Review Corsair Dark Core RGB SE + Pad MM1000: el mouse que nunca se descarga

Corsair lanzó su nuevo Dark Core RGB SE, un modelo de mouse para gamers que es completamente inalámbrico, pero que jamás se descarga gracias a la carga inalámbrica y su pad cargador. Conocé todos los detalles de este genial compañero de gaming, ¡acá!

Corsair trajo una idea bastante interesante al mercado de la mano de su Dark Core RGB SE, un mouse gamer capaz de recibir carga inalámbrica para que nunca te deje sin energía. Este es el gran punto a destacar de la versión SE, que cuenta con todos los beneficios del Dark Core tradicional como sus capacidades Bluetooth y 2.4GHz de conectividad, y nueve botones completamente configurables.

El Dark Core RGB SE incluye todo lo básico que un mouse debe tener, y algunos extras. Lo ergonómico, y la usabilidad son excelentes por permitir que la mano descanse cómodamente sobre él, mientras que los botones siempre están al alcance. De tamaño negro, cuenta con un look elegante y discreto donde solo destacan las luces RGB en el logo de Corsair y sus acentos en rojo, que le dan identidad gamer. El cuerpo es texturado donde descansa la palma de la mano, pero suave y lisa a los costados y en los botones.

RELACIONADO – Review Teclado Corsair K63: Poderoso el chiquitín

Tal y como es la norma con los mouse wireless, el Dark Core RGB SE es un tanto más pesado que los mouse tradicionales, y esto puede gustar más o menos de acuerdo a la preferencia del usuario. Por el lado de los 9 botones en este modelo, la sección superior contiene los tradicionales botones izquierdo y derecho, la rueda, un botón para cambiar de modo, y dos botones para variar los DPI. A la izquiera se encuentran el resto, un botón de francotirador entre dos botones de adelante y atrás. La distribución sorprende por la comodidad que permite, y cómo pareciera estar todo en perfecto orden a un dedo de distancia. Los únicos más complicados son los switch de DPI, dado que sólo podés tocar uno a la vez sin pisarte vos mismo.


La forma del mouse es peculiar, incluso entre los mouse gamers, por contar con una “aleta” al costado donde se supone que podés hacer descansar  tu pulgar, pero en oposición al Corsair Glaive, no es removible. En la derecha, por otra parte, ahí lo podés ajugar a gusto, por lo que es medio raro que te permitan hacerlo de un lado pero no del otro. En el sector inferior hay cuatro almohadillas de teflón para que se deslice correctamente, el sensor óptico, y los switch de comunicaciones, mientras que el puerto micro-USB para recargarlo está en el frente.

Carga inalámbrica

La verdadera gracia del Corsair Dark Core RGB SE es que no vas a tener que recargarlo nunca. Para evitar la carga por cable, este mouse puede ser cargado de manera inalámbrica con sólo estar apoyado encima de un pad con carga QI – entre los cuáles destaca el MM1000 de los propios Corsair, un pad hiper suave, cómodo, y siguiendo la línea de la marca, también personalizable.

RELACIONADO – Corsair T1 Race: la silla gamer de la marca llega a Argentina

En cuanto a la performance, es acá donde el Dark Core RGB SE demuestra realmente por qué es un mouse gamer. 16.000 DPI es más que suficiente para brillar en el podio de los mejores productos de su tipo, y hasta da confianza a la hora de acercarte a los enemigos en un FPS, por ejemplo, gracias a la fluidez que te permite. Las teclas Omron responden muy bien y scrollear es particularmente suave y consistente gracias a la rueda texturada. A esto se suma su aspecto configurable con software CUE, que permite manejar diferentes perfiles de luz, detalles, mapeo, cambios de DPI, y más. Por ejemplo, podés bajar la sensibilidad hasta 100 DPS, y regularla con cuantos puntos en el medio se te ocurra. Incluso, podés hacer que el botón de la mira reduzca los DPI cuando esté presionado para apuntar con mayor presición.

El Dark Core RGB SE es un mouse que destaca y sobersale a la hora de desempeñarse en videojuegos, y cuenta con todas las funciones básicas que le podrías pedir a un mouse gamer. El precio internacional es sorprendentemente bajo, y cuesta menos que alternativas rivales pero sin descuidar las funciones. Poder usarlo permanentemente sin cables es el gran plus, y si sos de los que prefiere el peso y la morfología que este modelo provee, te vas a encontrar con un producto de la más alta calidad.

Comenta!