Streaming: hoy se paga casi el doble por música que en la era de los CDs

El streaming revolucionó el modo en que los usuarios consumen música, y servicios como Spotify o Pandora demuestran que el problema nunca fue pagar por la música, sino hacerla fácilmente accesible. Conocé qué opinan los expertos acerca de estas tendencias, ¡en esta nota!

El streaming tuvo efectos muy productivos en la industria de la música, de acuerdo al grupo de inversionistas Honeycomb Asset Management. La compañía de David Fiszel, parcialmente dueña de Spotify, declaró hace poco que “el streaming de música continuará creciendo a tasas muy por encima de las expectativas de los inversionistas, y su mercado se cuadruplicará de $10 billones a $40 en los próximos ocho años“. No debería sorprender a nadie que un dueño de Spotify, el servicio de streaming de música más itinerante sea optimista, pero ¿tanto?

La empresa comentó que la industria de la música alcanza por estos años un punto de inflexión en las ganancias que puede generar, y el modelo de streaming es más atractivo que el modelo previo de vender en formato físico. El crecimiento no tiene límite concreto, y el mercado total es mayor de lo que cualquier inversor se imagina.

RELACIONADO – Spotify: ya podés controlar la app con tu voz en dispositivos Android

En una declaración pública, dijeron: “la industria atraviesa una transformación sorprendente. Las ventas de música globales alcanzaron su pico en 1999, y desde la llegada de Napster y otros servicios de piratería comenzó a declinar. Entonces, en 2015 ocurrió algo increíble para parar este descenso: el crecimiento del streaming. Spotify, Pandora, Apple Music, y Amazon Music consiguieron una base de suscriptores por encima de los 100 millones. En 2015 las ventas de música crecieron por primera vez en dos décadas, y ahora en 2018 estamos viendo las primeras fases de esta evolución.”

Los datos duros validan esta idea: concretamente, un usuario promedio paga el doble por streaming actualmente de lo que pagaba por CDs, de acuerdo a Goldman Sachs. Según este informe “el consumidor promedio solía gastar $50-60 por año para comprar 5 álbumes pero en la era digital se pagan $120 a $10 por mes en suscripciones.”  Esto es un margen casi 3 veces mayor, y la cantidad neta de usuarios es cada vez mayor.

Comenta!