Review Samsung Galaxy A52: un gama media que te cuestiona la compra de un Galaxy S

Samsung sorprende nuevamente con un nuevo dispositivo gama media, el Galaxy A52 que te hace cuestionarte lo caro que salen los gama alta. Todos los detalles, especificaciones y experiencias de uso ¡en esta nota!

Galaxy

Desde que Samsung decidió decirle adiós a la Serie J para abocarse a las demás familias vimos muchas mejoras en sus gamas media y baja. Uno de los cambios más notorios fue en la Familia A, una línea que tiene una amplia variedad de opciones para todos los gustos y necesidades. En Cultura Geek probamos el nuevo Galaxy A52, un gama media que le pone el pecho a sus hermanos gama alta con su pantalla de 90Hz, una potencia que se destaca y una autonomía de 48 horas. Conocelo a fondo ¡acá!

DISEÑO

El Galaxy A52 llega con un diseño sumamente elegante y pulido, con terminaciones dignas de cualquier dispositivo gama alta… aunque muchos pueden llegar a cuestionar sus materiales de construcción. En la parte frontal tenemos una pantalla cubierta por Gorilla Corning Glass 5, una mejora en comparación al Glass 3 del A51, con una pequeña perforación en la parte central superior que aloja la cámara selfie y bordes completamente reducidos.

Por otro lado, tanto la parte trasera como los laterales del Galaxy A52 están fabricados en plástico, hasta incluso el modulo de cámaras esta integrado a la carcasa posterior. Sin dudas se trata de un diseño novedoso y da la sensación de que se fabricó en un sola pieza. Además, sus colores Awesome Black, Awesome White, Awesome Violet y Awesome Blue (este último fue el que probamos), hace que parezca que esta con una carcaza puesta.

En la mano, sin funda (cosa que nadie va a usar jamás salvo algún atrevido) se siente cómodo, suave y liviano. El diseño y los colores pastel son una tendencia en el mercado de Brasil, y por eso quizás llega a la Argentina al a gama media.

El micrófono principal, puerto USB Type-C, altavoz y conector Jack de 3.5 mm (si! tiene!) del Galaxy A52 están ubicados en el borde inferior, mientras que en el superior tenemos una bandeja para el chip Nano SIM y la microSD. Por último, en el lateral izquierdo no encontramos nada, más que un borde sumamente pulido en un tono celeste oscuro, y del contrario se ubica el control de volumen y en botón de encendido/apagado.

El Galaxy A52 es sumamente ligero, sin embargo nos da la sensación de que se nos puede caer en cualquier momento si lo sostenemos con una sola mano por la suavidad de los materiales. Lamentablemente el uso de plástico en la carcasa posterior hace que se torne resbaloso, además de que este material es mucho más propenso a los rayones que uno Corning Glass como la serie S. Sin embargo, esto se puede remediar con tan solo utilizar una funda protectora. 

Un detalle interesante, que no podemos decir que suceda en la Serie S, es que en la parte posterior  no sobresale demasiado las cámaras. Si bien para muchos no es muy relevante, la realidad es que uno siempre apoya el dispositivo con la pantalla hacia arriba y que el módulo de cámara haga “bailar” al dispositivo apoyado puede terminar con un rayón o una caída, además de la posibilidad de dañar a los lentes.

PANTALLA

El Galaxy A52 porta una pantalla Super AMOLED de 6.5 pulgadas con una resolución de 1080 x 2400 pixels, 20:9 ratio y 407 PPI. Como mencionamos al principio, la parte frontal de este dispositivo posee unos bordes sumamente delgados dándonos una relación cuerpo-pantalla de 84.1 por ciento.

La pantalla del Galaxy A52 posee además un nivel de brillo de 800 nits lo que nos permite amoldar el mismo a gusto. Por supuesto también tendremos la posibilidad de configurarlo para que se ajuste automáticamente y lo mejor de todo es que aunque estemos en un día de playa con pleno sol no tendremos problemas en visualizar el contenido.

Por supuesto tendremos también la posibilidad de configurar la pantalla con dos perfiles: Vivido y Natural, en donde también tendremos un control deslizante para ajustar los niveles RGB. Pero la frutilla del postre es nada más y nada menos que Samsung introdujo la frecuencia de refresco de 90Hz a la familia A.

Y a diferencia de otros equipos de gama media con 90hz, tendremos la posibilidad de configurar la tasa de refresco en 90Hz, 60Hz o adaptable, como sucede en la Serie S. Lo ideal, a nuestro criterio, es configurar esto en modo adaptable para que podamos disfrutar del contenido de acuerdo a sus características, teniendo una experiencia mucho más fluida.

