Airbus quiere crear un avión eléctrico a base de hidrógeno para dejar atrás la contaminación aérea

Los autos eléctricos son la tendencia del futuro, pero ¿se puede hacer eso con otros vehículos como aviones? Airbus dice que sí… tal vez. Te contamos más detalles, ¡en esta nota!

Airbus se encuentra en la búsqueda de resolver un dilema técnico bastante interesante: ¿se puede hacer realidad el vuelo eléctrico, o inevitablemente necesitamos motores de combustión? La clave, según la empresa, es un fenómeno identificado en 1911 conocido como superconductividad, que reduce la resistencia en sistemas eléctricos, y ayudaría a consumir menos energía para despegar y volar largas distancias. Esto es el proyecto ASCEND, que quiere decir “Advanced Superconducting and Cryogenic Experimental powertraiN Demonstrator“,o “Demostrador de Tren de Poder Criogénico Experimental y de Superconducción Avanzada“.

RELACIONADO  Thymesia, un soulslike que se inspira visual e históricamente en el ya clásico Bloodborne

Airbus trabaja en tecnología que podría cambiar el mundo de la aviación para siempre con su proyecto UpNext. Este imagina un mundo donde las tecnologías del futuro de la aviación puedan ser decarbonizadas y dejar de usar combustibles fósiles. Hasta ahora, produjo trajes a pequeña escala o drones, pero con ASCEND analiza si es posible llevar esto a los aviones grandes. La clave es la superconductividad, identificada por el físico holandés Heike Kamerlingh Onnes hace más de 100 años, quien descubrió que en diferentes formas de la materia, la resistencia eléctrica podía eliminarse.

El desafío es cómo tratar con el peso, dado que los sistemas eléctricos de hoy no podrían alcanzar el requerimiento de energía necesario para hacer que un avión levante del suelo… sin hacerlo muchísimo más pesado a la vez. Por ejemplo, según el científico alemán Andreas Klöckner, para que un avión A320 tenga fuerza como para despegar, la batería debería ocupar casi todo el fuselaje. La superconductividad permitiría aumentar la densidad de poder en la propulsión y reducir la masa de la batería, por lo que según Airbus, el sueño no es imposible sino que requiere una poderosa inversión.

RELACIONADO  Xiaomi ahora quiere meterse en el negocio de los autos eléctricos y va por Tesla

Airbus quiere combinar materiales superconductivos a temperaturas heladas para eliminar la resistencia y conseguir el poder necesario. La idea es reducir la temperatura a -253°C para que el poder alcance. Así, ASCEND explorará si es esta la solución al problema del transporte aéreo, y si así podremos tener vuelos ecológicos, de baja emisión y sin contaminación. Esto se hará con un sistema construido en tierra que será probado a fines de 2023, y considerará soluciones que puedan ser adaptadas a los diferentes tipos de motores.

Comenta!