno con sus propios héroes que eventualmente podremos controlar en batalla junto a nuestro protagonista.

RELACIONADO – South Park: Retaguardia en peligro ya tiene tráiler y fecha de estreno

El combate en South Park: The Fractured But Whole es parecido a lo que vimos en The Stick of Truth, pero ligermante diferente. Sigue siendo combate por turnos (“pase usted“, “después de usted“), pero ahora las peleas se desarrollan sobre grillas cuadriculadas de diferentes tamaños, de acuerdo al número de personas involucradas en combate. En algunos combates incluso vas a controlar a cinco chicos a la vez (incluyendo al “chico nuevo”, que usas siempre) mientras peleas con otros superhéroes, chicos de sexto grado, meseras de “pasitas“, o ninjas del barrio. Hablando de nuestro protagonista, este puede activar hasta 3 clases simultáneas de un total de 8 que podés cambiar en cualquier momento al hablar con Cartman, para que puedas usar los poderes que quieras sin volver a empezar.

Sin embargo, la mayor parte del juego toma lugar fuera del combate. Casi todo el juego estaremos recorriendo el pueblo, entrando a las casas o lugar de trabajo de los personajes mientras buscamos items, pedazos de trajes de superhéroes, o hacemos recados para los personajes. A la vez, hay muchísimos objetos coleccionables fuera de los trajes como arte yaoi de Tweek y Craig, o misiones estilo hacer caca en cada uno de los baños de la ciudad con un minijuego alusivo que duran todo el juego. Sumá a esto las misiones cortas que agregan a la historia principal, y tenés un RPG lleno de actividades donde vale la pena hablar con todo el mundo, en especial porque los diálogos y la comedia son excelentes y lejos lo mejor del juego.

Hablando del humor del juego, donde más se nota que South Park: The Fractured But Whole progresó por encima de The Stick of Truth es en este aspecto. South Park es famoso por ser irreverente, y no guardarse nada – escatología, raza, religión, sociedad, sexo, ellos se meten con todo. Sin embargo, en el primer juego, el humor de los pedos estaba particularmente enfatizado al punto que ya cansaba. Esta nueva entrega sigue teniendo pedos (hay un botón del joystick dedicado pura y exclusivamente a eso), pero el juego en general es mucho más variado y completo. Los pedos ahora son más una herramienta para resolver puzzles se que el foco de la trama.

RELACIONADO – South Park: Phone Destroyer comenzó su etapa de pre-registro

Cuando empezamos a jugar South Park: The Fractured But Whole notamos que teníamos unas pocas habilidades para usar en combate y exploración. Esto se soluciona con el paso de las horas, a medida que nuestro protagonista descubre más poderes y formas de interactuar con sus aliados. Por ejemplo, podés tirarle pedos a Capitán Diabetes para que adquiera superfuerza y corra obstáculos del camino, o tirarle pedos a la Cometa Humana para desplazarte por los aires y hacer “parkour“. También podemos usar pedos para detener el tiempo o revertirlo y detener ataques mortales. El juego está lleno de puzzles que resolveremos de a poco, a medida que desbloqueamos más habilidades y podemos volver a lugares donde ya estuvimos antes.

Mientras más juegues, más opciones de personalización vas a poder desbloquear. Por ejemplo, tu personaje (que ahora puede ser hombre o mujer) podrá vestir trajes alusivos a distintos superhéroes como Capitán América, Spider-man, Batman, Wonder Woman, Pantera Negra, o Daredevil en geniales homenajes que lindan con infringir copyrights de Marvel y DC pero salen airosos a puro carisma y creatividad. Los homenajes son obvios, pero geniales – eso sí, como jugadores los disfrutaremos mucho más mientras más sepamos de cómics. Por suerte, y aunque la referencias a la serie original también están, esta vez no es necesario haberla visto para entender la gran mayoría de los chistes.

South Park: The Fractured but Whole es un juego completísimo que te va a mantener pegado a la pantalla de principio a fin, sin aburrirte en ningún momento, seas fan de South Park o no. Los juegos licenciados tienen el inconveniente de muchas veces no saber qué es lo que hace genial a la franquicia original, pero el equipo de Ubisoft entendió que al darle rienda suelta a los creadores para seguir su instinto deviene en un juego que aprovecha todas las fortalezas de la serie original y agrega un par de cosas propias. Esta es una nueva chance para recorrer el pequeño pueblo de Colorado como si vivieras en él como uno de sus habitantes, pero también de jugar un RPG que simplemente está bien escrito, y es único en su tipo.

One Comment

  1. Pingback: Top 10 de logros "cringe" en videojuegos: los diez trofeos más cuestionables - Cultura Geek

Comenta!