Review Samsung Galaxy Watch 4: estilo, salud y un creciente ecosistema con Google

En Cultura Geek pusimos a prueba el Samsung Galaxy Watch 4, un smartwatch que además de ofrece un diseño sobrio trae muchas funciones y herramientas con su nuevo ecosistema de Google. Conocelo ¡en esta nota!

El mercado de los smartphones es muy amplio, pero también el mundo de los smartwatch.Con el paso de los años creció a pasos a agigantados gracias a la fuerte competencia de marcas como Apple, Garmin, Xiaiomi y Samsung. En la a actualidad muchas compañías más que incursionaron en el mercado de los relojes inteligentes, pero hay estas cuatro que se mantienen dentro del top 5 que ofrecen mayores prestaciones. En Cultura Geek pusimos a prueba el nuevo intento de Samsung, el Galaxy Watch 4: un dispositivo que no solo nos ofrece un diseño sobrio, sino también con muchas funciones y herramientas para la salud al alcance de la muñeca.

DISEÑO

A simple vista, el diseño del Samsung Galaxy Watch 4 es muy similar al del Watch Active, con un aspecto simple y sobrio sin bisel giratorio a diferencia de la versión Classic. Pero a pesar de no tener bisel físico giratorio, si lo tendremos oculto en el borde de la pantalla, lo que nos permitirá controlar la interfaz del reloj tocando el borde. Ahora la diferencia está en que la pantalla se ve un poco mas grande y las correas que vienen con el reloj tienen una forma que encaja más con el diseño redondo.

Los materiales de construcción elegidos para el Samsung Galaxy Watch 4 son el aluminio, tiene un acabado brillante en la parte superior e inferior con tonos mate en los laterales. La correa de este reloj inteligente es de elastómero (o silicona) con cierre estándar haciéndolo funcional ya sea para hacer ejercicio o para usar durante el día. en la mano se sienten suaves, y no molestan tanto con la transpiración como con versiones anteriores. Por supuesto tendremos la opción de intercambiar la correa siempre y cuando tenga un ancho de 20 milímetros y son compatibles todas las correas de modelos como Active 2.

En lo que respecta a su tamaño, no es un detalle que podamos pasar por alto, encontraremos dos versiones: 40mm y 44mm, este último fue el que pusimos a prueba. Su tamaño es de 44.4 x 43.3 mm con un grosor de 9.8 mm y un peso de 30.3 gramos. Para quienes tenemos la muñeca “pequeña” nos llevará uno o dos días acostumbrarnos, sobre todo si somos más de usar band o venimos del Galaxy Fit2, pero luego su uso será cómodo y el peso no es una molestia.

Por último, en cuanto a su diseño, en el lateral derecho nos encontramos con dos botones y el altavoz, y en la parte de atrás el sensor Samsung BioActive que mide el ECG (aunque no aún en Argentina), pulxiometría y los latidos por minuto en tiempo real. Como no podía ser de otra forma, este reloj Samsung está protegido contra el agua y es capaz de soportar inmersiones hasta 50 metros, también cuenta con certificado de grado militar MIL-STD 810G.

PANTALLA

El Galaxy Watch 4 posee un display OLED de 1.36 pulgadas con una resolución de 450 x 450 píxeles y 330 PPP. Un detalle es que esta nueva generación de relojes inteligentes Samsung ya no posee la clásica curvatura en la pantalla como sus antecesores, por lo que ahora presenta un aspecto más recto.

Por otro lado, el Galaxy Watch 4 incorpora un sensor de luminosidad integrado bajo la pantalla, esto nos permitirá poder visualizar el contenido sin problemas estemos a plena luz del sol o en la oscuridad. El reloj inteligente de Samsung proporciona una imagen nítida y colorida, y además posee un ángulo de visión que nos permiten visualizar el contenido casi desde cualquier ángulo.

Por supuesto, el Samsung Galaxy Watch 4 posee modo Always on Display, que nos permitirá mantener el panel encendido en todo momento (con nuevos fondos e imágenes animadas) para visualizar rápidamente las notificaciones o la hora. Sin embargo, también podremos configurar que el dispositivo se encienda a la hora de girar la muñeca, aunque esto puede provocar que la pantalla se encienda accidentalmente. Por otro lado, tendremos la posibilidad de seleccionar la opción de gesto para activarla con un solo toque. Esta parte fue un poco difícil de calibrar porque a veces no se encendía con el movimiento de la muñeca, es algo que hay que tocar hasta ajustarlo en la configuración.

