Don’t Worry Darling: la película rodeada de escándalos y escupitajos… ¿qué pasó realmente entre Harry Styles y Chris Pine?

Don’t Worry Darling no le está haciendo honor a su nombre, ya que sí está preocupando a varios. Muchos miembros de la producción de esta película están involucrados en más de un escándalo, desde su directora Olivia Wilde hasta Florence Pugh, Harry Styles y Chris Pine.

Dont Worry Darling poster

No podíamos dejar pasar el, o mejor dicho, los escándalos que rodean a la próxima película de Olivia Wilde: Don’t Worry Darling. Protagonizada por Florence Pugh y Harry Styles, este thriller psicológico llega a los cines el 22 de septiembre, pero ya viene dando de qué hablar desde hace dos años… y no por su trama, justamente.

Recientemente, Don’t Worry Darling se estrenó en el Festival de Cine de Venecia y dejó más de un tema para analizar. Más allá de que no recibió tantas buenas críticas, la mayoría de los ojos no estaban puestos en la trama, sino en Wilde y Pugh, quienes venían siendo protagonistas de la polémica. Sin embargo, se sumó a la lista Chris Pine, actor que se volvió viral por sus reacciones en las conferencias de prensa y porque muchos creyeron que Harry Styles lo escupió. Sí, leíste bien. Ahora te contamos paso a paso qué viene pasando con esta película.

Nos remontamos a abril de 2020, momento en el que se empezaba a conocer el reparto: Olivia Wilde (además de dirigir), Florence Pugh, Shia LaBeouf y Dakota Johnson. Sin embargo, meses después, Johnson se bajó y llegaron Chris Pine, KiKi Layne y Gemma Chan.

En ese momento, una que parecía muy entusiasmada por el proyecto, el protagónico y por trabajar con Wilde era Pugh, quien en Instagram había dicho que la directora era su ídola y que no podía creer que fuese a trabajar con LaBeouf y Pine. Tiempo después parece que cambiaría bastante opinión.

En septiembre del mismo año se daba a conocer que el protagonista de Transformers abandonaba el proyecto por “problemas de agenda”. En su lugar llegaba nada más ni nada menos que el popular cantante Harry Styles, quien solo había tenido un pequeño papel en Dunkerque.

Sin embargo, tres meses después, la cantante FKA twigs denunciaba a Shia LaBeouf por maltrato, acusándole de agresiones, asaltos sexuales y tortura psicológica. Otras mujeres también se sumaron a las denuncias contra el actor y las dudas sobre la razón de su ida de Don’t Worry Darling comenzaron a surgir. Además, LaBeouf negó algunas acusaciones, se hizo cargo de otras y admitió tener problemas de alcoholismo y agresividad. Es ahí cuando se revela que a este actor lo habrían despedido de la película, ya que no era fácil trabajar con él, según había dicho Olivia Wilde.

shia labeouf

Un mes antes de que termine el rodaje de la película (en febrero de 2021), empiezan a salir rumores y fotos de Olivia Wilde junto a Harry Styles fuera del espacio de filmación, dando a entender que estarían en una relación (aunque nunca confirmaron nada).

Recién en abril de 2022, Wilde presenta por primera vez Don’t Worry Darling en la CinemaCon de Las Vegas. Y, aunque todo aparentaba normal, en un momento se le acerca una mujer y le entrega (en el escenario y enfrente de todos) un sobre. ¿Qué tenía? Una demanda judicial en la que Jason Sudeikis (actor y ex-esposo de Wilde) pedía la custodia de los hijos. Ellos se habían separado alrededor de noviembre de 2020.

Olivia Wilde

Así que la presentación de la película ya había empezado media rara. Pero eso era solo el comienzo de un montón de rumores, suposiciones y teorías. Muchos fans comenzaron a prestarle atención a los comportamientos y acciones en redes sociales de algunos miembros del elenco y notaron que Florence Pugh no había comentado prácticamente nada sobre Don’t Worry Darling, cuando ella al principio estaba sumamente entusiasmada.

Incluso en un momento se hizo evidente que la actriz parecía alejarse cada vez más de la entrega, llegando a ignorar a Olivia Wilde en varias publicaciones donde mencionaba que verla trabajar (a Pugh) era una maravilla.

Pugh no comentaba ni compartía nada relacionado a la película en sus redes sociales (ni siquiera el primer tráiler), es más, le hacía publicidad a otras películas, como Oppenheimer, la nueva entrega de Christoper Nolan en la que también actúa.

Esto cambió recién en agosto, cuando comenzaba a acercarse el estreno de la película y su presentación en el festival de Venecia. Florence Pugh compartió el tráiler y el póster y salió a hablar en entrevistas de la entrega, aunque parecía seguir ignorando a Wilde.

