Azumi Hikari: una asistente estilo Alexa, pero más “waifu”

¿Estás entre el grupo de usuarios que preferiría que Alexa o Siri tengan un poco más de personalidad? ¿Te gustaría que te pregunten cómo estas o cómo te fue en el trabajo? Si tu respuesta es un sí a cualquiera de estas dos preguntas, ¡esta nota es para vos!

Los asistentes virtuales son un negocio cada vez más interesante, y cada compañía intenta hacer lo propio para que su asistente se destaque por encima de los Alexa, Siri, y Google Now del mundo. El nuevo nombre que se suma a esta lista es Azumi Hikari, creada para la compañía Vinclu y su parlante Gatebox en Japón. El gran diferencial de Azumi es que viene con un parlante que proyecta a tu nueva waifu en gloriosos 2D en el punto que quieras de la casa.

Azumi Hikari es la creación de Minoboshi Taro, un diseñador de videojuegos que hizo la mayor parte de su carrera trabajando en simuladores de citas – así que ya sabés qué imaginarte. Las unidades Gatebox se presentaron en diciembre de 2016, y salen a la venta oficialmente en las próximas semanas, y aunque se venden en algunos países de occidente, por ahora Azumi habla solo en japonés. La gracia de esta asistente es que no es sólo una voz sin cuerpo, y al aparecer sobre el parlante, se puede por ejemplo sentar con vos a ver una película o llamarte la atención para que veas algo. Es una especie de fusión entre Siri y dama de compañía.

RELACIONADO: Según la CIA, Osama Bin Laden era otaku y viciaba todo el día a la Play

Hasta ahí, la cosa es más o menos simpática, conversa con vos, te dice el clima, el tránsito, etcétera… pero se empieza a poner raro cuando te desea que la pases bien en el trabajo, o te manda mensajes para que vuelvas a casa temprano a verla. El target de este producto está más que claro: hombres solteros y solitarios, incapaces de tener relaciones con el sexo opuesto (o el propio, por qué no) porque si alguna vez alguien entrara a su casa, vería productos como Azumi Hikari. Por suerte, la tecnología aún no avanzó lo suficiente como para declarar sin lugar a dudas que esta gente está trabajando en un robot sexual… pero la evidencia circunstancial no deja de apilarse.

One Comment

  1. y que importa fuma fazo!

Comenta!