Review Pac-Man World Re-Pac: una aventura divertida y colorida que absorbe frescura de Super Mario 64

Pac-Man World Re-Pac nos trae entretenimiento asegurado, diversión consagrada en un mundo 3D lleno de plataformas de la mano de un personaje icónico. Lo jugamos en PC y te contamos todo, acá.

Sobre gustos no hay nada escrito, y creemos que sobre esta afirmación no hay dudas. Pero también creemos que no hay dudas cuando decimos que Mario es uno de los personajes más icónicos del mundo de los videojuegos. De la misma forma, Pac-Man podría entrar en esa misma categoría. Este personaje que vio la luz por primera vez en 1980, es reconocido más allá de los videojuegos, como parte de la cultura popular. Si juntamos todos los títulos que salieron en arcades, consolas y todas las plataformas conocidas, nos encontramos con que existen más de 100 títulos de esta bolita amarilla. Por eso fue una gran sorpresa ver que Bandai Namco iba a lanzar un nuevo juego: Pac-Man World Re-Pac, remake de uno de los títulos de Pac-Man más recordados, que probamos en su versión de PC.

RELACIONADO  Review Teenage Mutant Ninja Turtles: The Cowabunga Collection, el compilado que necesitábamos para revivir viejos tiempos

Entre tanto juego AAA, tanto poderío de motores gráficos como Unreal Engine 5 y la explotación de lo visual, incluso de un público ansioso que cada vez reclama juegos más perfectos respecto a su historia, la duración del juego y la calidad del mismo, Pac-Man World Re-Pac se ríe de todo eso y nos trae una formula que no falla y que muchas veces se subestima: el entretenimiento puro.

A grandes rasgos, y sin entrar en comparaciones que pueden resultar absurdas, este nuevo exponente de Pac-Man absorbe muchísimo de lo que el grandioso Super Mario 64. Sí, hay otros títulos recordados como los de Spyro, los Crash Bandicoot, Banjo-Kazooie o incluso el Gex: Enter the Gecko, pero la relación con el Super Mario 64, al menos a nuestro gusto, es mucho más estrecha y, por lo tanto, satisfactoria.

La historia es simple y sin demasiadas vueltas. Es el cumpleaños de Pac-Man, todos nuestros amigos y familia nos están preparando una fiesta sorpresa, pero de un momento a otro, los conocidos fantasmas del juego raptan a todo el mundo, con algunos movimientos dignos de la comedia más absurda que se puede ver, casi como si fuesen capítulos de Los Tres Chiflados.

Cuando llegamos al lugar, observamos la situación y sin pensarlo nos embarcamos en la tarea de rescatar a todos nuestros seres queridos, que están prisioneros en La Isla Fantasma, lugar dominado y gobernado por el villano de turno: Toc-Man.

Pac-Man ya ha tenido su incursión en el 3D si somos precisos, aunque no con un juego de estas características. También lo hemos visto con brazos y piernas, “humanizando” más al personaje, si es que eso es posible. Lo cierto es que nuestra pequeña bola amarilla tiene diferentes movimientos que nos va a ir ayudando a través de los diferentes niveles. El principal ataque es saltar y caer con nuestras posaderas contra los enemigos, es una de las prácticas que más vamos a utilizar en el juego, ya que también no sirve para romper cajas, cofres y cualquier elemento que se preste.

Por otro lado, hay un movimiento que recuerda al spin de Sonic. Al presionar el botón, el personaje va a empezar a correr en el lugar como cargando energía, y al soltar el botón va a salir disparado girando sobre su cuerpo a gran velocidad. Esto nos permite eliminar a los diferentes enemigos, pero lo vamos a usar más que nada en ciertos puntos donde aparecen plataformas inclinadas: es la forma de usar las rampas para llegar a otros lugares que con el salto simple no llegaríamos.

RELACIONADO  Review Saints Row: un reboot que aprende de su pasado y le suma diversión y una buena historia a los mundos abiertos tradicionales

Si bien estamos frente a un juego con Pac-Man en un mundo 3D, no hay que pensar en el concepto de mundo abierto. En ese sentido, el juego es limitado, pero no hay que tomar la palabra “limite” con connotación negativa. Los entornos son en 3D, y muchas veces nos permite ir para todos lados investigando, recolectando los clásicos pellets (vamos, los círculos amarillos que vamos engullendo por los laberintos), eliminando enemigos y un gran etc, siempre bajo un concepto medianamente lineal.

En otros momentos, el juego se vuelve más lineal aún, y da la apariencia de ser uno de esos títulos 2,5D, donde la propuesta de la jugabilidad y las mecánicas es en dos dimensiones, pero los ambientes están hechos en tres dimensiones. Son esos momentos en los que se convierte en un plataformero duro y puro, sin perder la magia que venía regalando en general.

En ese aspecto, el juego es muy divertido y este tipo de variables son muy acertadas. Como dijimos en el párrafo anterior, por momentos vamos a estar jugando bien a lo Super Mario 64 (pero con cámaras fijas), para luego pasar a tener etapas que son más similares al Sonic the Hedgehog 4, por solo poner un ejemplo. Todo el gameplay está basado en lo maravilloso que se sienten los controles.

Este remake no solo renueva todo el aspecto visual, sino que mejora la física para todos los movimientos del personaje respecto al mundo que lo rodea. A esto lo acompañan un montón de animaciones diferentes que le dan aun más vida al personaje, incluyendo muchas expresiones faciales que varían según lo que estemos haciendo. Si bien el título original tenía todo eso, ahora se siente mucho más pulido y, por ende, mucho más presente.

