FPS: qué significa y qué importancia tiene en videojuegos, cine, fotografía y smartphones

Te contamos qué la importancia del FPS en videojuegos, cine, fotografía y smartphones, y por qué deberías prestarles atención. Todos los detalles ¡en esta nota!

Una de las siglas más comunes en televisores, videojuegos, pantallas, smartphones y cámaras es “FPS”, o fotogramas por segundo. Pero no todo el mundo esta familiarizado con esta sigla y su función, es por eso que para sacarte de dudas en esta nota te contamos qué significan y qué tan importante son en la práctica.

Qué significa FPS: Frames Per Second

FPS son las siglas de Frames Per Second, que en español se traduce como “cuadros por segundo”. Se trata de una cifra (24, 30, 60, 120) que mide la cantidad de imágenes que aparecen por segundo en la pantalla y crean la ilusión del movimiento.

En cine, es común que se utilicen 24 FPS, mientras que, en videojuegos, fotografía o smartphones, los números van de 30 a 120 y dependen de varios factores. Vamos a explicarlos a continuación.

RELACIONADO  xCloud en Xbox One mejora los FPS, la resolución y los tiempos de carga en videojuegos

FPS en videojuegos: ¿Qué tan importantes son?

En el mundo de los videojuegos los valores de FPS dependen, en primer lugar, del límite que impone el desarrollador y, en segundo lugar, de la potencia del hardware y medio por el cual reproducimos el videojuego en cuestión. Las consolas como PS4, Nintendo Switch o Xbox One corren los títulos a una media de 30 cuadros por segundo, en algunos casos 60, mientras que en PS5 y Xbox Series X|S pueden alcanzar hasta los 120 FPS, en el mejor de los casos.

Si pasamos a la PC, todo dependerá de hardware del que dispongas y los requisitos de cada videojuego. Cada título cuenta con un requerimiento mínimo, por lo que si cumplís con los requisitos básicos, es probable que te estanques en 30 cuadros por segundo con el sacrificio de varias opciones gráficas, pero si alcanzas los requisitos recomendados, podrías aumentar la tasa de cuadros por segundo.

RELACIONADO  Xbox Series X|S "FPS Boost" ¿cómo activarlo y que juegos recibirán la mejora el rendimiento hasta 120FPS?

La importancia de jugar con más o menos cuadros por segundo depende del jugador y, en todo caso, si se sumergirá en una experiencia competitiva, donde tener más FPS es sinónimo de fluidez y mayor capacidad de reacción a la intensa acción multijugador.

A todo esto, se suma la pantalla. Actualmente los monitores y televisores soportan hasta 60 cuadros por segundo, pero en caso de buscar imágenes de 120 FPS, no te bastará con una buena plataforma y un videojuego compatible. También deberás contar con una pantalla que disponga de esa tecnología de actualización de cuadros por segundo y, lamentablemente, son muy costosas.

FPS en smartphones y fotografía

Los FPS en smartphones se miden de la misma manera que en videojuegos. La mayoría de los dispositivos móviles integran un hardware que mayormente muestra imágenes en 30 cuadros por segundo, esto si estamos hablando de un smartphone gama media para abajo. Sin embargo, si nos vamos a los celulares gama media-alta o alta estamos hablando de que supera la barrera de los 60, 120 o hasta incluso 144 FPS, algo que recién se empieza a ver ahora.

Pero antes de continuar vamos a hacer un paréntesis, cuando hablamos de un dispositivo móvil lo común es escuchar el concepto de Hz en vez de FPS, por eso vamos a explicarlo. Los Hz, o tasa de refresco, es la capacidad que tiene nuestra pantalla para actualizarse, mientras que los FPS es la cantidad de fotogramas por segundo que se emiten. Es por eso que si contamos con un smartphone a 60Hz y un juego que se ejecuta a 120fps, es posible que no apreciemos debido a los límites del panel, el cual no tendría más remedio que subdividir los cuadros y mostrar sólo 60fps.

Por último, en lo que respecta en materia de fotografía el concepto FPS se aplica a la hora de grabar un video. Los FPS son muy importantes a la hora de filmar un video y posteriormente, en su edición. Si grabamos a 30 cuadros por segundo está bien, pero si filmamos a 120 FPS, al editar el video podremos jugar un poco más con la fluidez del mismo, incluso podremos obtener un efecto “slow motion”.

Comenta!