La innovación de Ford para manejar con mal tiempo

Una tormenta puede transformar a un viaje tranquilo en una experiencia estresante, por eso Ford implementa cambios que ayudarán a mejorar la visibilidad en rutas, calles o puentes.

ford-luces-lluvia-culturageek-com-ar

Todos los conductores pasaron alguna vez por una tormenta que los sorprendió en el medio de la ruta, y saben que un viaje de placer puede convertirlos en un manojo de nervios por la escasa visibilidad en medio de un chaparrón. Con esto en mente, Ford está incluyendo en sus nuevos modelos al Sistema de Iluminación Frontal Adaptativa, que va a cambiar la manera en que manejamos en medio de una inclemencia meteorológica.

banner youtube culturageek.com.ar

Este sistema se activa automáticamente evaluando distintos factores: la actividad del limpiaparabrisas, las condiciones de luz ambiental y la velocidad de conducción y, en base a todo eso, cambia la distancia y la potencia de los faros frontales. Específicamente, el sistema brinda un haz de luz más corto y más ancho que ilumina mejor a ciclistas y peatones a los lados de la ruta y reduce los reflejos para los vehículos que vienen de frente.

ford-luces-lluvia-2-culturageek-com-ar

El equipo de Ford realizó pruebas alrededor del mundo teniendo en cuenta las cifras de la Agencia Medioambiental Europea, que prevé que los fenómenos meteorológicos con fuertes precipitaciones aumentarán entre un 5 y un 25 por ciento en verano y entre un 15 y un 35 por ciento en invierno a lo largo de este siglo. En un estudio realizado en Inglaterra (donde las lluvias fuertes son la norma) indicó que que las cifras relativas de accidentes pueden aumentar en hasta un 82 por ciento cuando está lloviendo y hasta pueden tapar las señales refractantes del camino.

RELACIONADO – Ford Mustang: la evolucion de sus volantes año tras año

Las pruebas se realizaron en circuitos con iluminación variable construidos de manera específica alrededor del planeta. Otras innovaciones de iluminación de Ford incluyen las luces altas que no deslumbran, que eliminan el riesgo de encandilar a otros conductores y ayudan a los usuarios a ver mejor la ruta durante la noche. El sistema evita que los conductores tengan que apagar los faros para evitar molestar y poner en peligro a otros conductores.