Review Kirby’s Dream Buffet: una mezcla entre Fall Guys y Candy Crush que no está a la altura del icónico personaje

Kirby’s Dream Buffet aparece luego de unos meses del lanzamiento de Kirby and the Forgotten Land, con una propuesta diferente que no le hace justicia al personaje. Lo jugamos en Nintendo Switch y te contamos nuestra experiencia.

Hace solo horas, subimos la reseña de Pac-Man World Re-Pac para PC, donde también hablamos, necesariamente, del Super Mario 64. Tanto Pac-Man como Mario, al igual que Kirby, tienen una larga lista de títulos y, como es de esperar, algunos tuvieron mejor aceptación que otros. La verdad es que, de las tres franquicias, Kirby es la que menos innova en cuanto a su gameplay (haciendo un análisis muy superficial en este punto), pero luego del divertidísimo Kirby and the Forgotten Land, que nos regalaba más de 10 horas de aventuras y acción, este Kirby’s Dream Buffet tiene sabor a poco.

RELACIONADO  Review de SD Gundam Battle Alliance: lo mejor viene en frasco pequeño

Como decíamos en el párrafo anterior, la saga de Kirby siempre fue fuerte en plataformas y aventuras, así sea en 2D o en 3D. Nunca fue de variar demasiado su gameplay, al menos su concepto inicial, aunque Kirby’s Dream Buffet es completamente diferente. O al menos así se siente. Exclusivo para Nintendo Switch, luego de las primeras impresiones el título fue comparado (y criticado) por su parecido con Fall Guys, no solo a nivel visual (por la cámara y el multijugador, suponemos, porque lo de Kirby a nivel estético es muy superior) sino por su fórmula. Si bien algo de eso hay, luego de jugarlo podemos afirmar que la experiencia es completamente diferente.

Lamentablemente, y aunque las comparaciones siempre son odiosas, Fall Guys, por ejemplo, es un juego F2P y, sobre esa base sólida, reside gran parte de su éxito. Kirby’s Dream Buffet cuesta unos $12 dólares y hay que tener una suscripción a Nintendo Online para jugarlo, justamente, online. Que no se malinterprete: el precio es más que aceptable, pero teniendo en cuenta eso y la suscripción a Nintendo Online, se entiende porqué muchos poseedores de la Switch rechazaron la propuesta. De todas formas, Nintendo sabe lo que hace, o al menos eso nos gusta pensar.

Y esto se notaba a la hora de encontrar partidas para vivir la experiencia multijugador. No solo era complicado encontrar a varios participantes, sino que, al menos nosotros, con una conexión a internet muy buena, sufrimos varios problemas de conectividad. Por momentos, el juego se aferraba a una velocidad de fotogramas que daban placer, pero por otros momentos, se hacía imposible jugar de los cortes que sufríamos.

RELACIONADO  Review The Last of Us Part I Remake: 8 años es muy poco tiempo

El juego, a nivel visual, es una delicia, en todo sentido de la palabra. Su estética, repleta de colores pastel y de, irónicamente, pasteles, crema, frutas, galletas, gelatina y todo tipo de dulces, recuerda muchísimo al Candy Crush y ese efecto placebo que solía tener. O suele tener, mejor dicho. Es como un paseo interactivo por un capítulo del reality Cake Boss, del reconocido pastelero Buddy Valastro.

Las texturas están muy bien trabajadas, los churros y las roscas llenas de crema te hacen caer la baba, al mismo tiempo que tenés que estar concentrado en esquivar enemigos y no caer a los abismos mientras vas rodando. Definitivamente, el aspecto visual y la música de Kirby’s Dream Buffet son su punto más fuerte.

Si bien hay diferentes modos de juego, la verdad es que todo se siente más o menos igual. El gameplay principal, por así decirlo, es el que te propone rodar hacía adelante, con la cámara por detrás, por unas “pistas” hechas con toda clase de alimentos dulces, como ya hicimos mención en el párrafo anterior.

La verdad es que, en este aspecto, todo se siente demasiado repetitivo, más allá de la dificultad que pueden proponer los otros jugadores. Algún salto por acá, algún obstáculo por allá, pero no mucho más. Los diseños sin demasiado simple y algunas decisiones que suponen creatividad, terminan molestando en demasía, como las paredes de galletitas.

RELACIONADO  Review Teenage Mutant Ninja Turtles: The Cowabunga Collection, el compilado que necesitábamos para revivir viejos tiempos

A medida que vamos avanzando y deglutiendo las frutas que vamos encontrando, nuestro esponjoso Kirby comienza a crecer y mientras más grande somos, más ventaja tenemos porque más rápido rodamos. Mucho más que eso no vamos a encontrar. El final de cada evento es como un “todos contra todos” dentro de un ring, donde vamos a tener que empezar a repartir madrazos a todos los demás jugadores con tal de poder comer las fresas que van apareciendo sobre la plataforma.

El juego mantiene el interés por cierto tiempo, pero el hecho de que todos los escenarios sean bastante parecidos entre sí, en conjunto con el diseño de los niveles y la propuesta de obstáculos que es bastante acotada, la verdad es que todo se empieza a sentir muy repetitivo al poco tiempo de estar jugándolo. Y no es que haya algo negativo en su gameplay, o en las mecánicas.

De hecho, el control de los movimientos se siente muy bien. El problema es la falta de variedad, de diversidad de conceptos. Literalmente, se siente como un juego F2P que ve la luz por primera vez para captar jugadores y con el tiempo, ir ampliando su arsenal.

RELACIONADO  Review Saints Row: un reboot que aprende de su pasado y le suma diversión y una buena historia a los mundos abiertos tradicionales

¿Tuvieron la suerte de vivir la experiencia de jugar al Mario Kart en Switch con cuatro amigos de forma local? Es algo increíble, por si aún no lo hicieron. La propuesta de Kirby’s Dream Buffet en el modo no multijugador online se queda corta, también. Nos deja jugar de forma local solo con dos jugadores. Para jugar de a cuatro, cada uno debería tener una consola, haber comprado el juego y bueno, todo se complica.

Desconocemos el porqué, pero no haber agregado la opción de cuatro jugadores de forma local es de los peores errores que el juego comete. ¿Será que la consola no lo soporta? Nos parece raro.

Como dijimos en un principio, si venimos con la explosiva experiencia de Kirby and the Forgotten Land, este título puede llegar a ser una decepción. Y si llegamos a la franquicia directamente con este juego, quizás no sea la mejor de las experiencias. Sí, hay mucho coleccionable, mucha cosita desbloqueable y muchos elementos “cosméticos”, por así decirle, pero no modifican el juego.

Stickers, diferentes diseños para nuestro Kirby, nuevas melodías… vamos, lo clásico de estos juegos. Pero el problema es la falta de variedad en la propuesta. Quizás como idea, el juego convence. Cuando lo llevas a la práctica, te divierte las primeras partidas y luego pierde, lamentablemente, mucha fuerza.

FECHA DE LANZAMIENTO17 de agosto de 2022
DESARROLLADORHAL Laboratory
DISTRIBUIDORNintendo
PLATAFORMASNintendo Switch

Comenta!

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.