Review Moto G60s: batería para todo el día, rendimiento optimizado y pantalla de 120hz

En Cultura Geek pusimos a prueba al Moto G60s, un dispositivo que ofrece casi dos días de autonomía, un rendimiento optimizado, pantalla de 120hz pero con algunas concesiones. Conocelo ¡en esta nota!

Hace unos meses Motorola agrandó su afamada Serie G con el lanzamiento de los dispositivos aniversario Moto G30 y Moto G100. Tiempo después la compañía sumo a esta galardonada Familia el Moto G60s, en Cultura Geek quisimos poner a prueba al hermano del medio y contarte todo sobre su autonomía, rendimiento optimizado con una pantalla a 120Hz pero con una cámara que podría dar un poco más.

DISEÑO

El Moto G60s es la versión accesible del G60, algunas de las diferencias que encontramos son en cuestión de materiales de fabricación y, por supuesto, en hardware. En este modelo el material de fabricación es plástico, en vez de metal, y esta presente en su parte posterior y laterales. Si bien el plástico lo hace bastante resistente a los golpes, suele ser más propenso a los rayones, menos resbaladizo y gracias a su funda protectora (incluida en la caja junto al cargador) evitamos que se convierta en un atrapa huellas.

En la parte frontal del Moto G60s se ubica una pantalla LCD de 6,8 pulgadas con una relación cuerpo-pantalla de 85.3 por ciento. Los marcos son bastante reducidos y la cámara selfie esta embebida en la pantalla mediante una perforación cerca del borde superior, en el centro, que casi no se percibe.

Pasando a los laterales, del lado derecho nos encontramos con un botón dedicado para Google Assistant, el control de volumen y el encendido/apagado; del opuesto tendremos la bandeja para la MicroSD y el Chip.  En el borde superior encontramos al conector Jack 3.5mm para los auriculares que se mantiene en esta gama y un micrófono secundario. En el inferior el USB Type-C, micrófono principal y altavoz. Por último, en la parte trasera se ubica, cerca de la esquina superior izquierda, el modulo rectangular que aloja las lentes principales y el Flash LED, y en el centro se esconde el sensor de huellas, que en este caso a diferencia de otros equipos no está en la pantalla ni en el lateral. Para algunos resulta incómodo por la posición, pero esto va a depender de tus usos anteriores con otros celus y del tamaño de tu mano.

El Moto G60s tiene un diseño simple, a la vista no pareciera ser de plástico pero al tomarlo en las manos se siente el material de fabricación. El dispositivo es cómodo de manipular con una mano y es fácil de acostumbrarse a medida que pasan los días. Un dato interesante es que es repelente al agua, que no quiere decir que puedas sumergirte con él a la pileta, pero si usarlo con tranquilidad bajo la lluvia o sin riesgo ante algún salpicón.

PANTALLA

La pantalla del Moto G60s, como mencionamos, es un display IPS LCD de 6.8 pulgadas son una resolución Full HD+ (1080 x 2460 pixeles), unos buenos 395 PPI (pixeles por pulgada), HDR10 y 450 Nits. Un detalle es que este dispositivo, al igual que la versión estándar, incorpora una tasa de refresco de 120Hz mejorando la fluidez no solo en los juegos sino también a la hora de visualizar contenido. Este es uno de los puntos más altos del equipo, con la misma taza de refresco, por ejemplo, que el iPhone 13 Pro.

En el Moto G60s los colores están correctamente saturados, nítidos y con un buen nivel de contraste, eso si, solo podremos optar solo por dos modos de visualización ya que no tendremos mucho poder de manipulación en la configuración de la pantalla. Con respecto a la fluidez, los 120Hz se notan, aunque claro dependiendo del contenido que estemos visualizando, ya sea en las redes sociales o jugando al Call of Duty Mobile.

El nivel de brillo de la pantalla del Moto G60s es correcto, aunque si estamos a pleno sol nos costará visualizar el contenido, pero es algo normal que sucede en casi la mayoría de los celulares. Un detalle que nos dejo con gusto a poco es el tiempo de respuesta de la pantalla, aunque esto se le puede atribuir al film, acá está la batalla de colocarle un film carísimo o dejar la pantalla libre, es cuestion de gustos o de bolsillo. En el Moto G60s se vuelve a repetir el mismo problema que en el Moto G9, la película protectora que trae de fabrica logra que perdamos la paciencia al manipular la barra de navegación. Recomendación: “Quitar el film y colocar uno nuevo o un hidrogel para proteger la pantalla… pero….💸💸💸💸”.

RENDIMIENTO Y AUTONOMÍA

En cuanto al corazón del Moto G60s tenemos un procesador Mediatek Helio G95 con el chip MT6382 de 12 nm Octa-core a 2.05GHz. Este chipset esta acompañado por una memoria RAM de 6GB y un almacenamiento interno de 128GB con la posibilidad de ampliarlo hasta 1TB mediante tarjeta microSD. Siempre celebramos el nuevo standard de Motorola de 128GB, es algo que llegó para quedarse y empuja a los gamas más altas a algo más.

En lo que respecta al funcionamiento, tenemos un buen rendimiento, no hay ningún delay si transaccionamos de una app exigente como el juego del Call of Duty que usamos de base de testeo, a Facebook o WhatsApp. Por otro lado, tenemos un tiempo rápido de respuesta al ejecutar cualquier tipo de acción en el dispositivo, incluso al momento de desbloquearlo.

