Un nuevo tanque de guerra israelí se podrá manejar con un joystick de Xbox y con IA basada en Starcraft 2

Las Fuerzas de Defensa de Israel operan con Carmel, un tanque de guerra con inteligencia artificial que se comanda con un mando de Xbox. Leé los detalles, las críticas, y más, ¡a continuación!

Carmel es el nombre código de un tanque de guerra israelí que usa un sistema de control bastante curioso. Además de ser un arma y transporte tradicional, con cámaras, sensores, y otros sistemas y armamentos ultramodernos, también tiene algo bastante “teenager” una vez que lo ves desde adentro. El tanque se maneja desde una gran pantalla panorámica donde los soldados dan sus órdenes al sistema por medio de un control de Xbox.

Carmel es un prototipo de las Fuerzas de Defensa de Israel, y se lo pensó para los soldados locales que son hombres y mujeres de entre 18 y 21 años de edad, en promedio. La experiencia, para los creadores, es que ni bien se  ingresa a la cabina de control el soldado estará inmediatamente familiarizado con lo que tienen en frente. Lo curioso es que modelos previos usaban un sistema más tradicional, parecido al de un jet de combate con un joystick pero los gamers adolescentes reportaron no tener familiaridad con este sistema tan viejo y actualmente en desuso.

RELACIONADO  Leaving Las Vegas: la feria CES adoptará el formato digital en 2021 y no será presencial

El resultado inicial de esto es que el entrenamiento para usar un tanque Carmel es relativamente corto. “No quiero decir que les tomó cuatro minutos, pero máximo les tomó cuatro horas. Están más propensos a experimentar, le temen menos a la tecnología… les viene naturalmente. No es como jugar Fortnite, pero es algo así… y sorprendentemente llevan sus habilidades a efectividad operacional en corto tiempo“, comentó el coronel Udi Tzur.

La pantalla muestra más contenido estilo “videojuego” como la cantidad de munición disponible, o armas operativas. Finalmente, también hay mapas en tiempo real y una cámara que mira directamente afuera. Los críticos, obviamente, hablan de que este tipo de ideas desensibilizan a los soldados al “infantilizar” la guerra como si fuera un jueguito y es por eso que un tanque se controla entre varios y sin sistemas que cubran los ojos o den posibilidades VR, para “mantenerse en el mundo real”. Moshe Friedman, experto en robótica y diseñador de este modelo explicó que “esto no es estar en casa, comer y tomar, y divertirte. Esto es trabajo. Además, el modo en que Carmel se mueve, el sonido que hace, es muy distinto a un videojuego“.

RELACIONADO  Las nuevas notebooks gaming ASUS ROG sorprenden procesadores Intel i9 10th gen y 2080 Super

La otra función clave de Carmel es el modelo de inteligencia artificial basado en Unity pero que curiosamente fue entrenado con partidas de Starcraft II. Esto afecta la parte de navegación, dado que las armas solo pueden ser operadas por humanos. El motivo de usar a Starcraft es que justamente las partidas son largas, la información a veces está incompleta, y es necesario tomar decisiones con lo que hay dispoonible. Este sistema vio un incremento del 20 a 30 por ciento de efectividad en la navegación y capacidad de llegar a diferentes objetivos sin ser atacados.

Los ejército permanentes deberán desaparecer por completo con el tiempo“, escribía Kant en 1795. Seguramente hoy escribiría que las guerras del futuro deberían ser directamente entre computadoras y que los joystick de Xbox se queden en sus respectivas consolas.

Comenta!