Carne y Arena: el corto VR de Alejandro González Iñárritu

Carne y Arena, el cortometraje de seis minutos y 30 segundos de Alejandro González Iñárritu, trata sobre la situación en la frontera de Estados Unidos, que gracias a la inmersión que aporta la realidad virtual, logra que el espectador “sienta” en carne propia lo que viven los inmigrantes.

Según las palabras del propio Alejandro González Iñárritu, Carne y Arena es un “experimento” que invita al espectador a entrar, descalzo, y en solitario, en una sala cubierta de arena en la que un par de operarios le colocan una mochila y unos lentes de realidad virtual.

Los lentes de realidad virtual logran ubicar al espectador entre un grupo de inmigrantes desesperados en el desierto que separa a México de Estados Unidos y que repentinamente son descubiertos por una patrulla fronteriza que está vigilando la zona.

La persona que vive está experiencia puede moverse por toda la escena recreada por Iñárritu y Emmanuel “El chivo” Lubezki, aparentemente sin ser vistos.

Para la creación de los personajes se tomaron como referencia inmigrantes reales de Centroamérica y mexicanos, para que la situación que se plantea en la historia sea una experiencia aún más real.

RELACIONADO – Door No. 1: Hulu prepara la primera serie en Realidad Virtual

Carne y Arena de Alejandro Gonzalez Iñárritu (ganador del Oscar por Birdman y The Revenant) fue exibido en mayo pasado en el prestigioso festival de Cannes.

Según González Iñárritu, la obra fue creada en realidad virtual para “darle un gran impacto a la sociedad cada vez menos interesada en estos temas tan sensibles que sufrimos hoy en día”.

Además dio su punto de vista de porqué era necesario contar una historia así utilizando la realidad virtual como recurso:

La realidad ya no es suficiente para nosotros. La cantidad de información sobre esas personas ya no nos genera ningún interés. Hubiera podido filmar un corto de diez minutos y nadie hubiera venido, lo hubieran visto diez personas. Aquí estoy yo, es una pieza mía, una instalación, es una expresión personal de una situación mundial y la herramienta tecnológica da la posibilidad, te deja entrar al subconsciente inclusive de los personajes”. 

RELACIONADO – Las aventuras de Rick and Morty ya están disponibles en realidad virtual

Iñárritu también aclaró que no es un trabajo militante ni político, es humano. El director explicó que para realizar este corto tuvo que volver a aprender diversas técnicas, como la de iluminación. La realidad virtual “rompe ‘la gramática del cine’ tradicional porque no tiene marco ni secuencias, entre otras diferencias”, aclaró.

Comenta!