Teniendo en cuenta todas las especificaciones de la pantalla del Galaxy A52 realmente tiene un muy buen desempeño, la experiencia es sumamente adaptativa y muy fluido al visualizar cualquier tipo de contenido. El panel responde rápido, de forma precisa; los colores que muestra la pantalla son sumamente nítidos, con una buena tonalidad… hasta podríamos decir perfectos y reales. Lo mejor de todo es que podemos elegir el modo oscuro o bien activar el filtro de luz azul o Eye Comfort Shield para no dañar los ojos en esos scrolleos de medianoche.

Por último, debajo de la pantalla encontramos el lector de huellas dactilares que funciona, aunque por el momento puede parecernos un poco lento, claro si lo comparamos con un Galaxy S21 Ultra.

RENDIMIENTO Y AUTONOMÍA

En el motor del Galaxy A52, tenemos un Qualcomm Snapdragon 720G acompañado por 6GB de memoria RAM y 128GB de almacenamiento interno, expandible a 1TB mediante microSD. Por supuesto por sistema operativo tenemos Android 11 y la capa de personalización de Samsung, el software One UI. Los 128 gigas, el nuevo standard en la gama media, es un punto que se asemeja mucho a las gamas altas, que hoy ofrecen 128 y 256 como máximo.

Un detalle interesante del Galaxy A52 es que posee conectividad 5G a pesar de que aún en la Argentina no tenemos la posibilidad de usar esas bandas.

Por otro lado, el Galaxy A52 cuenta además con conexión WiFi con soporte para bandas 2.4GHz y 5.8GHz; NFC y Bluetooth 5.0, algo que no podía faltar en este extremo de la gama media. Como si esto fuera poco, tiene además certificación IP67 por lo que es resistente a los golpes y agua, sin dudas se aprecia la inclusión de esta clasificación.

Pero ahora pasemos al rendimiento, probamos durante varios días días Galaxy A52 y realmente es un dispositivo que puede competir tranquilamente con sus hermanos de la Serie S. Sin dudas su procesador, junto con la memoria RAM, hacen que el dispositivo no titubee en ningún momento, ya sea después de estar 2 horas jugando al Call of Duty con una configuración gráfica en Alta o después de pasar muchas horas en TikTok (nos sacrificamos para reseñar el producto).

Los tiempos de respuesta son sumamente rápidos, no notamos en ningún momento lag o que el Galaxy A52 tenga alguna demora al abrir alguna aplicación. Las transiciones entre apps son rápidas y responde a cualquier comando en milisegundos. Esto realmente nos proporciona una experiencia fluida, lo que hace realmente pensar en que tipo de publico somos. Por más que deseemos un gama alta, la diferencia de precio es demasiado alta y quizás no necesitas tanto, ya que un equipo como este puede cumplir con todas las expectativas.

Pero ahora llego el momento de hablar de autonomía. El año pasado vimos flaquear un poco a la Serie A en materia de rendimiento de batería, pero este año cambió radicalmente. 

El Galaxy A52 porta una batería de 4.500 mAh con carga rápida a 25w, y a diferencia de los S21 que valen 100 mil pesos más (si, todavía no te lo perdonamos 😡 ), este viene con un cargador de 15Watts incluido en la caja.

Sus 4.500mAh le toman cerca de 2 horas llegar al 100 por ciento con un cargador de 15W. Realmente el Galaxy A52 sorprende por su autonomía, más aún con un uso bastante extenso. Con una configuración de pantalla adaptable, combinándolo con varias horas en el Call of Duty Mobile, Whatsapp, TikTok y redes sociales logra alcanzar las 72 horas sin ningún problema. 

La realidad es que esta nueva generación de la Serie A de Samsung nos logró sorprender. Lo mejor de todo es que si al Galaxy A52 le damos un uso completamente relajado, es decir nada más que llamados, redes sociales y mensajería instantánea, no tiene ningún problema en superar las 96hs.

Este dispositivo es ideal para quienes busquen despreocuparse al salir de su casa y no regresar hasta el día siguiente. Podemos decir que el Galaxy A52 no depende ni de un cargador a 25W para poder darnos días de autonomía. Dicho esto, una diferencia que se puede apreciar con su competidor más cercano, el Motorola G100 es que la Serie A no permite usar el Samsung Dex, es decir, convertir el teléfono en una mini PC para conectar con una pantalla o via USB con una PC.

