Review: Smash, la nueva manera de transferir archivos

La magia de internet está en poder compartir las cosas que importan con quienes las necesitan. Smash es un servicio que te permite justamente eso. Conocé cómo funciona esta  nueva propuesta de transferencia de archivos, y qué particularidades tiene, ¡en esta nota!

Históricamente, uno de las funciones más importantes de la web fue permitir el intercambio de archivos. Ya sea via programas de chat, email, y ahora servicios de almacenamiento, los usuarios siempre se las ingeniaron para poder enviar y recibir aquello que necesitaban. El problema siempre fue qué hacer con los archivos grandes, y eso es lo que Smash viene a solucionar.

Smash es un servicio de transferencia de archivos que funciona como una versión simplificada de Mega y ese estilo de servicios. Esto no es al estilo dropbox, donde necesitas una app aparte, una cuenta o algo por el estilo – con este servicio alcanza con entrar a su página web. Desde esta, hacés click arriba a la derecha y seleccionás “Smash Now“. En la siguiente pantalla, vas a poder arrastrar el archivo que quieras transferir o usar el navegador para poder seleccionar tu archivo desde la locación que quieras en tu computadora. Tras esto, vas a tener una serie de opciones para enviar el link y compartirlo.

RELACIONADO: ¿Qué es la transferencia de archivos PIPE? Entrevistamos a su creador

La gracia de Smash, y la razón por la que existe, es porque todos los demás servicios del mercado imponen límites arbitrarios en sus sistemas de transferencia. Depende qué tan bueno sea el servicio, te van a requerir que pagues para romper ese límite que en muchos casos no supera el giga. Esto no está particularmente mal para el uso en una oficina, por ejemplo, pero sí es un auténtico problema para quienes trabajan editando audio, video, o generalmente tienen que enviar archivos muy pesados. Smash directamente se saltea todos estos límites, y te va a permitir subir cualquier archivo no importa cuanto ocupe.

Smash no requiere que te registres, no tiene publicidad (aunque muestra arte de varios artistas en donde puede), e incluso te permite obtener previews de los archivos – tanto en su versión desktop como mobile. Esto es particularmente bueno para los que tienen por costumbre no descargar cualquier cosa de internet. El único punto negativo de Smash es que sus archivos sólo duran en la nube 7 días. Sin embargo, este límite podrá evitarse gracias a una modalidad premium que lanzará este 2017.

Comenta!