Disney Plus no quiere culitos: modifica digitalmente las películas para cubrir a los personajes

Disney plus subió montones de contenidos del catálogo clásico del gigante del cine, pero en lo que relaciona a los culitos, no siempre ves lo original. Conocé los detalles, y el caso de censura más comentado en la web, ¡acá!

¿Alguna vez te levantaste a la noche porque no podés dejar de pensar en algo que le dijiste a alguien hace años y sentís que quedaste como un tarado? A Disney Plus le pasa algo parecido con algunas de sus películas viejas, que a medida que las suben al servicio de streaming, se encuentran con que algún contenido es cuestionable hoy. Esto ocurre con los traseros y desnudos de los actores que en los 80s se mostraban con bastante impunidad, y el caso más emblemático es quizás en Splash de 1984.

En Splash de Touchstone Pictures hay una escena con un Tom Hanks muy joven que mira a la sirena interpretada por Daryl Hannah correr hacia el mar. Mientras se va, y la cámara se posa en la mirada del futuro Forrest Gump, se le ve la cola a la actriz antes de que salte al agua. En los ochentas, esto era más o menos corriente pero hoy esto incomoda a Disney, y por eso si la ves en el servicio de streaming te vas a encontrar con una versión alterada.

RELACIONADO – The Incredible Hulk: se reveló la verdadera razón por la que Marvel y Edward Norton ya no trabajan juntos

La nueva versión de la escena se popularizó gracias al tweet que se ve arriba, donde se aprecia que Disney usó CGI para alargar el pelo de la actriz Daryl Hannah y taparle las asentaderas. La idea es, de este modo, mantener el rating PG con el que la película lanzó originalmente en vez del PG-13 con el que contaría hoy por tener desnudos, por más breves que sean.

El cambio sorprendió a los usuarios que se preguntaron por qué no estrenar la película en Hulu en vez de Disney Plus si los desnudos son el problema, o por qué siquiera reeditarla dado que Disney Plus tiene, de hecho, películas PG-13. Incluso, en Thor: Ragnarok se puede apreciar el culito verde y desnudo de Hulk, pero quizás ser una cola CGI haga que la cuestión sea diferente.

Otros casos de alteraciones quizás menos obvios que el de Splash incluyen remover insultos como ocurrió en Adventures in Babysitting y Free Solo; remover términos racistas como en The Adventures of Bullwhip Griffin, y editar material como en Empire of Dreams que Disney considera que ya no es apropiado para los tiempos que vivimos.

Los cambios a las películas molestan a algunos fans que preferirían ver la original tal cuál lanzó en su momento, y es más que icónica la discusión entre fans acerca de si Han o Greedo dispararon primero, por ejemplo, pero estés del lado que estés lo cierto es que la versión original, donde Han dispara primero, no existe legalmente en ningún lado.

RELACIONADO – Dune: Mirá las primeras imágenes de la película adaptación a la novela de Frank Herbert

Como contrapunto, en el caso de Warner Bros., si hoy streameas o comprás un DVD de Tom and Jerry al principio vas a ver una advertencia sobre contenido y contexto en el cuál se creó este material que, sí, incluye material racista.

El gigante se hizo cargo, y prefierió poner una mirada crítica donde sus usuarios sean conscientes de cómo eran las cosas antes para aprender de ellas. Y vos, ¿qué opción preferís? ¿Editar los originales, o advertencias obligatorias?

Comenta!