Review Metal Gear Survive: la franquicia que lucha por su supervivencia

Metal Gear Survive es lo nuevo de la saga de Konami para PC, Xbox One y PS4, y se desprende completamente de su legado de 30 años para reinventarse como un juego de survival. ¿De qué se trata este spin-off? Enterate en estas líneas.

Tras 30 años de existencia, y con algunos de los juegos más aclamados de la historia en su haber, Metal Gear por primera vez tiene un título donde el creador y director Hideo Kojima no cumple rol alguno. ¿Cómo se continúa con una serie después de una ruptura tan pública como la del creador y su ex compañía, Konami? La respuesta es, según el gigante nipón, reinventar la serie de sigilo y acción, y las mecánicas vistas en el MGSV: The Phantom Pain como un juego de survival.

Entre Ground Zeroes y The Phantom Pain hay un período de varios años que Big Boss pasa en coma, y es en este que se desarrolla la historia. Sin embargo, este no es un juego canónico sino que los jugadores atravesarán un portal en control de un soldado de la base de Big Boss, y llegarán a un mundo plagado de zombies. Tu tarea será procurar armas, comida, bebida y más mientras tus ex-compañeros zombificados intentan eliminarte. Al igual que en series como Minecraft, Ark, Rust, o DayZ, las primeras horas de juego son las más duras y tenés que construir lo básico: campamento con fuego, lugar donde hervir agua, estaciones de trabajo para crear gadgets, y más.

RELACIONADO: Konami lanza la beta y anuncia fecha de lanzamiento del Metal Gear Survive

Con el correr del tiempo vas a poder reclutar sobrevivientes, tomar bases para fortalecer tu posición y, ahora sí, usar las espectaculares mecánicas de sigilo de Metal Gear para tomar zonas y despachar enemigos sin ser descubierto. La otra parte del juego es un simulador de construcción de donde tenés que crear defensas para expulsar al enemigo que busca destruirte. Estas partes son bastante más monótonas y menos inspiradas, aunque al principio te van a subir bastante la adrenalina. Por cierto, si jugaste los games anteriores, vas a reconocer varias zonas del mapa de Phantom Pain que fueron reutilizadas, por lo que vas a correr con ventaja a la hora de navegar el terreno.

Otro elemento que se repite del juego anterior en Metal Gear Survive es la administración de tu base, donde podés asignar soldados a diferentes áreas, extraer recursos con edificaciones especiales, y más para no tener que depender únicamente de lo que cazas y encontrás. Eso sí, llegar a este punto te va a tomar horas y horas de juego en una campaña single-player que es bizarra, por momentos graciosa, pero que de a ratos parece escrita a las apuradas. Te va a recordar un poco a Lost: cada vez que parece que va a pasar algo o te van a rescatar, pasa algo que te arruina todo y te devuelve al casillero anterior. Lo que te va a hacer más liviano esto es que en un punto podes desbloquear misiones cooperativas y jugar con amigos (hasta 4 jugadores a la vez) para recoger recursos y volverse más fuertes en equipo.

Dado que el juego es de supervivencia, la variedad de armas de fuego es mucho menor que en The Phantom Pain. Para palear esto, ofrecen armas como arcos y flechas, lanzas, y más que podés adquirir trabajando duro o usando microtransacciones. Justamente hablando de esto, vas a poder crear un personaje por cuenta, y si querés más, vas a tener que pagar para adquirir slots adicionales, como si de un MMORPG de la vieja escuela se tratase. Metal Gear Survive tampoco tiene a Quiet, D-Horse o DD para acompañarte en misiones por lo que muchas veces se siente reducido en calibre comparado a lo que podíamos hacer en el game anterior.

RELACIONADO – Metal Gear cumple 30 años: ¿En qué orden están los juegos de la saga?

Un detalle que vale la pena destacar es la presencia de un atemorizante antagonista diseñado por Masahiro Ito, el veterano de Konami responsable de las enfermeras y Pyramid Head de Silent Hill. Este es terrible e imponente, y es la mejor razón para seguir jugando la campaña hasta el final. Fuera de esto, Metal Gear Survive no se siente realmente como un remix interesante de lo que ya lograron en entregas anteriores, y parece más bien un intento de traer un spin-off a la serie para no tener que continuarla sin Kojima mientras crean un juego de un género “de moda”. Hasta sorprende que no haya un modo de Battle Royale comparable a PUBG.

Esta no es la primera vez que Konami crea spin-offs de Metal Gear (por ejemplo, Metal Gear Acid es un juego de cartas, o Metal Gear Rising un juego de acción a lo Bayonetta/Devil May Cry pero con parries). Sin embargo, por más raros que hayan sido los spin-offs anteriores, lo que más sorprende en Metal Gear Survive es que simplemente no se siente como si fuera Metal Gear. ¿Dónde están los espías? ¿Los villanos grandilocuentes? ¿Los bosses charlatanes? De continuar en esta dirección, los triple A de sigilo parecen estar en vías de extinción y hay un enorme hueco en el mercado que hasta ahora nadie supo llenar.

 

Comenta!