Review: I Am Setsuna, entre la nieve y el sacrificio

I am Setsuna, la nueva aventura de Square Enix que busca recapturar la gloria de los JRPGs de los 90s está entre nosotros, y tras probarla te contamos de qué va. Lee todos los detalles, antes que nadie, ¡acá!

Cultura Geek I am Setsuna review 1

La nostalgia puede resultar engañosa, y hacerte pensar que las cosas eran diferentes a la realidad – por lo general mejor de lo que las recordabas. Hace tiempo que los fans de los JRPGs  no viven una experiencia como las que Square programaba y lanzaba durante los años 90s, y la duda que siempre quedó en el fandom es este tipo de game, los juegos de rol japoneses bien clásicos con turnos diferidos y foco en la historia seguían siendo un género que se podía hacer hoy.

Durante mucho tiempo se sostuvo que gracias a los juegos cinemáticos modernos, ya no se necesitaba de los JRPGs para contar historias (Uncharted, por ejemplo, tiene tantas o más líneas de diálogo que algunos Final Fantasy viejos) pero lo cierto es que ningún otro estilo de game aportaba el mismo abanico de sensaciones que Chrono Trigger, Final Fantasy VI o la serie Suikoden. De una vez por todas, Square Enix se decidió a comprobar la verdad con el primer proyecto del estudio Tokyo RPG factory, recreando las condiciones en las que muchos de estos clásicos se produjeron.

RELACIONADO – I am Setsuna: Square Enix muestra su arte

I am Setsuna (PlayStation 4, PS Vita y Steam) es un juego de rol que de inmediato te va a hacer sentir como si fuera 1996, y este concepto de nostalgia atraviesa el juego en todas sus dimensiones. Para empezar, Tokyo RPG Factory es un estudio de apenas 10 personas con 20 consultores que trabajan en ambiente de taller, cual artesanos. Conscientes de esta posición privilegiada es que dejaron que sus emociones guíen el curso de su labor creativa y así crearon I am Setsuna.

El adjetivo “setsunai” significa “dolorosamente nostálgico” en japonés, y es a la vez el nombre de la protagonista del juego, una chica de una tierra enterrada bajo la nieve, cuya aldea está constantemente bajo el ataque de monstruos de todo tipo. La tradición de esta gente dice que los ataques se detendrán siempre que una jóven (“el sacrificio“) viaje a las Últimas Tierras y muera para apaciguar a los monstruos – por lo que su tarea será emprender su viaje para morir, al igual que antes lo hiciera su madre.

Cultura Geek I am Setsuna review 2

Por supuesto, el viaje de Setsuna está lleno de peligros y por eso es que no viaja sola sino con una guardia de varios personajes que podés controlar e incluyen a la mayoría de los arquetipos de los JRPGs: el viejo, el protagonista masculino que se hace el malo, la chica cute, el mago, etc.

Vas a poder manejar de a tres personajes por vez, que pelean con un sistema que toma muchísimo de Chrono Trigger: cuando se llena la barra de acción podés ejecutar una acción (ataque, técnica, o usar un item) o esperar a que dos personajes llenen la barra a la vez y realizar una acción en conjunto, o incluso una acción triple donde todos combinan sus poderes.

Mientras más pelees más vas a subir de nivel, y vas a tener que aprender qué tipo de acciones realiza cada personaje o cómo combinar ataques para planear estratégicamente y derrotar a tus enemigos – si jugaste Chrono Trigger sabés exactamente de lo que hablamos, incluso hay ataques y combinaciones tomadas directamente del clásico de Squaresoft.

Cultura Geek I am Setsuna review 3

Como decíamos al principio, la nostalgia es el sentimiento que inspiró toda esta experiencia, y es super auténtica y fiel al estilo de los 90s. Los personajes sólo hablan por texto (aunque de manera opcional podés oir sus voces durante las batalla, en japonés), a veces vas a tener que parar y repetir algún calabozo para subir más de nivel o juntar más dinero para comprar mejores armas en el próximo pueblo.

Incluso el juego tiene una banda de sonido compuesta exclusivamente en piano que refuerza las notas melancólicas de los diálogos y escenas, o que ayudan a transmitir un sentido del humor inocente pero efectivo que te enamora de los personajes.

Sin embargo, no es que I Am Setsuna no tenga ideas nuevas, y es mucho más que un clon de Chrono Trigger: con más opciones para la personalización, un estilo de arte único, y un nivel de desafío que va a requerir que presetes atención a lo que ocurre en tu pantalla, es una experiencia mucho más estilizada. Si bien, lo que ves te va a resultar familiar, tiene la suficiente identidad propia como para no parecer empalagoso o desabrido: es un auténtico sucesor espiritual.

Cultura Geek I am Setsuna review 4

RELACIONADO – E3 2016: Square Enix anticipa sus novedades

Si creciste jugando a los JRPGs noventeros de Square Enix, este juego va a hacer clic de inmediato para vos, y te vas a encontrar haciendo un montón de cosas que te van a resultar familiares: vas a explorar caminos sin salida, tratar de hablar con todo el mundo, buscar recovecos, abrir todos los cofres, y mil cosas más que los JRPGs modernos no hacen porque tienen miedo de presentarte con sistemas demasiado complejos – es magia pura ver cómo la gimnasia y el modo de plantearte las peleas vuelve a vos.

En ese sentido, I am Setsuna no es sólo nostálgico sino también vibrante y desafiante, y parece que jugabilidad mediante te estuviera preguntando si todavía estás a la altura del reto porque no hace compromisos: es la experiencia real. En el medio del juego incluso se las arregla para quitarte y devolverte personajes de manera orgánica, que sea congruente con la historia, y cuando jugabilidad y guión se combinan es que este tipo de juegos se sienten realmente especiales.

Cultura Geek I am Setsuna review 5

I am Setsuna es un título de nicho, y no es para todo el mundo: requiere de un coraje muy especial lanzar una experiencia así que no esté dispuesta a sacrificar su corazón por apelar a las masas, y por ello es que Tokyo RPG Factory se merece todos los aplausos.

Aún así, debajo de la filosofía, conceptos y más allá de las preferencias, es un título con una historia desgarradora, personajes entrañables y música increíble que no te va a permitir pensar en otra cosa que en seguir jugando para ver cómo sigue. Sin fan service, apoyándose sólo en sus propios méritos.

Si buscabas comprobar si estos juegos realmente eran tan geniales como los recordabas o era sólo la nostalgia, I am Setsuna te va a traer la respuesta definitiva – incluso si sos muy chico o nunca entendiste por qué los de 30 para arriba se les iluminan los ojos al hablar de Final Fantasy VII o Chrono Trigger, quizás este sea el título que te enamore a vos.