Sentí los first person shooter en el cuerpo: El traje ARAIG

Si el Oculus Rift fue el principio de nuestra exploración de los espacios y realidades virtuales, ARAIG es sólo la continuación lógica que tenía que ocurrir.

Cultura Geek Traje háptico ARAIG 1

Lo que ves en la imagen de arriba se llama ARAIG, que son las iniciales para “as real as it gets” (“tan real como se pone”) y es el nombre más literal para cualquier gadget que hayamos visto. ARAIG es un traje háptico que pretende cambiar por completo del modo en que experimentamos cualquier realidad o espacio virtual, especialmente cuando jugamos nuestros amados fichines – poniendo al jugador en el medio de la acción. Si bien el proyecto está en stand-by, y no recaudó lo necesario para salir a producción, en Cultura Geek creemos que es una gran idea. ¿se imaginan estár sentados en el sillón jugando COD o Battlefield y sentir los impactos de las balas en nuestro cuerpo (sin dolor)?

Cultura Geek Traje háptico ARAIG 3

De momento, nuestros video juegos llegan a nosotros vía sonido y luz, pero esto es lo que ARAIG pretende cambiar con sus wearables. Mediante al uso de vibración, sonido, compresión, y tecnología háptica (es decir, relacionada al sentido del tacto) este set va a simular diferentes situaciones y sensaciones: sea una lluvia en los hombros del jugador o una explosión en la distancia este sistema multiplataforma usa sus recursos y los de cualquier otro gadget que el jugador elija para mejorar la inmersión con el juego. Es, por ejemplo, lo más cerca que podes estar de la acción en Dark Souls sin que literalmente tengan que decapitarte cuando cometes un error. ¿No estarás pensando en ir a jugar esa secuencia de sexo en el Heavy Rain, no?

Cultura Geek Traje háptico ARAIG 2

ARAIG es el nombre del set de gadgets completos, que incluye el exoesqueleto, un decodificador especializado para cada plataforma, una batería recargable y un cable. Y si bien hemos visto otros intentos de crear chalecos de este estilo, para mejorar la inmersión, ARAIG es distinto por el sólo hecho de no quitarte movilidad y a la vez darte feedback localizado de lo que ocurre en el juego: no es un chaleco de plástico con un parlante, sino que cada cosa que ocurre en el juego está mapeada y localizada para esa parte de tu cuerpo. Además, que te permitan ir al baño sin tener que pelearte y desenredar cables garpa muchísimo.

[youtube http://www.youtube.com/watch?v=lBgmmuEe9HQ]

El proyecto apareció en Kickstarter donde el equipo intentó llevarlo al mercado via crowdfunding, pero debido a su alto precio no funcionó – cada ARAIG costaba $300 USD de mínimo, y el proyecto completo iba a estar a unos $500 USD al momento de lanzar. El equipo, lejos de rendirse se reagrupó en su página de Facebook donde parecen estar preparando un regreso por lo alto con nuevas ideas… y siendo que la realidad virtual está cada vez más al alcance de todos, quizás ahora sea el momento.

Comenta!