Inodoros inteligentes: ¿el trono de porcelana te podrá diagnosticar enfermedades?

Los inodoros inteligentes proponen una revolución de las heces donde tu propio trono te va a dar señales de alerta para cuidar tu cuerpo. Conocé las tendencias de salud del futuro, ¡a continuación!

Sentarte en el baño a despedir amigos del interior suele ser un proceso que requiere una dosis de intimidad, pero ahora también puede ser útil para diagnósticos. Un grupo de científicos afirma que desarrollaron un gadget que, ubicado dentro del trono blanco, usará cámaras, tiras de examen, y sensores de movimiento para analizar los depósitos que hagas. Estos serán subidos y contrastados a un servidor en la nube y te darán diagnósticos o comentarán anormalidades.

Según los investigadores, estos “inodoros inteligentes” son tecnología apuntada a usuarios propensos a condiciones como colon irritable, cáncer de próstata, o insuficiencia renal. Sin embargo, si viniera con un sistema de puntos y te diera puntaje por consistencia, fuerza de impacto o velocidad de los depositos, capaz nos interesaría igual.

Ocurre que este es el resultado de 15 años de trabajo: “Cuando hablabamos del proyecto, la gente medio que se reía porque parecía interesante pero medio raro“, comenta su creador el Dr Sanjiv Gambhir, profesor y jefe de radiología de la Universidad de Stanford. Es casi un desperdicio que no haya sido desarrollado en alguna universidad de Boston.

RELACIONADO – Cerrame la cinco: crean un selfie stick para laptops

Los inodoros inteligentes no tienen nombre oficial, pero se trata de un gadget que analiza las secreciones y muestras de orina para un análisis físico y molecular que juzga las características físicas. De acuerdo a los investigadores, esto puede dar información acerca de 10 tipos de condiciones diferentes, desde infección urinaria a cáncer de próstata.

Las pruebas se realizan sobre 21 candidatos. “Todos usamos el baño“, afirma el doctor Gambhir. “No hay forma de evitarlo, y eso aumenta el valor de este dispositivo“. La tecnología usa una combinación de marcadores biológicos, y por raro que suene, un mapa del ano para diferenciar entre humanos.

RELACIONADO – Ídolo: Jack Black baila semidesnudo y con sombrero de cowboy para pasar la cuarentena – mirá el video

Sabemos que suena raro, pero resulta que tu huella anal es única“, continuó. “Estos escaneos se usan como sistema de reconocimiento para conectar a los usuarios con sus datos concretos“. Sin embargo, se apura en aclarar que esta tecnología no reemplaza a un doctor real. El próximo paso es desarrollar pruebas específicas para cada usuario, según declaró al Nature Biomedical Engineering.

Y vos, ¿cómo te cuidas el sifón de bosta?

Comenta!