Cars: Sphero presentó un avanzado juguete inspirado en la película

La compañía Sphero volvió al ruedo en creaciones interactivas pero esta vez de la mano de Disney. Te contamos todo sobre el nuevo “juguete” de Cars ¡en esta nota!

El Rayo McQueen, el personaje principal de las películas de Disney, Cars, tiene un nuevo “juguete” de lo más realista creado por Sphero – la compañía conocida por crear un BB-8 interactivo. “Juguete” entre comillas, porque el dispositivo creado recientemente cuenta con robótica de avanzada y conexión Bluetooth para que el usuario lo maneje desde su teléfono móvil, como si fuera un mini-drone.

La aplicación complementaria está disponible para iOS y Android. Los niños, pueden jugar un juego móvil complementario al auto, en el cual pueden equipar con todo lo que desean a su prototipo de la película. El juguete real, puede hablar y ofrecer consejos o recordatorios de que herramientas agarrar en la aplicación. El dispositivo tiene un rango de 30 pies, y dura unos 40 minutos mientras conduce y viaja hasta seis mph.

El esfuerzo de la compañía puesto en el hardware y software asombra desde el vamos. Teniendo en cuenta que es el primer diseño de Sphero que puede hablar, lo que provoco todo un estudio del equipo para conseguir que la boca del Rayo se mueva de una manera semi-realista. El auto cuenta con 300 frases aproximadamente. El resultado que eligieron los diseñadores fue utilizar un plástico suave- por ende, maleable- que al mismo tiempo es capaz de resistir impactos en el uso que el usuario le haga vivir.

Por otro lado, para la parte de los ojos, el coche tiene una pantalla trapezoidal de 320×120 LCD.  Los mismos condicen con las palabras que salen de la boca del auto. Sphero trabajó con los animadores del personal que diseñaron cada animación de McQueen para asegurar que sea lo más fiel posible a la película.

RELACIONADO – Roomba 980: ¡la aspiradora robótica llegó al país!

Lo más fino es: Contiene cinco sensores táctiles capacitivos instalados, esto le permite reaccionar al tacto. Tiene una suspensión personalizada que le da un sentido de vida, como el del film. Cinco motores se encuentran dentro del dispositivo para empujarlo a través del cuarto, y un sexto motor en la boca para la movilidad. No hay que dejar de lado el sensor de luz ambiente que hace que los faros se enciendan o apaguen dependiendo de esto.

En total, el Rayo está conformado por 450 partes y le llevo a Sphero 17 meses en construirlo. El rugir de los motores, la mirada risueña y los latiguillos de McQueen hacen de este nuevo lanzamiento de la marca una joya en robótica. El mismo saldrá este año al mercado con un total de $299 dólares.

Comentate algo: