Review Monster Hunter World: Iceborne – 100 horas más de achurar dinosaurios ¡en el hielo!

Monster Hunter World: Iceborne, la primera expansión del título de cazadores de Capcom, llegó con pocas novedades pero más de lo que amamos… y muchísimo más. Leé todos los detalles ¡a continuación!

Monster Hunter World: Iceborne es la primera expansión paga de la más reciente entrega en la saga de cazadores de monstruos de Capcom. Esta llega con más misiones, trajes, armas y lo mejor… monstruos y parajes. Así, la saga cada vez se siente más como un juego estilo de vida de esos que dedicamos cientos de horas, y donde el contenido y las cacerías con amigos jamás te van a faltar porque siempre vas a tener algo que hacer.

Monster Hunter World refinó la fórmula de la saga a su mejor estado al simplificar los detalles más obtusos, mejorar la presentación y el espectáculo, y conservar la esencia de las espectaculares cacerías a lo largo de sus enormes mapas. Esta entrega propone un renovado ecosistema para explorar, un paraje de hielo lleno de criaturas y nuevas armas para descubrir. El juego siempre goza de dosis de contenido frecuentes gracias a los eventos in-game, pero en este paquete llegó todo junto, con una nueva historia, opciones de jugabilidad y más de lo que te gustó pero mejor.

RELACIONADO – Monster Hunter: se filtró el primer adelanto de la película

La trama de Iceborne continúa directamente la del juego base y el despertar de los dragones. Este DLC cuenta los efectos de estos hechos, combinados con historias de familia, legados y búsquedas más personales en este trasfondo, concretamente la de tu Handler, la chica que nos da las quests en el juego base. Así, es por ella que tendremos la excusa para pasar 100 horas más de exploración y cacería donde veremos desde criaturas completamente nuevas hasta grandes clásicos de la saga.

Hoarfrost Reach no es la única locación de Monster Hunter: Iceborne y el juego es tan variado en cantidad de monstruos y escenarios que a veces volveremos a locaciones del juego base para cazar monstruos nuevos. Esto es bastante inteligente, ya que este DLC se las arregla para sentirse parte continuación de lo mismo al ofrecer versiones más desafiantes de criaturas que ya cazamos, hasta contenido suficiente para llenar una secuela completa en vez de una expansión.

Por otro lado, las criaturas no son exactamente las mismas pero sí más poderosas, además cuentan con variantes que suman nuevos ataques, efectos y motivaciones que se combinan con la trama para formar una historia. No es que estás peleando con el bicho de hace 80 horas pero más duro sino que las estrategias y organización serán completamente diferentes.

RELACIONADO – Review Gears 5: Todo lo que necesitas es amor y tu vieja Lancer

El plato principal de todo Monster Hunter son los monstruos que deberemos liquidar para crear armamento más poderosos para, a la vez, cazar criaturas más fuertes. Iceborne trae a grandes clásicos de la saga y enemigos nuevos por igual, junto con movimientos, herramientas e ideas para demolerlos. Por ejemplo, los usuarios de hachas ahora cuentan con un ataque multi-direccional que redondea su set, mientras que si tenés una gunlance podrás acceder a un ataque explosivo sin tener que preocuparte tanto por la munición.

El cambio más grande es la nueva Clutch Claw, una garra que llevaremos siempre con nosotros sin importar qué arma estemos usando. Con esta, podremos colgarnos de un monstruo y hacer que choque contra árboles, paredes de cavernas y más, además de acceder a nuevos movimientos que lo mareen o lo dejen abierto a un contraataque. Esta nueva opción táctica reimagina el combate para darnos muchísimas posibilidades de improvisar y taclear desafíos nuevos y clásicos. Su uso no es indispensable, pero es fiel al estilo de la saga de permitir que el jugador pruebe cosas y se las ingenie con cada enemigo.

En cuanto a Hoarfrost Reach, la nueva locación, es hermosa pero traicionera y cuenta con un diseño vertical que se luce. Hay partes del terreno que se rompen y podés caer a diferentes niveles, mientras que otros monstruos harán uso del ambiente para recoger objetos y lanzarlos contra nosotros -el peligro es constante y te sentirás como un verdadero sobreviviente. Eso sí, una vez que lo conozcas mejor, podés dar vuelta la cuestión y aprovechar tu garra para tender trampas, confundirlos sobre superficies que los dañen y más.

RELACIONADO – Review Control: misterios, caos paranormal, poderes y exploración

Uno de los componentes claves de Monster Hunter World: Iceborne es su multiplayer, el juego se siente más que natural cuando te aliás a otros cazadores para derrotar a las bestias más grandes. En un título tan centrado en el loot, no solo tenés la excusa de ser el que derrote a los monstruos más imponentes, sino el que luzca el mejor estilo y las más poderosas armas cuando te codees con otros cazadores para destruir bestias que, de otro modo, estarían fuera de tu alcance.

Conclusión

Monster Hunter World: Iceborne definitivamente es más de lo mismo, pero esto es lo mejor que le podría haber pasado a los fanáticos. Esta entrega redefinió la saga por completo al eliminar cosas y momentos que estaba de más y dejarnos la tensión de la caza, el espectáculo de la lucha y la alegría de la victoria. Iceborne conserva todo eso, suma herramientas y horas -incontables horas de contenido. Si te parecía que ya no te quedaba mucho por ver, te avisamos que no podrías estar más equivocado.

Monster Hunter World: Iceborne

FECHA DE LANZAMIENTO 6 de septiembre de 2019
DESARROLLADOR Capcom
DISTRIBUIDOR Capcom
PLATAFORMAS PlayStation 4 – Xbox One

One Comment

  1. Pingback: Nintendo Direct: Fechas, tráilers e información detallada de todos las novedades del evento - Cultura Geek

Comenta!