¿Jurassic Park más cerca de hacerse realidad? Encontraron un dinosaurio mini conservado en ámbar

Casi como si saliera de Jurassic Park, un grupo de científicos realizó un monumental hallazgo de algo diminuto: un dinosaurio entero conservado en ámbar. ¿Qué datos podemos extraer, y qué significa para los que sueñan el regreso de los reptiles terribles ciencia mediante?

Nuestro planeta está lleno de secretos, misterios e historias que simplemente no podemos conocer de forma directa debido a que, a gran escala, los humanos llevamos muy poco tiempo en él. Ahí entran los fósiles, que nos dan indicios de cómo fue la vida en eras anteriores y nos narraron sobre una época que los dinosaurios caminaban la Tierra como formas de vida dominantes.

Constantemente se encuentran nuevos fósiles y especies que completan la imagen, pero un nuevo hallazgo es especial por mostrar uno completo, perfectamente conservado en ámbar cual Jurassic Park.

Este dinosaurio es una especie completamente nueva, Oculudentavis khaungraae, y es uno de los más pequeños que se hayan conocido hasta ahora. Su estado de conservación nos muestra que desde el pico a la cola mide apenas 14 milímetros. El hallazgo se publicó en la revista Nature donde cuentan que básicamente esta especie tiene el tamaño de un colibrí abeja (Mellisuga helenae), una especie actual de las más pequeñas que existen.

RELACIONADO – ¿El fin de las contraseñas escritas? Un nuevo programa logra hackear cualquier password

El fósil fue encontrado en Myanmar, junto a otros especímenes que incluyen cucarachas, ranas, caracoles, serpientes y más especies. Es el vistazo más completo al ecosistema de un antiguo bosque tropical de hace cien millones de años que hayamos visto, y como el ámbar es tan bueno a la hora de conservar fauna, podemos ver de cerca tejidos blandos o anatomía. Por ejemplo, nuestro khaungraae parece haber tenido pupilas adaptadas para actividad diurna, y dientes en su pico. Esto da a pensar que era un depredador que se alimentaba de pequeños insectos.

RELACIONADO – Smartphones y Coronavirus: 5 gadgets para limpiar y prevenir el contagio

Oculudentavis khaungraae parece un clásico ejemplo de “enanismo insular”, proceso evolutivo por el que una especie reduce su tamaño para adaptarse a ambientes de recursos limitados. Se supone que este linaje de dinosaurios voladores, además, son los predecesores de las aves modernas mientras que los dinosaurios no-aviares se extinguieron hace millones de años. La presencia de una dentadura indicaría que es una especie bastante antigua, del cretáceo, dado que las aves modernas fueron perdiendo esta característica.

¿Se lo puede revivir a lo Jurassic Park?

Estaría buenísimo, pero incluso conservado en condiciones óptimas como es el caso de este ejemplar, el material genético aprovechable de una especie tiene una media vida (velocidad relativa de deterioro) demasiado corta como para que lo podamos aprovechar. De momento la tecnología aún no está a la altura de llevarlo a cabo como se vio en la película. Quizás conforme avance la medicina, esta probabilidad sea más realista. Por ahora, nos quedamos con las ganas y las ilustraciones.

Comenta!