Review 11-11 Memories Retold: Los trazos que dejó la primera Gran Guerra

11-11 Memories Retold es una montaña rusa de emociones que va desde lo más alegre a lo más triste del alma humana con la Gran Guerra de trasfondo. ¡Entra y entérate todo sobre está maravillosa aventura!

En Cultura Geek jugamos el 11- 11 Memories Retold y en esta review te contamos todo de esta historia que comienza en el mes de noviembre del año 1916, 2 años antes del cese al fuego total de la primera guerra mundial – la Gran Guerra-. Encarnamos a 2 personajes, Harry Lambert (Elijah Wood), un fotógrafo canadiense, y Kurt Weldner un ingeniero que trabaja en una fabrica de dirigibles en Berlín. Ambos personajes se cruzan en uno de los eventos más cruentos que vivió la humanidad y ponen en marcha una serie de eventos que va a culminar en el momento del armisticio.

El juego es básicamente una aventura narrativa con toques de fetch quest, esos que nos tienen yendo de un lado a otro buscando algún ítem para algún NPC oportuno – como por ejemplo ir a buscar una botella de vino para un oficial de alto rango, o una bobina de cable para reparar una radio-, pero además y a pesar que sus entornos no son extremadamente grandes o abiertos nos invita a explorar para buscar fragmentos de documentos que al encontrarlos todos revelan coleccionables con información sobre la gran guerra. Por otro lado el juego cuenta también con secuencias quick time event tanto para realizar algunas acciones como para decidir nuestras respuestas en situaciones tensas.

RELACIONADO – Bandai presentó sus próximos lanzamientos: jugamos Jump Force, Ace Combat 7 y más

Los personajes

Harry es un fotógrafo canadiense enamorado de Julia, su gran amiga, y que al conocer al Mayor Barrett decide enlistarse para ir a Francia, y con el uniforme ganar el amor de Julia. Harry es un chico joven con pasión y bastante inocente, y que como muchos de los que fueron con convicción no sabe en que se está metiendo.

Kurt por el otro lado se enlista cuando recibe información de que el regimiento de su hijo habia desaparecido en combate. En medio de la locura por saber si su pequeño Max está vivo Kurt decide unirse al ejercito e ir a luchar al frente como ingeniero.

A pesar que ambos se embarcaron a la guerra por motivos diferentes, uno más fuerte que el otro, ambos lo hicieron de forma puramente impulsiva. La historia nos muestra los dos protagonistas y sus motivaciones y como descubren en el frente los horrores reales de la guerraTras enlistarse en el ejercito el juego nos permite elegir que personaje seguir, si acércanos a Francia con Harry en barco o llegar al frente occidental con Kurt. No importa la elección que realicemos, ni acá ni más adelante siempre que elijamos ver a alguno de los dos protagonistas el juego después nos va a llevar al otro.

El juego

El título publicado por Bandai Namco tiene una ligera cantidad de puzles de dificultad relativamente baja, 11-11 Memories Retold ofrece algunos momentos de tensión en los que el jugador tiene que ser rápido, ya sea para tomar una decisión que vaya a afectar el desarrollo de la historia como para evitar morir en combate. Por ejemplo durante la parte del barco de Harry tenemos que sonar una campana a babor y otra a estribor para indicarle al capitán que camino seguir en un reguero de minas marinas. Estos momentos de tensión ofrecen una sensación moderada de peligro que nos recuerda que después de todo estamos en el frente de la gran guerra. Aunque no son situaciones en las que sea difícil salir airoso, de todos modos en estas podemos perecer.

El juego nos propone interactuar, hablar, y escuchar con todos los NPC y situaciones que podamos ya que cuanta más información tengamos más vamos a poder “contar en casa”. Y este es un apartado bastante interesante del juego, ya que nos permite elegir entre opciones diferentes para cada párrafo que Kurt le escribe a su hija de 8 años donde le explica por que está donde está. En función de la información de la que dispongamos podemos contar más o menos cosas. El juego nos permite, por ejemplo, decidir si contarle la verdad sobre los horrores de la guerra o escribirle sobre la gatita que encontró. Para Harry dado es fotógrafo, él puede elegir entre las fotos que sacó para enviarle a Julia, y en función de las fotos que envié va a alterar como Julia lo ve y lo que siente. En determinado momento del juego podemos alternar entre el personaje de Harry y el de Kurt para resolver algunos puzles simples.

El arte y el sonido

El apartado gráfico y artístico de 11-11 se lleva una mención aparte, todo el juego parece pintado con acuarelas y en esto DigixArt Studios se jugó ya que la totalidad del juego está hecho como si fuera una pintura impresionista. A primera vista llama mucho la atención y en algunos lugares puede que este estilo no le siente demasiado bien, sobre todo si son lugares muy cerrados o con pocos detalles. De todas formas lleva muy poco tiempo acostumbrarse a la estética y cuando salimos a entornos más grandes y variados en luz y color, pinta unos paisajes espectaculares que en conjunto con la música van llevando el ritmo de los eventos con una coreografía de colores y sonidos muy armoniosa.

Otro detalle interesante es que Harry (obviamente) y Kurt hablan en ingles en los momentos que están relatándole su historia al jugador, pero cuando hablan dentro del juego, cada hombre habla en su idioma Harry en ingles, Kurt en alemán, y la gente en París habla en general en Francés. Lo que a pesar de su apartado artístico hace que uno se sienta mucho más inmerso en la historia.

War Child

El juego está comprendido de 3 partes entre las que vamos desbloqueando videos de la ONG War Child, que muestra a niños reales que viven en lo que fueron zonas de combate. War Child es una organización no gubernamental del Reino Unido creada en 1993 y que da asistencia a niños en zona de guerra durante y después de los conflictos.

Un porcentaje de las ganancias de los DLC War Child que traen documentos de Jack y Eva, 2 niños reales que sufrieron los horrores de la guerra, van a parar a ayudar a los chicos que se encuentran en estas situaciones.

Conclusiones

11-11 Memories Retold es una historia fuerte aún sin caer en lo visualmente gráfico, y más allá de un juego, es una aventura que nos lleva a lo peor y lo más noble del alma humana, y redefine además quien es amigo o enemigo en una amplia gama de grises.

En conclusión 11-11 Memories Retold es una excelente y emotiva historia de unas 9 horas de duración y cuenta el lado humano de 2 “enemigos” que se encuentran en lados opuestos de la guerra. Si bien no se trata de un juego desafiante en cuanto a dificultad, destaca en su apartado artístico y en la historia. Además el juego nos invita a la rejugabilidad ya que tiene diferentes finales basados en nuestras elecciones de acción y diálogos, muchos coleccionables, y si queremos desbloquear el video final de War Child vamos a tener que encontrar todos los fragmentos de documentos escondidos en cada nivel.

El juego se puso a la venta el 9 de noviembre para las consolas PlayStation 4, Xbox One, y PC (Steam y Microsoft Store) pocos días antes del centenario aniversario del día del armisticio, y se puede conseguir por $1.200 en Steam y U$S 30 en consolas .

Comenta!