Fortnite: El twitchero Ninja organizó un torneo con fans, pros y streamers

El famoso streamer de Twitch se enfrentó a fans y semi-pros en un torneo de Fortnite sin precedentes. Se hizo en Las Vegas y hubo premios y objetivos muy curiosos. ¡Conocé más sobre el nuevo hito de Ninja, acá!

Un evento sin precedentes que allana el camino al Fortnite competitivo, el torneo que tuvo a Tyler “Ninja” Blevins como protagonista en Las Vegas presentó un formato de juego en modalidad solo con recompensas por matar al famoso streamer de Twitch y por ser el último sobreviviente de cada partida, el evento fue organizado por Esports Arena.

Un escenario con una gran pantalla, en el medio el famoso Ninja jugando desde su PC Gaming y una gran pantalla mostrando lo más destacado, debajo el resto de competidores, que entraron luego de pagar una prima de 75$ y que se distribuyen entre fans y semi-pros, esperan a cruzarse a su referente mientras juegan en un box con otros participantes a su lado. Un formato de competición nunca antes visto, que parece explotar al máximo la versatilidad de Fortnite Battle Royale, donde no sabes en que momento te cruzaras al jugador más famoso del mundo.

RELACIONADO – Ninja y Drake jugaron Fortnite en Twitch y fue la transmisión más vista de la historia

Enfocado en el espectáculo lleno de diversión que es el título de Epic Games, y en la competitividad de un esport, el torneo otorgó recompensas de 2.500 dólares para quienes sean capaces de derribar a Ninja, y otro premio de igual cantidad para los que se queden con la victoria de cada juego.

La competición de 9 partidos fue transmitida por el canal de Ninja en Twitch, y logró superar la marca establecida por el mismo streamer durante una transmisión junto a celebridades como Drake y Travis Scott, alcanzando 667 mil espectadores en simultáneo.

Este formato cuenta como experiencia y como antesala del torneo de exhibición que se realizará en el E3 durante junio, donde 50 celebridades de la música y los deportes, se enfrentarán a 50 pro gamers. Por ahora el futuro de Fortnite como esports sigue en un camino de espectáculo y diversión, y no tan formal como su par PlayerUnknown’s BattleRoyale.

Comenta!