Intel Core: llega la octava generación de procesadores para PC

Intel anunció su nueva línea de procesadores Intel Core de 8va generación para PCs de escritorio, dedicadas a brindar el mejor rendimiento en videojuegos. Leé qué es lo que hace especial a estos dispositivos, ¡en esta nota!

La nueva serie de procesadores Intel Core de octava generación, están listos para llegar a los mercados de todo el mundo. Estos brindan un rendimiento incrementado en un 25% con respecto a la velocidad de imágenes (frame rate) de la generación pasada. Los nuevos procesadores están pensados para el público gamer que busca la máxima performance, los fans del overclocking, y los creadores de contenido que requieran poder crudo.

La octava generación de procesadores Intel Core se lanzó oficialmente el 5 de octubre de 2017, y cuenta con varios modelos apuntados a diferentes necesidades. Entre sus propuestas está el Intel Core i5 de 6 núcleos y el primer procesador de escritorio Intel Core i3 de 4 núcleos. Estos hacen uso del nuevo chipset Intel Z370 para permitir un nuevo nivel de rendimiento. Sin embargo, la gran estrella de la línea es el nuevo Intel Core i7-8700K, el mejor procesador para PCs de escritorio jamás creado de acuerdo a las últimas mediciones. Este tiene una máxima frecuencia turbo por núcleo de 4,7 GHz, la mayor de Intel, gracias a la tecnología Turbo Boost 2.0, que convierte a este modelo en un potente procesador de alto rendimiento tanto para aplicaciones de un hilo como de múltiples hilos.

RELACIONADO: Cultura Geek, Intel y Banghó celebran el Día del Gamer con un concurso

Los nuevos chips Intel Core de 8a generación darán un 25% más de imágenes por segundo en juegos triple A como Gears of War 4, usado para las mediciones. Esto se vuelve indispensable si no sólo se juega, sino que se lo combina con transmisión y registro, ahora dos veces más rápidos en comparación con una máquina lanzada al mercado tres años atrás. Para la creación de contenido desde Intel destacan las velocidades al trabajar con video 4K de 360°, un 32% más rápido que la generación previa. En cuanto al video común, este puede alcanzar hasta un 65% de mejor rendimiento.

Para el overclocking, los nuevos Intel Core de 8a cuentan con características dedicadas a mejorar la experiencia como sobre-aceleración por núcleo, relación máxima de memoria de hasta 8.400 MT/s, control de latencia de memoria en tiempo real, controles de ajuste PLL extendidos, entrega de energía mejorada y actualizaciones de software. El último aspecto a enfatizar es la mejor entrega de energía, mucho más eficiente, que garantiza el funcionamiento a largo plazo.

Comenta!