Review Teclado Corsair K63 Wireless: gaming del tamaño justo, sin cables

El Corsair K63 nos deleitó hace un tiempo con características exclusivas como su tamaño compacto y teclas mecánicas y precisas, y ahora llega su versión wireless. Lo probamos y estas son nuestras impresiones.

En Cultura Geek tuvimos la suerte de probar incontables teclados a lo largo de los años, y desde siempre Corsair nos sorprende con sus propuestas. La marca es uno de los referentes más importantes del mundo en lo que a periféricos refiere, y en esta ocasión pudimos probar el nuevo integrante de la familia K. Se trata de una nueva versión del K63, que en esta ocasión es wireless.

La versión wireless del teclado Corsair K63 es, una vez más, un teclado mecánico con los confiables y certeros interruptores Cherry MX Red, los más populares a la hora de jugar. Estos dan lugar a teclas lineales, suaves, que permiten más de 50 millones de funciones con la garantía de que van a responder a la perfección incluso luego de un tiempo prolongado de uso. Más allá de su duración, los jugadores de MOBA especialmente juran por ellos, mientras que aquellos que prefieren los FPS en algunas ocasiones prefieren algún tipo de feedback. Cualquiera sea tu caso, son garantía de calidad.

Estos interruptores son reconocidos por su “click” cada vez que se pulsan las teclas, pero nos sorprendió porque relativamente no resultó caótico cuando lo probamos en ambientes chicos. Ni se compara, por ejemplo, a los MX Blue que suenan como una máquina de escribir antigua, y hasta son causa de divorcio si tu pareja no es gamer. El Corsair K63 wireless mantiene la tecnología de antighosting de su predecesor, y así asegura un 100% de eficiencia y detección de simultánea de teclas completa, permitiendo que los comandos simultáneos sean reconocidos según lo esperado.

RELACIONADO – Review Corsair K55 RGB – el teclado perfecto para iniciarte en los esports

El Corsair K63 Wireless no posee teclado numérico o tenkey. El motivo de esto es que es un teclado para gaming, y no para oficina, y además se lo pueda llevar a cualquier lado en una mochila dado que es ligero y pequeño. En su forma completa, apenas toma más espacio que un cuaderno. Lo que es más, la ausencia de cables facilita aún más este aspecto. También, sus teclas macro programables lo convierten en una opción para usuarios de MMORPGs. El público ideal de este dispositivo son aquellos que quieran priorizar el movimiento del mouse y la portabilidad, para jugar con un teclado que responda en cualquier contexto. 

Uno de los grandes cambios en esta versión del teclado es la retroiluminación, que cambia el icónico rojo por un vibrante azul, que se puede programar para que pulse, sea constante, o dinámico. Esto puede ser una ventaja si a la hora de comprar un dispositivo retroiluminado, no buscamos todo el espectro visible RGB, ya que esta funcionalidad suele aumentar el precio bastante en algo que quizá no vamos a utilizar. Además, utilizando el software Corsair Utilities Engine, podremos configurar totalmente este dispositivo, creando macros en cualquier tecla o crear efectos de luces.

Corsair mantiene algunas de sus funciones históricas otras cualidades típicas de sus teclados en este dispositivo, por ejemplo, el bloqueo de teclas de Windows, o los botones multimedia dedicados. Además tiene los caracteres de cada tecla con tipografía grande y clara, para mayor facilidad de lectura.

RELACIONADO – Review teclado Corsair K70: aluminio, precisión y calidad

El teclado Corsair K63 Wireless es una excelente opción mecánica, si tenemos poco espacio o necesitamos transportar frecuentemente nuestro teclado.

Comenta!