Review Motorola Razr: un clásico de clásicos está de regreso pero ahora flexible

En Cultura Geek probamos el Motorola Razr, que vuelve después de 14 años con pantalla plegable, lo último en tecnología y sistema operativo Android 10 ¡Conocelo en esta nota!

Hasta el año pasado era casi imposible imaginar que los smartphones iban a volver a tener tapa, sin embargo el mundo de la tecnología cambió. Samsung y Huawei fueron las primeras empresas en lanzar al mercado dispositivos plegables, y ahora Motorola no solo se une a esta tendencia, sino que también revive a un clásico. En Cultura Geek probamos el Motorola Razr y te contamos todos los detalles de este dispositivo para los nostálgicos y amantes del diseño.

DISEÑO Y PANTALLA

Si en 2006 no tenías un teléfono con tapa, seguro que querías tenerlo. Uno de los más populares en esa época era el Razr V3xx Razr, un dispositivo con una pantalla principal de TFT de 2.2 pulgadas,  resolución de 240 x 320 píxeles y una relación 4:3; y un display externo CSTN de 96 x 80 píxeles.
Motorola Razr
Los años avanzaron, al igual que la tecnología, y después de 14 años la empresa rediseñó aquel “viejo” V3 para transformarlo en el Motorola Razr, con el mismo diseño elegante, con frente y posterior de plástico y marco de aluminio. 

En lo que respecta a sus medidas, el nuevo Motorola Razr es un poco más grande que el clásico ya que tiene unas dimensiones de 72 x 94 x 14 mm y cerrado 94 x 72 x 14 mm con un peso de 206 gramos, unos 22 gramos más que el Galaxy Z Flip de Samsung. El dispositivo se siente con el peso justo, pero el agarre es totalmente distinto a lo que un teléfono regular nos tiene acostumbrados. Es y se siente distinto.

Motorola Razr

El Motorola Razr tiene en el exterior de la tapa un display G-OLED de 2.7 pulgadas con una resolución de 600 x 800 píxeles. Desde esta pantalla podremos tener información sobre la hora, el clima e incluso leer  e interactuar con los mensajes y notificaciones que nos llegan. Además, desde ella podremos activar la cámara selfie y tomarnos fotografías sin la necesidad de abrir el teléfono. Es netamente la mejor opción para una pantalla externa en un equipo pleagable.

Por otro lado, el dispositivo cuenta con una pantalla principal capacitiva P-OLED (plastico) plegable de 6.2 pulgadas, con una relación pantalla-cuerpo de 70.2 por ciento, una resolución de 876 x 2142 píxeles y 373 PPI. El display posee un sistema de bisagra llamado Zero Gap, patentado por Motorola, que permite que ambos lados de las pantallas queden perfectamente alineados al cerrarse. Este mecanismo se ve y se siente totalmente sofisticado y delicado. El equipo se cierra doblando la pantalla en forma de herradura, y ocultando bajo el bisel inferior parte del P-OLED. 

VIDEO DEL CIERRE:

Si comparamos los sistemas de pliegue del Motorola y Samsung, en Razr notamos cómo se hunde el display en la parte central como mencionamos, con forma de herradura. Con el tiempo se deja de percibir tanto a nivel visual como táctil y la ventaja es que protege al dispositivo contra partículas y polvo (aunque no lo hace ni sumergible y el agua y el polvo, si se lo expone demasiado, dañaría severamente el equipo).

Con el sistema de bisagra horizontal “Hideaway” del Z Flip, el mismo que le trajo tantos problemas al Galaxy Fold, podremos percibir el doblez pero con el tiempo también se deja de notar y solo se ve si se lo mira en ángulo. Sin embargo, el sistema de Samsung hace al Galaxy Z Flip completamente vulnerable a daños por agua y polvo.

COMO SE SIENTE USAR UN PLEGABLE

En cuanto a la sensaciones de uso, un detalle importante es que para abrir el Motorola Razr tiene cierre de resortes, por lo que no se puede quedar abierto a la mitad como una laptop para usarlo en L. Y el cuerpo del smartphone plegable se siente sumamente frágil a pesar de que la construcción es robusta. Esta tecnología de OLED plegable al tacto se nota la diferencia con una pantalla tradicional, y puede que se marque o dañe más fácil.

Por otro lado, es un dispositivo sumamente cómodo para llevarlo en el bolsillo. La pantalla exterior es sin dudas un éxito de usabilidad para no estar abriendo y cerrando el equipo como pasa con la competencia. Eso si, abrir y cerrar el teléfono es sin lugar a dudas lo mas divertido porque no se puede creer como se dobla la pantalla.

Esta pantalla a su vez, tiene sus contras. Por más que subamos el brillo o cambiemos la configuración del display los colores parecerán un poco apagados, algo que podría llegar a no ser el ideal si queremos ver una serie o película. Este es uno de los precios de las primeras etapas de la innovación. Al tocarlo se siente un pequeño “juego” en sus partes, y algun que otro sonido al cerrarlo.