CÁMARAS 

El Galaxy A52 cuenta con un módulo compuesto de cuatro Lentes. Por un lado tenemos un sensores wide de 64 MP, con apertura de f/1.8, un tamaño de pixel de 0.8µm, PDAF y OIS; y un ultrawide de 12 MP, f/2.2, un ángulo de visión de 123 grados y 1.12µm de tamaño pixel. Por otro lado contamos con un sensor macro y un depth de 5MP con apertura f/2.4, respectivamente. 

Por supuesto, como siempre contamos en el Galaxy A52 con los modos de Retrato, panorámica, profesional, dibujos AR, hiperlapso, cámara lenta y cámara rápida. Una de las novedades que también tenemos en este dispositivo, es que gracias al software One UI 3.1, es el modo video profesional en donde podremos configurar el balance de blancos, la apertura del lente, ISO y mucho más.

Si toda esta info es demasiada data dura, o si realmente no te importan los números sino el rendimiento en el día a día, te podemos decir que Samsung sin dudas mejoro sustancialmente el software de cámaras, además de incluir tecnología de última generación. Utilizar la cámara principal del Galaxy A52 durante el día o la noche sin dudas nos proporcionará fotografías de calidad.

Los tiempos de obturación son extremadamente rápidos, ya sea que estemos a plena luz del día, con luz ambiental o durante la noche, incluso si utilizamos el modo nocturno. La optimización de escenas nos proporcionará la ayuda necesaria para calibrar las lentes y obturar y tiene 10X de zoom óptico por si queres hacer algún detalle sin pixelar la foto.

El balance de blancos con la configuración automática es correcto, el contraste es perfecto y los colores son fieles a la realidad. La nitidez se puede apreciar ya sea mirando la imagen de forma normal o agrandándola en la pantalla del dispositivo. Claro, que esto último sucede a la luz del sol o con iluminación ambiente.

Pasando al desempeño de la cámara durante la noche, seguimos manteniendo los mismos tiempo de obturación. Capturar la escena durante la noche no presenta ningún tipo de retraso, la iluminación de la calle no presenta un problema en la exposición, ni a la hora de usar el modo nocturno. Las imágenes son lo bastante nítidas, el ruido puede presentarse a la hora de agrandar la imagen o bien cuando utilizamos el zoom. Un detalle que hay que destacar es esto último, durante el día, utilizar un zoom moderado nos permitirá captar en detalle aquel objeto que deseamos obturar. Por supuesto mientras más cerca estemos y menos zoom utilicemos la imagen será más nítida y con menos ruido.

Por último, tenemos una cámara selfie que se siente un alivio en la gama media. El Galaxy A52 cuenta con un lente wide de 32 MP, f/2.8, un tamaño de pixel de 0.8µm y HDR. También tendremos disponibles las opciones de retrato, modo nocturno y los distintos filtros para poder darle un toque especial a nuestra selfie.

Al igual que la cámara principal, la lente secundaria tiene un desempeño más que admirable proporcionándonos imágenes de calidad y con una gran nitidez. Durante la noche podemos tener un poco de ruido, pero nada que no nos permita lograr una selfie elegante.

El sistema de cámaras del Samsung Galaxy A52 se destaca sin dudas dentro de esta gama y puede competir tranquilamente con el Galaxy S20FE. Los resultados que obtendremos son increíbles, incluso si obturamos en un auto en movimiento.

CONCLUSIÓN

El Galaxy A52 es un smartphone gama media con aires de gama alta y no tiene miedo en competir con sus parientes, como el Galaxy S20FE. Este dispositivo es ideal para quien busque rendimiento, potencia un sistema de cámaras que realmente se destaca y, por sobre todo, con batería para muchos días. El sistema operativo es el mismo, la potencia le alcanza para los juegos y sus fotos y videos si bien no son iguales al S21, la gran diferencia de plata hace que quizás te plantees cuan necesaria es esa ventaja de los gama alta por sobre este gama media.

El Galaxy A52 posee una excelente relación precio-calidad y está a más de 100 mil pesos de los Galaxy S. Si estabas pensando que para tener un dispositivo con todas las características que mencionamos anteriormente tendrías que desembolsar un gran dineral, la realidad es que hoy el precio está por debajo de lo que pensábamos. El Galaxy A52 se puede adquirir desde la página página Samsung por 54.999 pesos con 6 cuotas sin interés. 

Comenta!