Cómo se destacan los españoles en los negocios y en la vida cotidiana

Cuáles son las características esenciales de los españoles a la hora de hacer negocios y como se compara con su vida social. Los detalles, en esta nota.

Las características idiosincráticas de la cultura española, y de la gran mayoría de países latinoamericanos incluyen rasgos como: amabilidad, alegría, sociabilidad, autoestima; pero también el orgullo, rasgos que se destacan más en las relaciones comerciales.

Las reuniones de negociación suelen incluir conversaciones que a menudo derivan en charlas con un estilo más informal, por lo que estas reuniones, por lo general, se alargan mucho más que en otros países europeos. Incluso estas conversaciones pueden terminar en cenas que se prolongan hasta la madrugada.

Idiosincrasia española en las relaciones laborales

El carácter amable e informal son dos rasgos muy marcados en el ritmo de vida de los españoles, quienes viven su cotidianidad de modo más lento. De hecho, existe un permiso implícito que permite llegar tarde al menos durante los primeros 15 minutos a cualquier encuentro. Sin embargo, es importante destacar que, especialmente entre los empresarios españoles que se mueven en los mercados internacionales, la impuntualidad es cosa del pasado. Por respeto al entrevistado, intentan ser puntuales.

Llegados a este punto, cabe señalar que los contactos realizados en persona funcionan mucho mejor que los establecidos a través de otros medios de comunicación. El método de recomendación también sigue siendo muy crucial. Podemos contar con que un cliente español satisfecho nos recomendará a sus amigos.

Para los españoles, la estética desempeña un papel valioso: tanto el aspecto exterior y el cuidado de la persona, como el entorno asociado a la reunión de negocios; así como que sea refinado y elegante el mobiliario de la sala de conferencias.

Los españoles de pequeñas y medianas empresas, en ocasiones, no hablan una lengua distinta a la suya. Por ello, es aconsejable, si es posible, mantener la conversación en español y así adaptarse a la visión y percepción de dicho mundo español. Sin embargo, si no te sientes lo suficientemente competente en la lengua castellana, es mejor recurrir a un intérprete antes que tener una entrevista que te exigirá mucho más esfuerzo que a tu compañero.

En España existe una gran variación en la cultura laboral de una región a otra del país. También hay que señalar que actualmente existe una creciente brecha cultural y educativa, que se puede ver muy claramente si se observa con detenimiento la sociedad española. Si se compara la generación “mayor” con la “joven”, se observan diferencias significativas en cuanto a habilidades, disciplina o diligencia.

En particular, las empresas como AWISEE que trabajan en marketing online en España y en países latinoamericanos como Colombia o Argentina, deben tener en cuenta aspectos culturales muy diferentes a los de Europa u otras partes del mundo.

Reunión de Negocios

Durante las negociaciones es clave, para tener éxito, mostrarse solidario con tu socio ante asuntos menos relevantes, a la vez que mantener unos buenos modales.

Las negociaciones de los españoles son buenas y persistentes. Ten en cuenta que el objetivo de una negociación es rebajar las exigencias del otro. Una estrategia que suele funcionar es comenzar con un nivel de exigencia muy alto y luego hacer concesiones sutilmente y con cuidado, pero no hacer grandes concesiones de golpe, ya que puede parecer sospechoso.

Nuestras propuestas deben ser prácticas, estar bien calculadas y ser presentadas con profesionalidad. Hay que evitar las generalidades y las subestimaciones. Además, ten en cuenta que para los españoles, la relación calidad/precio del producto es a menudo más importante que el propio precio bajo.

El calendario de trabajo también es muy diferente. Ten en cuenta los festivos y la hora en la que empiezan a trabajar cada día: a partir de las 9 h. de la mañana. Entre las 14 h. y las 16.30 h. es la “hora de la comida” (y si se puede de la siesta), aunque también aprovechan las reuniones de trabajo durante la comida con un cliente o un compañero, pero también puede ser el momento en el que no haya nadie localizable en la oficina española. Por la noche, el horario de trabajo puede prolongarse hasta las 20.00 horas y las reuniones informales hasta la 01.00 o 02.00 horas del día siguiente.

PNT 

Comenta!