Por otro lado, al utilizar la pantalla nos encontramos con dos cuestiones importantes: el notch y el borde que sobresale en la parte inferior donde se acopla la tapa no tiene una forma regular rectangular y puede hacer que perdamos un poco de contenido visual. Además, su borde inferior ancho hace disntita la manera de acceder a los botones nativos de Android, atras y menu. Pero a nivel general el display del smartphone plegable funciona muy bien, los tiempos de respuesta son muy buenos, la pantalla es sumamente inmersiva.

Por último, en lo que respecta al diseño, tenemos que hablar de un detalle muy importante si es que considerás comprarlo o no: no viene con bandeja para Nano-SIM ni MicroSD, ni carga inalámbrica, ni conector 3.5mm para auriculares. El Motorola Razr solo admite eSim por lo que tendrás que solicitarle a tu operador de telefonía el chip virtual.

En cuanto al almacenamiento, deberás conformarte con los 128GB de almacenamiento que trae; y por los auriculares no te preocupes, ya que  incluye unos con conector USB Type-C, adaptadores y muchos accesorios que te dejarán muy contentos:  trae una especie de cartuchera rígida elaborada con tela bordada y metal que es un lujo, al igual que el packaging plástico que sirve de estante para el smartphone y como amplificador de sonido.

UNBOXING:

RENDIMIENTO Y AUTONOMÍA

Motorola Razr

Pasando al interior del Motorola Razr, tenemos un Qualcomm Snapdragon 710, acompañado por 6GB de memoria RAM y 128GB de almacenamiento, que, como dijimos no se puede expandir. Teniendo en cuenta la extraña selección de procesador que realizó Motorola para este nada económico dispositivo, dentro de la gran oferta de chipset superiores, podemos decir que es un smartphone que cumple, pero deja que desear en potencia, sobre todo por su precio y por lo que ofrece la competencia.

A pesar de esto, en nivel rendimiento gráfico el dispositivo, por ejemplo, puede correr el Call of Duty Mobile con una configuración gráfica en alta sin ninguna preocupación. Sacando la opacidad de los colores, el dispositivo responde con fluidez, la imagen no se pixela y la respuesta a nivel comando es muy rápida.

Sin embargo, como nos gusta poner a prueba los dispositivos, probamos el Call of Duty: Mobile con la máxima configuración posible. La única diferencia que encontramos entre una configuración y otra es que el dispositivo se calienta un poco más de lo debido. A nivel gráficos el smartphone respondió muy bien e incluso no se vio afectada la vida de la batería, otro de los puntos bajos del equipo.

En lo que respecta al uso diario, el dispositivo responde bien y muy rápido al momento de abrir cualquier aplicación como lo puede hacer cualquier equipo de gama media-alta. En cuanto a la respuesta táctil, quizás al momento de deslizarnos en la pantalla para bajar o subir a las diferentes opciones tendremos que presionar un poco más de lo normal. La calidad de sonido, a pesar de tener un altavoz mono, es muy buena y viene con auriculares con puerto USB Type-C que ofrecen una mejora en el audio, que nos sumerge en nuestra canción o serie favorita.

BATERÍA

El Motorola Razr viene equipado con una batería de 2510 mAh, podríamos decir que para esta época en la que vivimos es muy poco, incluso si lo comparamos con los 3300 mAh del Galaxy Z Flip. Seguramente la decisión de colocar esa capacidad de batería se vió condicionada por el tamaño del dispositivo y la delgadez, hecho que nos lleva a también comprender por qué la empresa optó por un Snapdragon 710, y es por el consumo relativamente eficiente que tiene. 

Pasando a los datos concretos, al smartphone le toma cerca de una hora 45 minutos alcanzar el 100 por ciento de la carga, un standar en la gama. En cuanto a la autonomía, si le damos un uso relativamente normal entre juegos, videos, navegación y redes sociales, la batería llega a las 24 horas. Sin embargo, haciendo de un uso intenso Motorola se queda corto esta vez, no como en su serie G, y a penas llega a las 8 horas.

Esto se puede ver modificado si nos acostumbramos a usar la pantalla exterior, dado que abriríamos menos la interna, de mayor consumo.

Motorola Razr

Por último, y como de costumbre, el smartphone plegable de Motorola viene con actualización a Android 10 optimizado para pantallas secundarias y no sería un dispositivo de la empresa si no contara con las clásicas Moto Acciones. Ya sea que tengas el teléfono cerrado o abierto vas a poder agitar la cámara para que se encienda la linterna, realizar capturas de pantalla con tres dedos y activar la cámara.

CÁMARA

Con respecto al apartado de cámaras, tenemos una lente frontal de 5MP con una apertura focal de 2.2 HDR y la posibilidad de grabar en 1080p a 30fps. El lente principal es de 16MP con apertura f/1.7, Dual Pixel, PDAF y está acompañado por un sensor TOF 3D. Por otro lado, el sensor principal tiene un Flash de doble tono de doble LED, HDR y nos permitirá grabar en 4K a 30fps y 1080p a 30fps.

