Elseworlds: lo mejor y lo peor del crossover de The Flash, Arrow y Supergirl

Este 2018, el crossover anual entre Arrow, The Flash y Supergirl salió directamente de los cómics, nos trajo de vuelta a Superman y nos presentó a Batwoman. Enterate de todo en esta nota llena de piñas, patadas, easter eggs y spoilers.

Se termina el año y, como regalo anticipado de Navidad, el Arrowverse nos trajo Elseworlds, un evento que sirvió como finales de temporada de las series Arrow, The Flash y Supergirl. Ya pasó una semana desde el estreno de los tres capítulos, así que es tiempo de tratar de responder algunas preguntas: ¿Qué nos dejó este nuevo crossover del universo creado por la cadena CW? ¿Cuales fueron los mejores momentos de la juntada? ¿Cuántos easter eggs pudiste encontrar? ¿Dónde está Batman en todo este lío?

Para empezar, hay que analizar el título de este nuevo crossover. En el mundo comiquero, Elseworlds fue un sello utilizado por DC desde finales de la década del 80 para imaginar historias de sus personajes más conocidos en diferentes contextos y realidades. Así, Bruce Wayne peleó contra Jack el Destripador en 1889, Kal El aterrizó en Gotham y fue Batman o se convirtió en el defensor de la Unión Soviética. Estos “otros mundos” son aceptados como tierras paralelas dentro del universo creado por la editorial.

Este crossover del Arrowverse prometía exactamente eso: un cambio en la realidad de nuestros héroes (pero, por alguna razón, Legends of Tomorrow se quedó afuera de la fiesta). Acá todo empieza con la aparición del ser extradimensional The Monitor, quien decide jugar con las realidades para preparar al multiverso para la llegada de una crisis (sí, esa “crisis”). Para eso, le entrega el Libro del Destino al inestable John Deegan. Y ahí empieza la aventura. Y también los easter eggs.

¿Quién es Deegan? El personaje interpretado por Jeremy Davies no es otro que el villano Doctor Destiny. De hecho, sobre el final del crossover, Deegan obtiene una apariencia bastante más parecida a la de su alter ego en los cómics. Antes de entregarle el libro al malvado doctor, The Monitor destruye a los héroes de Tierra 90 (una de las tantas Tierras paralelas), entre los que está incluido el Flash de la serie de los años 90. El guiño es genial y le permitió al actor John Wesley Shipp ponerse una vez más el icónico traje rojo de Barry Allen.

Entre las primeras travesuras de Deegan, le intercambia las realidades a The Flash y a Green Arrow, por lo que cada uno toma el lugar del otro. Para tratar de arreglar todo, el Allen de Tierra 1 y Oliver Queen deciden viajar a Tierra 38 para reclutar a dos aliados: Supergirl y Superman. Entre las cosas brillantes que pasaron en estos capítulos, una de las más geniales es que, cuando los héroes llegan a Smallville, de fondo se escucha Save Me, de Remy Zero, el tema principal de la serie Smallville de 2001.

Superman, una vez más interpretado por Tyler Hoechlin, decide ayudar y viaja junto a Supergirl a Tierra 1. De vuelta en ese universo -el principal, digamos-, Kara, Oliver y Barry deben viajar a Gotham y ahí conocen a… No, Batman no aparece, pero casi. En cierto momento nos cuentan que Bruce Wayne está desaparecido desde hace años (por eso nunca apareció en el Arrowverse) y que el manto de protector de la ciudad pasó a Kate Kane, quien asume su papel de Batwoman. La inclusión de la actriz Ruby Rose es de lo mejor de este Elseworlds, ya que hace un trabajo impecable como la misteriosa, ágil y sagaz Kane.

