Review Destiny 2: Curse of Osiris – un DLC con potencial y lleno de máquinas

Destiny 2: Curse of Osiris es el primer paquete de DLC en la saga, y nos enfrentará a una horda de máquinas Vex de la mano de un nuevo personaje. Conocé qué hay de nuevo en esta entrega, ¡en esta nota!

Destiny 2: Curse of Osiris, el nuevo paquete de DLC de la saga, ya está entre nosotros para traer nuevas actividades, misiones, contenidos y armas a los jugadores. Con una nueva historia de la mano del guardián legendario Osiris, mapas multijugador, aventuras, y más, podremos conocer nuevos planetas para continuar nuestra aventura por el espacio. La trama es una continuación directa de la historia del juego base, y te dará nuevas oportunidades de subir tu nivel de luz y enfrentar retos nuevos.

RELACIONADO – Destiny 2: Bungie anunció los cambios que llegan al juego tardío

En la campaña nos cuentan acerca de una nueva creación Vex (los enemigos estilo ‘máquina‘), con líneas de tiempo infinitas y realidades dentro de computadoras a lo Matrix, y al centro de todo está el legendario guardián Osiris. Si jugaste algo del juego tardío de Destiny o llegaste a máximo nivel, te vas a encontrar con que la campaña es relativamente fácil y requiere luz que no pasa de los 240. Es perfecta para subir de nivel naturalmente después del juego base, pero se te va a pasar muy rápido si ya jugaste mucho y tu personaje está en buen nivel.

La locación principal que se explora en este DLC se llama el Bosque Infinito, y queda en Mercurio, al cuál visitamos por primera vez en la saga. Mercurio no es particularmente grande, aunque visualmente es espectacular con su onda estilo Egipto futurista, pero el bosque en sí ofrece bastantes posibilidades. También se suman nuevos asaltos que podés realizar, y montones de zonas secretas para explorar. Gracias a las nuevas posibilidades y armas, vas a poder subir tu nivel de luz a 335, y taclear los Ocasos y raid prestige que ahora demandan 330 de luz.

El gran objetivo a largo plazo de Destiny 2 es desbloquear la forja mediante a la aventura que nos asigna Vance. Desde ella, podés crear armas Vex legendarias para los jugadores más dedicados, aunque esto requerirá horas en la silla buscando materiales y elementos necesarios para su creación. Mucho de este equipo es genial, y lo cierto es que es bastante variado aunque te encuentres con varios ítems duplicados dado el componente de suerte en algunos puntos.

Si Destiny 2: The Curse of Osiris vale la pena o no, depende del jugador – a largo plazo, Destiny 2 es más que un juego, y es casi un hobby para muchos. Con esto se suman nuevas metas y posibilidades de compartir con nuestros amigos. Se trata de volver al clan, juntarnos y alcanzar nuevos objetivos, y en este sentido, el DLC es la excusa perfecta y queda recomendado aunque más no sea por la posibilidad de personalizar tus armas a gusto. Más problemático es si esperabas otra cosa, o cambios más fundamentales al juego, pero por su estructura fundamental, este es un título en constante evolución y vas a tener que seguir el día a día.

Comenta!