En cuanto al desempeño de las cámaras, si hay algo que nos resulta extraño es que Motorola siempre se destacó por tener un sistema de lentes que pueden hasta contra el mejor dispositivo de gama alta. Sin embargo, el Razr tiene un desempeño sólo aceptable que nos proporcionará una buena calidad de fotos, aunque podríamos decir que le falta un plus (y eso sin compararlo con la gama alta).

Con la cámara principal del Motorola Razr podremos obtener fotografías con colores vivos, con una buena nitidez pero nos encontramos con dificultades para enfocar los objetos. Por otro lado, se debe tener en cuenta en ángulo de enfoque, ya que podemos encontrarnos con una sobreexposición en el fondo del objeto y que se vea oscurecido.

En condiciones de poca luz, el dispositivo se desenvuelve bastante bien, los detalles se pueden seguir percibiendo, incluso en las zonas más oscuras. Sin embargo, en este caso nos encontraremos con que la nitidez se resiste un poco más de lo habitual.

Motorola Razr

Un detalle interesante es que podremos activar la cámara principal desde la pantalla externa y utilizar la misma para tomarnos selfies conservando la calidad de los 16MP algo que ningun equipo gama alta, por ahora puede ofrecer. Usar la cámara principal para tomarnos selfies. Por supuesto, en el Razr también encontraremos los mismos modos de captura que en otras series de la compañía como: color directo, retrato, panorámica y más.

CONCLUSIÓN

El Motorola Razr ofrece un diseño ultra pocket y liviano, una pantalla plegable de vanguarida y un display externo muy útil. Sin embargo, sus puntos débiles, además de su precio, pueden ser que el equipo no sea para todos.

Claramente Razr es una demostración de innovación y vanguardia en diseño por parte de Motorola y no está pensado para competir ni en precio ni prestaciones. Esta pensado para ofrecer una experiencia distinta y girar todas la cabezas a la hora de atender un llamado o de cerrar una pantalla por la mitad. Mientras que los amantes de la potencia lo van a menospreciar, los amantes del diseño lo van a adorar.

PEl Motorola Razr se puede adquirir solo en color negro a través de la tienda oficial de Motorola por un precio de 129.999 pesos en 18 pagos, y cabe destacar que si bien es un precio elevadisimo, el equipo cuesta aún más en otros paises. 

ESPECIFICACIONES TÉCNICAS

  • Pantalla
    • Tecnología: pOLED (main) gOLED (CLI)
    • Tamaño: plegable 6.2 pulgadas 21:9 HD
    • Resolución: 876 x 2142, 373ppi (Principal) y 800 x 600, 370ppi (CLI)
  • Sistema Operativo: Android
  • Hardware
    • Procesador: Qualcomm Snapdragon 710 Octa-Core 2.2GHz
    • Memoria RAM 6GB
    • Memoria Interna: No
    • Expande hasta: No
    • Tarjeta de Memoria Soportada: No
    • Memoria Interna: 128GB
    • Capacidad de Batería (mAh) 2510
  • Cámara
    • Principal de 16MP con AI y Flash Dual
      • Resolución de Video 4K UHD@30fps 2160 x 3840 4K UHD 21:9@30fps 1632 x 3840 FHD@60fps 1080 x 1920 FHD@30fps 1080 x 1920 FHD 21:9@30fps 816 x 1920 HD@30fps 720 x 1280
      • Otras Funciones: Estabilización electrónica de imagen (EIS), Modo retrato, modo recorte, color directo, Night Vision, cinematografía, panorámica, filtro interactivo, cámara lenta, cámara rápida, HDR, temporizador, fotos con movimiento, modo manual y automático, cámara instantánea, selfie con gesto, Google Lens, marca de agua, captura de sonrisa, composición inteligente, optimización de escena, formato RAW (modo manual).
    • Frontal 5MP, sin Flash
      • Resolución de Video: FHD@30fps 1080 x 1920 FHD 19:9@30fps 816 x 1920 HD@30fps 720 x 1280
      • Formato de Reproducción de Audio: MPEG-4, H.263, H.264, HEVC, XVID, MPEG2
    • Formato de Reproducción de Video: WAV,MP3,AAC,AMR-NB,AMR-WB,MIDI,Vorbis,APE,ACC-plus v1,AAC-plus v2,FLAC, ADPCM
  • Sensores
    • Acelerómetro: Sí
    • Sensor de Proximidad: Sí
    • Campo magnético (brújula): Sí
    • Giroscopio: Sí
    • Huella Dactilar: Sí
    • Otros: Luz Ambiente
  • Conectividad
    • Wi-Fi 802.11 a/b/g/n/ac
    • Wi-Fi Direct / Hotspot Sí
    • Bluetooth 2.4 and 5 GHz
    • DLNA: No
    • NFC: Sí
    • Redes: No
    • Bandas LTE 1, 2, 3, 4, 5, 7, 8, 13, 20, 28, 38, 66
    • USB USB-C
  • Más Características
    • Redes: 4G+ / 4G / 3G / 2G
    • Resistencia al agua: No

Comenta!