A finales del mismo mes, la directora habló por primera vez en una entrevista sobre lo que pasó con Shia LaBeouf. Wilde reiteró que lo despidió para proteger al equipo y más que nada a la actriz principal. “Su proceso no era favorable para la ética de comportamiento que exijo en mis producciones. (…) Particularmente con una película así, sabía que iba a pedirle a Florence que se pusiera en situaciones muy vulnerables, y mi prioridad era hacer que se sintiera segura y que supiera que la apoyaban”.

Ante esto, LaBeouf se comunica con el mismo medio que había entrevistado a Wilde y le dice que en realidad él abandonó el proyecto porque no había tiempo para ensayar. Junto con su mensaje, el actor agregó capturas de mensajes de texto enviados entre él y la directora en los que ella lamentaba su salida del proyecto; también incluyó un mail que le había enviado a Wilde: “Tanto tú como yo sabemos las razones de mi salida. Abandoné tu película porque tus actores y yo no podíamos encontrar el momento para ensayar”.

Sin embargo, lo que se volvió más viral fue un video filtrado (por LaBeouf) que Wilde le había mandado al actor. En él vemos a Wilde diciéndole que tenía “el corazón roto” y que quería arreglar la tensión que había entre LaBeouf y “Miss Flo” (Pugh). “Si ella de verdad se compromete, si de verdad pone su mente y su corazón en esto, en este momento, y si pueden hacer las paces, y respeto tu punto de vista, y el de ella, pero si podés hacer eso, ¿qué piensas? ¿Hay esperanza?”, decía Wilde.

Justo en esa misma semana, se daba a conocer que Florence Pugh no participaría en la promoción de Don’t Worry Darling. Algo raro, ya que es la protagonista de la película. Sin embargo, a pesar de que esta acción alimentara las teorías de mala onda en el set, aclararon que la razón de su ausencia era que estaba muy ocupada en el rodaje de la secuela de Dune. La idea era que Pugh se presentara solo en la premiere de la peli en Venecia y después volver al rodaje.

Festival de Cine de Venecia - Dont Worry Darling

Sin embargo, cuando llegó septiembre y por ende la presentación de Venecia, apareció sin ningún problema Timothée Chalamet, protagonista de Dune. Esto hizo que las dudas crecieran aún más. En la rueda de prensa, obviamente le preguntan a Olivia Wilde sobre el tema y ella insistió en que Pugh está muy ocupada en Dune 2 e incluso agradeció a Denis Villeneuve por permitirle a la actriz abandonar el rodaje un día.

En cuanto a los interminables chismes de la prensa sensacionalista y todo el ruido que hay ahí fuera, quiero decir que Internet se alimenta solo. No siento la necesidad de contribuir a que esto se siga agrandando, creo que está suficientemente bien alimentado”, dijo Wilde sobre la polémica.

Dont Worry Darling

Ya en la alfombra roja del Festival de Cine de Venecia, la tensión se veía y las fotos lo dejaban en claro. Florence Pugh, Harry Styles y Olivia Wilde no aparecieron uno al lado del otro en ningún momento, siempre tuvieron a otro actor/actriz que los separaban.

Y acá es donde hablamos de uno de los últimos actos que sorprendió e impactó a más de uno. En la proyección de la película se viralizó un video en donde parece que Harry Styles, mientras está por sentarse en su lugar, escupe a Chris Pine, quien estaba sentado al lado suyo y de Wilde. Las redes sociales explotaron y se llenaron de teorías (incluso se habló de un spitgate), aunque poco tenía que ver con el escándalo Pine. Mucho var y tantas preguntas sobre ese momento.

A pesar de que muchos jurarían que la escupida pasó, el representante de Pine salió a aclarar y desmentir lo ocurrido. “Esta es una historia ridícula, un relato completamente fabricado y el resultado de una extraña ilusión que es claramente engañosa y permite la especulación tonta”, le dijo el hombre a la revista People y continuó: “Sólo para ser claros, Harry Styles no escupió a Chris Pine. No hay nada más que respeto entre estos dos hombres, y cualquier sugerencia de lo contrario es un intento descarado de crear un drama que simplemente no existe”.

Al día siguiente, con Harry Styles nuevamente en su gira mundial, el cantante británico bromeó sobre la situación frente a miles de fans en el popular Madison Square Garden, ubicado en Manhattan. “Este es nuestro décimo espectáculo en el Madison Square Garden. Es maravilloso, maravilloso, maravilloso estar de vuelta en Nueva York. Fui muy rápido a Venecia para escupirle a Chris Pine. Pero no te preocupes, ¡hemos vuelto!”, dijo entre risas.

Por más buena o mala que sea Don’t Worry Darling, el bardo que se armó en la producción parece que la supera completamente y se lleva toda la atención. Si bien algunos creen que este revuelo podría jugarles a favor, las críticas dicen lo contrario, ya que hasta ahora tienen un 42% en Rotten Tomatoes.  

Comenta!

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.