La pantalla de este dispositivo Samsung esta protegida con Corning Gorilla Glass DX+, lo que la hace resistente a los golpes y rayones. Un detalle no menor a destacar es que este display mantiene a raya las huellas digitales, evitando que tengamos que limpiar la misma a cada rato. Es sensible al taco, en forma positiva claramente, responde rápido y sin problemas a la hora de ejecutar cualquier acción.

RENDIMIENTO Y AUTONOMÍA DE LA MANO DE GOOGLE

El Galaxy Watch 4 posee en su interior un procesador Exynos W920 construido en formato de cinco nanómetros con dos núcleos ARM Cortex-A55 a 1.18GHz y una GPU Arm Mali-G68, mejorando un 20 por ciento más y multiplicando por diez el rendimiento gráfico de su predecesor. Este chipset está acompañado por una memoria RAM de 1,5 GB, la mayor capacidad vista hasta ahora de 16GB de almacenamiento interno y cuenta con el nuevo Wear OS de Google que ahora trabaja en conjunto con Samsung. Asi que adiós tizen en los relojes.

Pero esto no significa que vas a ver algo muy nuevo. Si venís de un reloj como el Active 2 o el Watch 3 no vas a notar muchos cambios. seguirás con  la app Wear para seleccionar que notificaciones querés ver en el reloj y el software es casi igual estéticamente y salvo por la guia de GPS con google maps en la muñeca, lo demás por ahora es casi igual a lo anterior. Samsung promete ir mejorándolo con actualizaciones, como por ejemplo, la tan esperada posibilidad de usar Google Assistant en la muñeca.

En cuanto a los sensores este reloj inteligente cuenta con GPS, Glonass, Beidou, Galileo, por lo que podremos utilizarlo para correr y hacer seguimiento de nuestras rutas sin necesidad tener nuestros smartphone con nosotros. Además, también permite navegación por mapas como te comentmos, de esta forma, si estamos en el colectivo no tendremos de la necesidad de sacar nuestro celular de la mochila para saber como llegar a nuestro destino.

Este reloj, por supuesto, se conecta al teléfono mediante Bluetooth 5.0, posee conectividad WiFi 802.11 b/g/n a 2.4 y 5 GHz, por lo que puede funcionar aún cuando el reloj está fuera del alcance del Bluetooth y posee una antena NFC que pemiten levantar y atender llamadas directamente desde la muñeca.

Por último, este dispositivo cuenta con sensores: Acelerómetro, barómetro, giroscópico, geomagnético, de luz, óptico de frecuencia cardíaca, cardíaco eléctrico y de análisis de impedancia bioeléctrica.

El hardware y sistema operativo del Samsung Galaxy Watch 4 es sin dudas una excelente combinación, y funciona de una manera excepcional. Por otro lado, el control de la interfaz es simple, solo basta con deslizar para la izquierda si queremos visualizar las diferentes caratulas, hacia la derecha si queremos verificar las notificaciones, hacia arriba si queremos acceder al cajón de aplicaciones o hacia bajo para acceder a las configuraciones rápidas como Wi-Fi, GPS, Linterna, y demás. Se siente un poco más cercano a los Apple Watch en algunos aspectos, pero sin dejar atrás la experiencia que teníamos con Tizen.

Un detalle no menor es que Samsung incluyo varias tarjetas propias, sin embargo, el Galaxy Watch 4 es compatible con aplicaciones de terceros. De esta forma podremos utilizar tanto apps de Google como de otros desarrolladores, permitiendo de este forma ampliar nuestro catalogo de herramientas o para monitorear nuestra salud.

En cuanto al funcionamiento, como mencionamos podemos deslizar para los cuatro lados (arriba, bajo, derecha e izquierda) para poder navegar. Por otro lado, también el bisel táctil al borde de la pantalla nos permitirá deslizarnos por las diferentes tarjetas, pero además contaremos con dos botones. Por ejemplo al tocar el botón superior podremos ir hacia atrás, hace pulsarlo dos veces podremos acceder a la aplicación que abrimos anteriormente y si realizamos una pulsación larga nos aparecerá el menú de apagado. En cambio el botón inferior ahora sirve para volver al home o para abrir Samsung Pay con una pulsación larga (no disponible tampoco en Argentina).

