Review Maneater: ¿Mami qué tu quiere’? Aquí llegó tu tiburón…

Maneater llega nadando, mordiendo y matando a tu PC, Xbox y Play Station 4, con risas, sustos y mucha acción ¡Te contamos cómo es en esta review

Maneater es un juego de acción RPG que desde su anuncio ha dado mucho de qué hablar. A través de Deep Silver, allá por la E3 del año pasado, nos llegaba este nuevo título de Tripware Software que nos ponía en la piel fría y mojada de un tiburón. 

Maneater es una mezcla de cosas, que nos recuerda a muchos otros productos pero que no se parece en nada a lo que conocemos. Algo así como agarrar un bowl imaginario de videojuegos y mezclar en el un poco de GTA, con una pizca de Eco The Dolphin, 50cc de Moby Dick, 100 gr. de la Shark Week de Discovery Channel, y una cucharadita del estilo de National Geographic… con ese gustito de fondo a Sharknado que lo hace una pieza cuanto menos, bizarra.

Había una vez un tiburoncin… (¡Sí, tiene historia!)

Si pensabas que Maneater era solo comer y matar...bueno, sí, estás en lo cierto...pero también tiene una pequeña historia de fondo. Con drama, algunos tintes ecologistas y por supuesto, muchos dientes.

La historia comienza con un hombre barbudo llamado Scaly Pete, a quien le avisan que se avistó un tiburón lamia con un cuchillo clavado al costado de su cuerpo. Enfurecido, el pescador sale a dar(nos) caza. Finalmente (esto ocurre en los primeros cinco minutos del juego, tranquilo), nos atrapa y nos mata, revelando así que no somos el tiburón que él está buscando, porque somos muy pequeños -medimos aproximadamente entre 4 y 5 metros de largo, solo para que lo sepan-.

Pero...de nuestro vientre saca a un pequeñín, al que lastima. El tiburoncito  le devuelve el favor y logra escapar ¡Sí, plot twist! Ese cachorro tiburón huérfano es nuestro protagonista y deberemos cuidarlo, alimentarlo y verlo crecer cual orgullosas madres tiburonas. 

-Pero los tiburones son oviparos, no salen de la pan..

-¡Silencio!, no es relevante. 

Masticando ando nadando…

Claramente el leimoitv de nuestro pequeño amigo es comer. Y es literalmente todo lo que hace durante todo el juego. Peces grandes, peces chicos, tortugas, barcos y por supuesto…humanos. Si la venganza es o no lo que mueve a nuestro tiburoncito, depende más de nosotros que de él. Es un tiburón, no muestra sentimientos…Aunque sí muestra un gran gusto por la carne humana. 

Cultura Geek educa: Desde 1580 a la fecha la ISAF (International Shark Attack File -si, porque esto existe-) contabilizó solo 100 muertes humanas en las mandibulas de tiburones Lamia-. 

La jugabilidad de Maneater se centra en eso: atacar y comer cada vez más, para hacernos más fuertes y grandes, crecer y volvernos un megatiburon digievolucionado (en el sentido más literal de la palabra). Cada animal o persona que comamos nos dará materiales para mejorar…o mejor dicho mutar a nuestro tiburón en una máquina de pelea que está más cerca de una ficción de SyFy que de un tiburón normal. 

Tiene un sistema de ‘nivel de amenaza’ al mejor estilo GTA, en el que cuando comenzás a matar humanos, los cazatiburones se activan y te empiezan a buscar por tierr…bueno, solo por mar. 

 

RELACIONADO  ¿Avalanche está trabajando en el RPG de Harry Potter? : las pistas y toda la info hasta ahora

Cada nivel también nos da información sobre el impacto negativo que tiene la actividad humana sobre los ecosistemas de nuestra tierra, y también a través de los ‘cazatiburones’ que conoceremos, pone en un lugar bastante vergonzoso al ser humano en general. En Maneater estamos representados como un predador aún peor que el tiburón sanguinario que manejamos. Sí…los juegos de tiburones también pueden ser profundos…o nos gusta sobrepensar las cosas, en cualquier caso sirve.  

 

Por supuesto…la jugabilidad es repetitiva y grindear para subir de nivel es algo que puede tornarse bastante aburrido para quienes no estén acostumbrados a este tipo de juegos. 

No todo es venganza y masticar bañistas

No hay que olvidar que además de máquinas come-hombres somos animales y luchamos por nuestro territorio. En adición a los jefes cazatiburones humanos, deberemos enfrentarnos al ‘alfa’ de cada región para convertirnos en el ser más temido. 

Lucharemos también con fauna agresiva, que nos dará más de un microinfarto apareciendo de la nada y no queremos spoilearles nada, pero seguramente vean con MUCHAS ganas a las billeteras de piel de cocodrilo después de jugar.

 

RELACIONADO  Review Mortal Kombat Aftermath: El tiempo vale oro

Además de eso, Maneater tiene misiones de exploración donde podremos ir desbloqueando nuevos puntos en el mapa y objetos que nos permitirán mejorar a nuestro tiburón. 

Sonriendo con todos los dientes de tiburón…

La cereza en la crema de atún de Maneater es que es un producto que está formulado sabiendo exactamente lo que es. No es un juego que pretenda verse serio en ningún momento. 

A lo largo del mapa, nos acompañará un narrador que comentará sobre lo que estamos haciendo. Hará chistes, nos dará datos reales sobre las especies que nos encontremos…y en ocasiones también nos hará burlas. El recurso está medido muy bien, sin ser invasivo o cansador. 

Los puntos de referencia que encontraremos en el mapa incluyen gags y giños a la cultura popular e incluso las misiones están escritas como juegos de palabras. 

¿Cómo se ve y se escucha la caza?

 Los tiburones se confían de su sentido de la visión -además del olfato- para dar caza a sus presas. Pero no distinguen humanos de focas…un poco esa decepción se da con los gráficos de Maneater. 

El modeling 3D, los reflejos y los efectos de agua no son particularmente destacables. Los gráficos pueden dejar bastante que desear al que esté buscando precisión, realismo y sangre que le salpique en la cara

¿Sabías que los tiburones tienen un gran sentido del oído? Bueno, la banda sonora de este juego le hace justicia. Con algunos hints de la famosa tonada la película,  está pensada para hacer el juego mucho más dinámico y le da una impronta muy apropiada en cada momento. 

Para clavar el colmillo y cerrar…

Maneater es un juego sorprendentemente bien pensado para la premisa original. Si bien no nos deslumbrará con sus gráficos y su historia profunda, nos sacará sustos y risas por igual. Ademas comer gente puede ser extremadamente desestresante. 

Es tiburonamente refrescante que nuestro protagonista sea un tiburón Lamia y no el típico tiburón blanco…aunque seguramente hasta que te contamos que era una especie distinta, ni lo notaste. 

Si bien es un juego que nos ofrece una experiencia de jugabilidad finita -no es del tipo que se juegue una y otra vez-, estamos seguros que será una de esas cosas que quedaran en nuestra colección y que miraremos con una sonrisa de entre cinco y diez filas de dientes. 

FECHA DE LANZAMIENTO 22 de mayo de 2020 
DESARROLLADOR Tripware Software
DISTRIBUIDOR Deep Silver
PLATAFORMAS Xbox One, PC, PS4
 

Comenta!