Ford mostró cómo serán los autos del futuro con una experiencia de realidad virtual

Ford presentó su concepto para “Autolivery”, parte de la visión de la compañía para las ciudades del futuro, a través de una experiencia de realidad virtual. Para conocer de qué se trata esta innovadora idea, ¡seguí leyendo!

Ford presentó una nueva experiencia de realidad virtual masiva para 500 personas en simultáneo, a quienes les demostró el concepto de Autolivery. Esta idea tiene que ver con las etapas finales del reparto de mercancías en zonas urbanas, y como facilitar el acceso de las personas a estas.  El concepto fue presentado en el evento Handelsblatt Auto-Gipfel 2017 en Sindelfingen, Alemania.

Como explican desde Ford, “todos estamos de acuerdo en que el tránsito es una pérdida de tiempo en nuestras vidas. En Europa durante el año 2016, pasamos un promedio de 91 horas arriba del vehículo estancados en el tráfico. Devolverles ese tiempo a las personas para que elijan como disfrutarlo seguramente sería uno de los mejores regalos”. Esto es un nuevo desafío, similar pero diferente, ahora más que ayudar a las personas a explorar y extender sus horizontes, se busca también darles una forma de circular. Justamente, Autolivery es parte de la solución que la empresa propone para que las ciudades del mañana tengan soluciones para mayor facilidad, integración, eficiencia y nuevas formas de vida.

RELACIONADO – Ford: ¿cómo funciona el sistema de mantenimiento de carril con detector de fatiga?

Autolivery busca la independencia de las furgonetas, que durante medio siglo fueron las protagonistas en la distribución, logística y entrega de productos. Para reemplazarlas, la propuesta es usar aviones no tripulados o drones. Si se reemplazan los suficientes vehículos en las zonas urbanas, se puede mejorar ampliamente la movilidad en las ciudades, en un proceso donde las tecnologías se complementen. Las furgonetas autónomas pueden transportar desde comida hasta medicamentos de forma rápida y eficiente en las calles de las grandes ciudades, pero aviones no tripulados y drones serán capaces de completar la última etapa del viaje ignorando el tráfico.

Autolivery es uno de varios proyectos que los empleados de Ford proponen para formular un futuro con soluciones a los problemas del presente. Esta forma de taclear los “últimos 15 metros” en el reparto de mercancías, considerada la parte más difícil del proceso, podría así ser automatizada, y ofrecer una alternativa ecológica que remueva vehículos de la ecuación y facilite el tránsito.

Comenta!