FUNCIONES Y CUIDADO DE SALUD

Uno de los últimos apartados de este análisis del Samsung Galaxy Watch 4 son sus funcionalidades, herramientas y cuidado de salud. Por un lado tenemos un apartado que hace hincapié en la monitorización de la salud y la actividad física que, sin dudas, es uno de los aspecto en el los smartwatch Samsung evolucionaron notoriamente a diferencia de la generación anterior.

Comencemos por la Salud. De la primera función que hablaremos es la del cálculo de la composición corporal IMC, gracias esto el reloj es capaz de calcular el que porcentaje de nuestro cuerpo corresponde a grasa, masa muscular y agua. Por otro lado, también es capaz de calcular el metabolismo basal, es decir la cantidad de calorías que el cuerpo necesita para llevar a cabo sus funciones vitales. No hay dudas de que se trata de una herramienta interesante y útil para poder conocer nuestro estado en general.

Pero ¿Cómo puede calcular esto? Para poder calcular estas medidas, este reloj Samsung utiliza una serie de sensores de impedancia electromagnética que están situados en el lateral derecho del dispositivo. Al colocarlos dedos ahí y mantenernos quitos, estos emiten una señal eléctrica a lo largo del cuerpo generando así una impedancia y estimando la composición corporal del usuario.

Otras de las funcionalidades con las que contaremos en el Galaxy Watch 4 son, por ejemplo, control de ciclo menstrual, electrocardiograma (cuando se habilite en Argentina), medición de estrés, oxígeno en sangre (SpO2), control de sueño y ejercicios. Podríamos decir que estamos ante uno de los dispositivos wearables más completos en lo que respecta a monitorización de la salud y actividades. Solo nos falta esperar que se liberen todas las cualidades en nuestro país.

Por supuestos, también tendremos la posibilidad de medir la frecuencia cardíaca, registrar nuestras rutas por GPS o incluso seguirlas desde el mismo reloj sin la necesidad de sacar el smartphone de la cartera o el bolsillo. También contaremos con un contador de calorías quemadas o monitor de deporte con hasta 95 actividades diferentes, y todo esto además podrá quedar registrado y podremos mantener un control configurando Samsung Health.

AUTONOMÍA

Un punto débil de este reloj inteligente Samsung es la autonomía… En comparación con un Garmin Venu, por ejemplo, que otorga casi 4 dias de autonomía a pleno, el Watch 4 a penas dura 48 horas. Pero hay un detalle a tener en cuenta y es que son las funcionalidades y la brillante y llamativa pantalla. La batería del Galaxy Watch 4 es de apenas 361 mAh. Que nos va a obligar a cargarlo por lo menos cada 40 hs.

Cabe destacar que el promedio de 48hs de autonomía es si mantenemos las funciones Always on Display, Wi-Fi, GPS, Bluetooth y demás interacciones. Sin embargo podremos también activar la función de “solo reloj” para no consumir tanta batería, aunque en si realizando eso perderíamos todas la funcionalidades atractivas…

Por otro lado, en caso de que no tengas el cargador del Galaxy Watch 4, si te estas quedando sin carga y tenés un dispositivo con Wireless Charge Inverse como los Galaxy S20 o S21, vas a poder cargar este reloj sin problemas y extender la autonomía. Caso contrario, o si tenes poca carga en tu celular, vas a poder activar el modo ahorro de energía.

CONCLUSIÓN

El Samsung Galaxy Watch 4 es sin dudas uno de los smartphones más completos ya que ofrece funcionalidades para el día a día, como responder mensajes directamente desde el reloj, controlar la salud o bien poder dirigirnos hacia algún lugar sin la necesidad de sacar el smartphone en la calle. Si bien uno de los puntos a revisar es la autonomía, pero su mix entre elegancia y servicio lo hacen uno de los más deseados en el mundo de los smartwatch.

Con respecto a su valor, el Galaxy Watch 4 se puede adquirir por 41.999 pesos con la variante del color de las mallas en: negro, verde o gris.  

Comenta!