Cómo es el “vuelo a ninguna parte” de la aerolínea Qantas que vendió todos sus pasajes en 10 minutos

La aerolínea Qantas lanzó a la venta el “vuelo a ninguna parte”. 7 horas que te pueden llevar a cualquier parte del país y volvés. En 10 minutos, vendió todas sus plazas.

Qantas

La aerolínea Qantas lanzó una propuesta más que llamativa: un vuelo a ninguna parte, sin destino implícito, que recorre los lugares más importantes de Australia para verlos desde el aire.

Siete horas en un Dreamliner era mucho tiempo para ir y volver dentro del país. Sin saber qué iba a pasar, la empresa dio luz verde a la idea el mediodía de ayer, y a los diez minutos, literal, todos los boletos se habían vendido, convirtiéndolo en el “vuelo más rápido vendido en la historia de Qantas“, según sus voceros.

RELACIONADO  TCL traerá los smartphones L9S y L7 junto al Android TV L75P8M para Argentina

Los “vuelos a ninguna parte” se pusieron muy de moda en Asia, ya que las restricciones fronterizas por la pandemia suponen un obstáculo en la capacidad de viajar a otros países.

Muchas aerolíneas asiáticas ya habían ofrecido esta idea, y todas informaron que todos sus aviones salían con los asientos repletos. Pero eso pasaba en Asia, donde los vuelos no duraban más allá de un par de horas.

Qantas

Cuando Qantas propuso su idea de un vuelo de 7 horas hubo varios reparos y dudas, ya que en teoría, cuando la gente hace un vuelo de 7 horas pretende al menos aterrizar en otro país.

La aerolínea solucionó este “problema” haciendo que el avión surque los cielos, recorriendo los paisajes más hermosos que su país le podía regalar. Un espectáculo no solo conceptual, sino también visual. Un recorrido por las nubes por algunos de los lugares más queridos de Australia.

RELACIONADO  Una versión sin cortes de Psicosis en la nueva caja de colección: The Alfred Hitchcock Classics Collection

Los vuelos, que van a tomar lugar el 10 de octubre próximo, llevarán a los pasajeros desde Sydney en viaje turístico por todo el país. En la lista de destino podemos encontrar Uluru, Kata Tjuta, Whitsundays, Gold Coast y Byron Bay.

Además los pasajeros recibirán una bolsa repleta de regalos, memorabilia y coleccionables de los entrañables 747 ya retirados, y hasta los pijamas oficiales de la línea aérea, aunque el vuelo sea sólo por 7hs.

Los boletos tuvieron un valor de 787 dólares australianos en clase económica, 1787 dólares australianos (1.300 U$D) en clase económica premium o 3787 dólares australianos en asientos de clase ejecutiva (similares a los precios de cabotaje normales).

Qantas

La misma propuesta, en Argentina por ejemplo, podría llevarnos a conocer las Cataratas del Iguazú en Misiones, para pasar un rato entre tanta belleza y luego volver a Ezeiza o Aeroparque. Podríamos conocer El valle de la Luna en San Juan, Iruya o Cafayate en Salta, Tilcara en Jujuy, el Parque Nacional Talampaya en La Rioja, el Parque Nacional Sierra de las Quijadas en San Luis, Villa La Angostura en Neuquén o Puerto Madryn en Chubut.

La idea de tener estos vuelos en la Argentina resulta genial ya que nuestro país está lleno de bellezas naturales por conocer. Vos, ¿te animaría a comprar un boleto para un “vuelo a ninguna parte”?

Comenta!