Review God of War (2018) en PC: la obra maestra que hace que todos gritemos… ¡Boy!

God of War llega a PC para que más personas puedan conocer la historia de Kratos y Atreus. Lo jugamos y queremos contarte todo ¡En esta nota!

God Of War es un juego que no necesita presentación. Uno de los grandes títulos de PlayStation llega el día 14 de Enero por primera vez en PC para que más usuarios puedan disfrutar de la aventura de Kratos y Atreus. 

Secuela de God of War 3, lanzado para Play Station 3 y 4,  lanzado en 2018, este juego vino a “revitalizar” la saga, con gráficos modernizados y una historia bastante más… humana. Se trata, ni mas ni menos, que uno de los juegos más aclamados por la crítica de la saga. 

Poco hay para decir que no se haya contado…pero durante años God of War fue un juego que solo estaba disponible para aquellos con una PlayStation. Ahora, los usuarios de PC podrán acceder a él a través de Steam

God of Daddy Issues

Vamos a comenzar la review hablándole a aquellos que nunca tocaron God of War. 

La historia de God of War sigue a Kratos, antiguo Dios Griego de la Guerra. Está “retirado” (por así decirlo) y vive en el bosque de Midgar junto a su hijo, Atreus. La segunda esposa de Kratos, Faye, acaba de morir y es deber de su marido e hijos darle una sepultura. Así es como Atreus y Kratos se dirigen a la montaña…y como el ex Dios de la Guerra ahora deberá enfrentarse a un desafío mucho más mundano: ser padre soltero. 

¿Notaron que el argumento puede bien adaptarse a una sitcom? Vamos a compartir con ustedes algunos sketchs que nos imaginamos para presentarlos a Play Station…

-ATREUS VAMOS A LLEVAR LAS CENIZAS A LA MONTAÑA
-Pero padre, todavía no cremamos a mama!
-¡Boy!
*risas grabadas*

 Si tenés conflictos no resueltos con tu papá, God of War te va a pegar en el pecho. El juego brilla por la excelente dinámica padre-hijo que se genera entre Atreus y Kratos. La historia quizás tenga magia, peleas y salvar a los reinos en decadencia...pero la verdadera trama de este juego es la relación entre un hijo que no sabe que es un semi Dios y un padre que ahora deberá estar mucho más presente. Y darle a bichos con un hacha, por supuesto. 

Kratos es uno de los personajes con más matices de PlayStation. El hombre rudo, sanguinario, que levanta y parte rocas sin ningún problema…es también un papá preocupado y un viudo triste. Cuando un desconocido en nombre de Odin, el Gran Dios Nórdico, invada el nuevo hogar de Kratos y Atreus, la excusa de llevar las cenizas de Faye a la montaña se convierte en un gran leimotiv para alejar a su hijo de allí y enseñarle a “ser un hombre”.

Atreus, en gran contraste con su padre, es un joven gentil y de corazón blando. No le gusta matar y le esquiva a la violencia. Cómo aprenden el uno del otro es lo que hace que este juego no pase desapercibido. 

Te dejamos un poco de nuestra visita a los estudios Santa Monica, en el lanzamiento original de God of War

No vamos a contarte más de la historia, pero si te adelantamos que al intentar llevar las dichosas cenizas de Faye al a montaña…ambos notarán que hay algo muy malo con el mundo y será tu deber salvarlo.

La mejor parte de esto es que, si bien es un juego de continuación directa con GoW 3, no es necesario que juegues los anteriores para disfrutarlo. Quizás tengas la “visión incompleta”, pero no conocer el lore del juego hace que tu experiencia con lo que vas descubriendo sea muy “desde los ojos de Atreus”, que es un poco la gracia de este título. 

Jugando como padre e hijo

A nivel jugabilidad, ofrece una experiencia muy interesante. Controlarás en tercera persona con una cámara muy pegada a la espalda a -tu nueva figura paterna- Kratos, sí, pero Atreus será tu compañero durante el viaje…y a medida que le enseñes más habilidades, más podrá ayudarte en combate. Esta dinámica entre ambos personajes y cómo utilizar los poderes de uno u otro a tu favor, la da a la experiencia God of War puntos extras que lo hacen único. 

Los controles para los fans de PC a quienes les gustan juegos donde todo es apretar A, pueden resultar un poco confusos al principio. Por supuesto tenemos la opción de personalizarlos. Este juego tiene una configuración más similar a los Soulslike, con dinámicas en los botones frontales y gatillos. 

Podrás subir las estadísticas de Kratos y Atreus, y con ellas equipar mejores armas o armaduras. A la larga, podrás evolucionar a tus personajes para que tengan mejores habilidades y te ayuden más en combate. Inclusive mejorar las tu hacha Leviatán y otras cosas que tendrás en el camino.

Esta vez tu arma mortal es esta hacha encantada, que te regaló tu difunta esposa. El nivel de combate no es especialmente complicado, más similar a un hack and slash que involucra además contraatacar y bloquear, que a un combate estratégico…por lo menos con los jefes y monstruos regulares. 