RELACIONADO – Review: LEGO DC Super-Villains – creá tu propio villano y sumalo al squad

Para los fanáticos de los easter eggs, el crossover tuvo tantos que cuesta enumerarlos a todos. La mayoría aparecen cuando los héroes irrumpen en el Asilo Arkham: ahí, en las celdas se pueden leer los nombres de varios prisioneros célebres de Batman como O. Cobblepot (Pingüino), E. Nygma (Acertijo) o P. Isley (Hiedra Venenosa). Además, Killer Frost se enfrenta en cierto momento a Nora Fries (la esposa de Mr. Freeze). Pero no todo pasó en Gotham: al llegar a Star City en Tierra 1, el Flash de Tierra 90 le pregunta a John Diggle por su anillo, lo que podría significar que en su universo, Spartan podría ser un Green Lantern.

Otros guiños fueron menos sutiles. The Monitor se la pasó los tres capítulos hablando de una crisis que amenaza a todo el multiverso. Esto es una clara referencia a Crisis on The Infinite Earths, un evento comiquero que ocurrió entre 1985 y 1986, y que sirvió para ordenar un poco el caótico catálogo de DC. En los cómics, ese evento se cobra las vidas de Barry Allen y Kara Zor El, algo que el mismísimo Superman vio al tratar de manipular el Libro del Destino. De hecho, CW ya anunció que Crisis será el próximo crossover del Arrowverse.

Lo mejor de Elseworlds

Entre los puntos fuertes del crossover podemos destacar la vuelta Hoechlin como un Superman alegre y despreocupado. Nos encantaría verlo más seguido, pero es difícil que eso pase ya que durante el final del evento, el propio Clark Kent le cuenta a Kara que se va a vivir a Argo City (lo que queda de Krypton) con su amada Lois Lane para ser padre, una excusa para sacarlo de la serie. La aparición de Lois también fue bien recibida: la actriz Bitsie Tulloch le pasa el trapo a Amy Adams como la intrépida periodista del Daily Planet.

Ruby Rose la rompe toda como Batwoman. La actriz australiana le impregna al personaje toda la vibra de agilidad y misterio propios de Batman. Las escenas de acción protagonizadas por la Mujer Murciélago son de lo mejor del crossover. Sobre el final del primer encuentro entre los héroes, Supergirl y Batwoman se dan la mano y Kara se imagina como sería una sociedad entre ambas. Kane responde (en inglés) “The World’s Finest”, haciendo referencia a una serie de cómics protagonizada por Batman y Superman.

Otro punto a favor es que la serie no se toma en serio a sí misma y no busca otra cosa más que ser divertida. Porque, justamente, ese fue el ingrediente que hizo del Arrowverse un éxito: que las historias eran entretenidas. Desde hace un par de temporadas, tanto Arrow como The Flash parecieron perder esa premisa. Esperemos que Elseworlds haya sido el empujón que los devuelva a la buena senda.

RELACIONADO – Avengers: EndGame – ¡Marvel Studios presentó el primer tráiler!

Lo peor de este crossover

No todo estuvo del todo bien. De vez en cuando, la trama se torna demasiado complicada y algunas cosas se terminan resolviendo porque sí (“un hechicero lo hizo”, diría Lucy Lawless en Los Simpsons).

Se extraña a los personajes de Legends of Tomorrow, una de las series más refrescantes y divertidas del Arrowverse. Esperemos poder ver a Atom y compañía en el próximo crossover (nadie pidió por Black Lightning).

Superman le deja casi todo el protagonismo a la prima. Está claro que los protagonistas de la serie son Arrow, Flash y Supergirl, pero a veces se siente que el Hombre de Acero es un personaje demasiado secundario. ¿Ya dijimos que nos encantaría ver más tiempo a Tyler Hoechlin como la S en el pecho? El actor californiano entendió mucho mejor al personaje que Henry Cavill en el DCEU.

Sea como sea, Elseworlds dejó una buena sensación, tanto para los seguidores del Arrowverse como para los que esperábamos guiños comiqueros. La promesa de una adaptación de Crisis ya entusiasma. Pero para eso, habrá que esperar hasta mediados de 2019.

Por Fernando Guida para Cultura Geek

Comenta!