Pasando a la materia gráfica, el Moto G60s se desenvuelve bastante bien, pudimos disfrutar de varias partidas en juegos exigentes con una configuración de calidad alta. No notamos sobrecalentamiento ni tampoco ningún tipo de lag al volver a la rutina. Incluso hasta la autonomía tampoco se vio afectada en grandes proporciones, pero ahora hablaremos de ello. Eso si, si vas a probar el juego en la calidad Muy alta/Max el lag va a empezar aparecer y la partida no será la misma.

En lo que respecta a la autonomía, en este dispositivo de la serie G de Motorola contamos con una batería de Li-Po 5000 mAh con carga rápida hasta 50w. con el cargador incluído, realmente la carga es rápida, en 15 minutos alcanzamos un 30 por ciento de carga, por lo que en una hora tendremos la batería al 100 por ciento.

Pero ¿y la duración? Como es costumbre, Motorola ofrece en casi todos sus dispositivos una batería capaz de soportar cualquier tipo de situación, y el Moto G60s no iba a ser la excepción. Con un uso de pantalla de 8 horas y relajado, pero sin dejar de ver videos en TikTok, charlar por WhatsApp o jugar unas partiditas al COD Mobile, el dispositivo alcanzó tranquilamente los dos días de autonomía. Sin embargo, si pasamos a un uso más intensivo como, “muchas partidas” en nuestro juego favorito, 10 horas de pantalla tendremos un promedio de autonomía de 24 horas… pero sin dudas podemos quedarnos tranquilos y olvidarnos el cargador en casa.

CÁMARAS

Pasando al último apartado de este análisis tenemos las cámaras. El módulo de cámaras principal está compuesto por cuatro lentes. Por un lado nos encontramos con un sensor de 64 MP (wide) de ultra-alta resolución, con una apertura de f/1.7, PDAF y tecnología Quad Pixel. Luego tenemos un segundo sensor ultra-amplio de 8MP con un ángulo de visión de 119 grados y apertura de 2.2. Por último, contaremos con una lente Macro de 5MP y un sensor de profundidad de 2MP, ambos con una apertura focal de 2.4.

El Moto G60s incorpora el modo de Captura Dual en donde podremos grabar videos o tomar fotos con las cámaras posteriores y selfie al mismo tiempo. Por supuesto encontraremos modos de fotografía como: retrato, recorte, color directo, night vision, panorámica, selfie grupal, ultra-res, pro y captura doble. En los modos de video tendremos opciones de cámara lenta, color directo, captura doble y más. También tendremos la posibilidad de grabar en 4K a 30/120fps y a  1080p a 30/60/240fps.

El Moto G60s funciona bien y es aceptable, pero quizás esperábamos un poco más de las cámaras como siempre la compañía suele destacarse, o defenderse bastante bien, en este segmento. La cámara del Moto G60s a plena luz del día nos permite obturar sin problemas, el enfoque es rápido y preciso, no hay sobre exposición ni casi nada para objetar.

Las imágenes obturadas son nítidas, manejan un buen nivel de contraste, el color podría considerarse que no es tan vivido como en vivo y en directo, pero a nivel general el resultado es correcto. El ruido no esta presente, es posible hacer zoom sin problemas, por supuesto sin llevarlo al máximo para preservar la imagen.

En cambio al encontrarnos en un sector poco iluminado, con luz natural o en plena noche las cosa cambias. La obturación es mucho más lenta, incluso al punto de tener que presionar dos veces el botón de disparo. Obtener un buen resultado con escasas condiciones de luz se convierte en una campaña casi imposible de ganar, el ruido esta muy presente y tanto la obturación como el enfoque es bastante lento.

Por otro lado, el lente macro y de profundidad marcan la diferencia, claro si hablamos en condiciones de buena iluminación. Los resultados con ambos lentes son correctos, se puede apreciar un mejor detalle que obturando con la lente principal, por lo que es ideal si sos amante de la fotografía de detalle. Nuevamente tenemos una correcta exposición, los colores son un poco más pálidos que lo real, por lo que notamos un contraste bajo y falta de saturación, pero en general es correcto y agradable a la visa.

En cuanto a la cámara selfie, tenemos un lente wide de 16 MP con apertura de 2.2 y HDR, además de la posibilidad de grabar video en 4K a 30fps y a1080p a 30/60/240fps. A igual que la cámara principal, la lente selfie presenta los mismo problemas de enfoque a la hora de obturar en zonas con poca iluminación o por la noche.

La cámara selfie del Moto G60s tiene demoras en el enfoque y suele obturar con bastante lentitud por más que estemos en zonas bien iluminadas. Sin embargo, estas complicaciones no nos impedirá obtener selfies que den gusto subir a las redes sociales.

A nivel general las cámaras del Moto G60s nos brindará muy buenas imagenes dignas de guardar como recuerdo, eso si, siempre y cuando estemos en zonas con muy buena iluminación. Por las noches o en zonas con poca iluminación tendremos que armarnos de paciencia para poder obturar una escena sin sufrir de desenfoque o que el ruido se haga presente.

CONCLUSIÓN

El Moto G60s es el teléfono ideal para quienes busquen algo sencillo pero que al mismo tiempo le permita ejecutar distintas aplicaciones, tanto exigentes (como videojuegos) o no tanto (redes sociales, algún juego casual); una autonomía que resista días y una cámara para tomar fotos ocasionales. Este dispositivo se puede adquirir en color Azul o Aqua desde el sitio web de Motorola a un precio de 45.999 pesos en 6 cuotas sin interés.

Comenta!