El mapa que es de mundo abierto por momentos, está lleno de secretos, puzzles, tesoros e incluso enemigos especiales, que podrás explorar para conseguir mejores items. La historia sola ofrece aproximadamente 20  horas de juego…si sos de los que le ponen mucha atención al detalle, unas 35…y para los platinosos, hay hasta 60 horas de diversión dependiendo su nivel de habilidad. 

Daddy Issues, sí, ¿pero de desempeño?

Al jugar este juego lo probamos en dos PC. Primero utilizamos una computadora con procesador AMD RYZEN 5 3600 4.2GHz y una placa de video Nvidia GeForce 1660ti. El juego corría de manera fluida a 60 FPS con los gráficos seteados en “Alto”. Sin embargo, hay que aclarar que durante nuestra experiencia de juego hubo momentos donde los frames cayeron a menos de 30, al punto que fue necesario reiniciar para recuperar la performance. La versión que jugamos de manera inicial se trataba de una Beta, por lo que es posible que el desempeño sea mejorado una vez que la versión final comercial esté disponible.

Luego, ya con la versión final lo probamos en el monstruo que tenemos en la redacción con un Intel i9 11900K y una GeForce 3080, donde obviamente no sufrió problemas de desempeño alguno, pero hay que tener en cuenta que le puede costar un poco en compus un poco viejitas o con potencia media. 

En este caso, God of War se puede jugar hasta en resolución real 4K, y con 21:9 de pantalla para los ultra wide. Tiene soporte con los últimos drivers para usar DLSS (Deep Learning Super Sampling) que ayuda a aumentar la velocidad de los fotogramas y se ve realmente espectacular, cosa que supera ampliamente como se veían en una consola. También este juego es apto para Nvidia Reflex, que permite reacciones más rápidas y mejores combos. 

La fluidez en los gráficos de GoW es bastante necesaria, ya que la cámara en las cinemáticas tiene la particularidad de no estar fija, sino de tener un leve movimiento. Si tu Pc no está preformando bien, este efecto hace los pequeños “frenos” de la cámara muy notorios. 

Te contamos los requisitos mínimos y recomendados para jugar este juego:

MÍNIMO:

 

    • Requiere un procesador y un sistema operativo de 64 bits
    • SO: Windows 10 64-bit
    • Procesador: Intel i5-2500k (4 core 3.3 GHz) or AMD Ryzen 3 1200 (4 core 3.1 GHz)
    • Memoria: 8 GB de RAM
    • Gráficos: NVIDIA GTX 960 (4 GB) or AMD R9 290X (4 GB)
    • DirectX: Versión 11
    • Almacenamiento: 70 GB de espacio disponible
    • Notas adicionales: DirectX feature level 11_1 required
RECOMENDADO:

 

    • Requiere un procesador y un sistema operativo de 64 bits
    • SO: Windows 10 64-bit
    • Procesador: Intel i5-6600k (4 core 3.5 GHz) or AMD Ryzen 5 2400 G (4 core 3.6 GHz)
    • Memoria: 8 GB de RAM
    • Gráficos: NVIDIA GTX 1060 (6 GB) or AMD RX 570 (4 GB)
    • DirectX: Versión 11
    • Almacenamiento: 70 GB de espacio disponible
    • Notas adicionales: DirectX feature level 11_1 required

¿Pectorales en HD?

Las mejoras gráficas son más apreciables en PCs de alta gama. En una tarjeta de video gama mid-low, el juego se verá muy similar a lo que se puede ver en una Play Station 4. Esto por supuesto no es algo malo, ya que de por sí es un juego visualmente atrapante. Desde las texturas de los personajes, el ambiente y los distintos juegos de luces con los que nos encontraremos. Y por supuesto, no hace la experiencia menos disfrutable. Sin embargo esto significa que -salvo que seas un mega fanático- si ya lo jugaste en una consola…quizás lo más razonable sea comprarlo una vez que puedas jugar con una placa de video de alta gama donde podemos asegurarte que se ve realmente increíble.

Conclusión

God of War es un port con un rendimiento decente. Si bien la versión Beta presentó algunos problemas cuando la jugamos, fueron más los momentos donde pudimos disfrutar cómodamente de la historia. 

Es uno de los grandes títulos de Santa Monica Studios para PlayStation y su lugar en la historia de los videojuegos está bien ganado.  Si no lo pudiste jugar en su hardware original, es el momento perfecto para meterte en esta historia de cara al lanzamiento de Ragnarok. Si ya lo jugaste, quizás lo mejor sea recomprarlo solo si tenés hardware de última generación. 

FECHA DE LANZAMIENTO 14 de Enero de 2022
DESARROLLADOR Santa Mónica Studio
DISTRIBUIDOR Sony 
PLATAFORMAS PC (STEAM)

 

 

Comenta!