RELACIONADO  Review Forza Horizon 5: Hot Wheels, el DLC que convierte al exitoso juego de carreras en una montaña rusa de vértigo y emociones

Quizás quienes tengan el juego original muy presente, se van a encontrar con muchos cambios significativos, que no solo se adaptan a los tiempos que corren, sino que, al menos para nosotros, le otorgan nuevas dosis de diversión y genialidad. Pero más allá de esto, hay algunas decisiones que nos resultaron asombrosas. Por ejemplo, el hecho de poder agarrar un Power Pellet en ciertos lugares de los niveles, cosa que nos convierte en un Pac-Man gigante y podemos ir comiendo a todos los fantasmas que están cerca. Es algo que dura apenas 15 segundos, pero cada vez que lo hacemos se siente genial.

También, hay un objeto en especial que cuando logramos activarlo, nos manda a un mapa en 3D muy al estilo Pac-Mania de 1987 pero con una vista más desde arriba. En pocas palabras, desde ese mundo 3D plataformero somos transportados a un gameplay de Pac-Man clásico, por así decirlo, y la experiencia se siente increíble. Como si fuese poco, hay una batalla contra un jefe que parece salida directamente del Mario Kart.

Otro de los movimientos especiales que tiene nuestro Kirby amarillo, es el poder de tirar pellets con el brazo, como si fuesen piedras, por decirle de alguna forma. Los pellets son uno de los tantos coleccionables con utilidad que vamos a encontrar a través de los diferentes niveles. Como decía, además de estos circulitos amarillos que vamos a poder disparar para eliminar enemigos, se le suman letras.

Literalmente, vamos a tener que recolectar las letras que forman la palabra P-A-C-M-A-N. Y, con un significado mucho más importantes, las distintas frutas y algunos otros objetos especiales que aparecen sirven para abrir puertas y encontrar accesos y otros elementos. Hay diferentes puertas cerradas con una fruta en la parte de arriba, que solo se va a desbloquear si recolectamos esa fruta y nos acercamos a ella.

Además del uso dentro de los niveles, todos estos coleccionables nos van a dar puntos al terminar cada nivel, y la posibilidad de jugar con un “tragaperras” que también nos va a seguir dando premios si es que ganamos. Hay que lograr sacar tres frutas iguales, aunque con dos ya nos da premio. La dinámica, de alguna forma, es muy parecida a la que usábamos en el Super Mario Bros. 3.

En este caso, presionando el botón correspondiendo sobre la fruta anterior, hacemos que la maquina deje de girar en la próxima fruta. Es decir, si observamos bien cómo gira la máquina, e identificamos que, por ejemplo, antes de la cereza que sacamos hay un limón, solo hace falta presionar rápidamente el botón sobre el limón, así la máquina frena sobre la cereza. Con un poco de práctica, vamos a lograr ganar cada tiro que hagamos.

RELACIONADO  Review Marvel’s Spider-Man Remastered: un gran juego conlleva una gran responsabilidad... al hacer su remake para PC

Y esto nos lleva directamente a la dificultad del juego. Pac-Man World Re-Pac es un juego fácil y entretenido. No somos de los que creemos que solo los juegos difíciles son divertidos, porque este título de Pac-Man justamente propone algo diferente. Es como un llamado a la diversión, que apela un poco a la melancolía y a esa inocencia que tiene de por sí el personaje.

Es como volver a tiempos lejanos, donde no había tanta queja y tanto revuelo a la hora de jugar, y simplemente nos divertíamos con los videojuegos que teníamos en mano. Lógicamente, tiene algunos momentos más complicados que otros, pero es mucho más probable que nos caigamos a un abismo por una falla nuestra al calcular, que por lo que el juego nos propone.

El juego consta de 23 niveles divididos en seis mundos, que son prácticamente como parques temáticos. Tenemos la isla, con temática pirata; el espacio, con temática de ciencia ficción; el nivel de “terror”, con temática muy similar a la de Halloween, y así. Es verdad que, como decían muchos, no hay una gran originalidad en las propuestas, pero sinceramente creemos que no es algo que importe.

El juego tiene otra búsqueda, que pasa más por entretener al jugador en base al diseño de niveles y sus desafíos, que en un aspecto creativo original y único. Por si no se dieron cuenta, varias veces durante el análisis dijimos que el juego se inspira en otros títulos conocidos. Es como si tomara un poquito de acá, un poquito de allá, e hicieran un remake que resulta un lavado de cara del título original, y no solo el mismo juego con texturas en HD.

RELACIONADO  Review Capcom Arcade 2nd Stadium: lo clásico, lo retro y la nostalgia de Capcom al alcance de todos

Pac-Man World Re-Pac es de esos juegos a los que vas a darle play cuando quieras jugar algo entretenido, colorido y distendido. Es divertido ver las expresiones de Pac-Man, y cómo se va aventurando por los diferentes niveles para rescatar a sus amigos. Pac-Man es un héroe, aunque no lo sepa. Se siente el brillo propio que tiene el título y ese aire positivo que lleva todo el tiempo.

En ese aspecto, tiene la misma alma que tenían los títulos de antaño que ya mencionamos, como Spyro, Crash Bandicoot, Banjo-Kazooie, Gex: Enter the Gecko o Super Mario 64. Es reconfortante jugar a un exponente que tiene este tipo de propuesta, mientras seguimos probando otros como el remake de The Last of US Part I, que tienen una impronta completamente diferente.

FECHA DE LANZAMIENTO25 de agosto de 2022
DESARROLLADORNOW PRODUCTION
DISTRIBUIDORNamco Entertainment
PLATAFORMASPC, Nintendo Switch, PS4, PS5, Xbox One, Xbox Series S/X

Comenta!

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.