10 personajes que deberían tener su propio spin-off

En Cultura Geek creemos que varios personajes de nuestras series favoritas deberían tener su propio spinoff. Queremos conocer más sobre sus historias personales y familiares, su pasado y porqué actúan así en el presente. Te presentamos nuestro Top 10, ¡ponete cómodo y acompañanos!

El universo de las series se está expandiendo cada vez más y con él, nuevos personajes surgen para llenar nuestros corazones. Pero sin importar cuan increíbles sean los protagonistas, siempre va a existir ese papel que está en un segundo plano pero del cual queremos saber más. Por eso decidimos armar este Top 10 de personajes que merecen su spin-off:

Edward Meechum (House of Cards)

No debe haber guardaespaldas más comprometido, fiel y dedicado que Edward Meechum (Nathan Darrow). Si bien tuvo un comienzo complicado – recordemos que Meechum disparó un arma de fuego en un área residencial – y parecía que su carrera iba a terminar incluso antes de empezar, supo redimirse.

¿Qué vio en él Frank y Claire Underwood? Quizás nunca lo sepamos. El personaje creció de manera exponencial en las cuatro temporadas, tiempo en el cual pasó de ser un simple reemplazo de Steve, que abandonó el trabajo de cuidar a Frank tras ser diagnosticado con cáncer, a ser parte fundamental de la trama. El guardaespaldas vivió de primera mano el ascenso de la pareja hacía la cima del escenario político americano y desde las sombras desarrolló la habilidad de estar presente… en público como en la privacidad.

[SPOILERS] Tal fue la fidelidad de este a los Underwood, que esta se convirtió en su perdición y en la cuarta temporada muere tras recibir un disparo que era para Frank.

Ya sabemos hasta dónde llegó su personaje, lo queremos conocer ahora es cómo llegó ahí. Lo poco que sabemos de él es que sirvió como marine y realizó dos tours en el extranjero. Pero ¿qué cosas vivió en esa época? ¿Qué lo marcó y lo convirtió en ese ser tan fiel? o ¿Quizás siempre fue así? Lo cierto es que hay una gran historia detrás de ese personaje.

Willow Rosenberg (Buffy la Cazavampiros)

No podía faltar en este top 10 la nerda favorita de todas las generaciones. Willow Rosenberg (Alyson Hannigan) fue uno de los personajes que cambió el paradigma de las series en los 2000. En los comienzos de la serie, Willow era el típico personaje secundario: la colorada con una súper inteligencia y amante de las computadoras y los libros, el marginado por definición.

Al cruzar caminos con Buffy Summers (Sarah Michelle Gellar) e incursionar casi por accidente en la magia, su personaje comenzó a tener relevancia en la serie, marcando algunos de los momentos más controversiales de la misma. El papel de Willow en el grupo era simple, era la encargada de buscar información e investigar. Pero cuando entra en contacto con la magia y comienza a perfeccionarse – y transformándose en una bruja oscura en la sexta temporada – su personaje es llevado al siguiente nivel.

El desarrollo de la historia de Willow la lleva a lo largo de las temporadas por diferentes caminos, pero lo que más la marca es el amor. En la historia comienza como un personaje heterosexual, pero a partir de la cuarta temporada – tras conocer a una Wicca llamada Tara -, la amistad muta en amor y pasa a la historia como el primer personaje homosexual en tener relevancia. Pero su historia de amor no estaba destinada a durar y la muerte de Tara marca un punto de inflexión en el uso de la magia para Willow.

¿Hace falta decir más? ¡Hagan que esto pase!

RELACIONADO – Informe: ¿Cuáles son las nuevas series nuevas series de Netflix que deberías ver?

Daryl Dixon (The Walking Dead)

Daryl (Norman Reedus) se convirtió en uno de los personajes más amados de The Walking Dead – más incluso que el mismo Rick Grimes. Con una personalidad dura y distante, encontró la forma de hacerse amar por sus compañeros de viaje y por los fanáticos de la serie.

Pero la vida no fue nada fácil para este sobreviviente que transformó la ballesta en el arma favorita de todos – a pesar de lo poco práctica. Siempre fue el renegado del grupo, distante y duro, pero con el paso de las temporadas demostró tener material de héroe.

Daryl fue criado por Merle, su hermano mayor – ese al que Rick dejó esposado en un edificio en la primera temporada – y no podemos quejarnos ya que bastante correcto salió. Pero ahora que lo amamos y comprendemos, sería un buen momento para conocer cómo fue la vida de Daryl desde el comienzo del outbreak hasta su encuentro con Rick.

RELACIONADO – Trailer, título y sinopsis de la vuelta de The Walking Dead

Lagertha (Vikings)

Feroz, intensa y fuerte, esas tras palabras describen a la perfección a Lagertha (Katheryn Wennick), uno de los personajes femeninos más importantes y destacados de los últimos tiempos. Y eso es suficiente para que tenga su propia serie.

¡Si no viste Vikings tal vez no tengas que seguir leyendo esto! Lagertha pasó por situaciones que templaron su carácter, su esposo se buscó a otra mujer porque ella no podía darle más de dos hijos, su hija murió por una plaga y tuvo que demostrarle a todos que ser mujer no es sinónimo de debilidad. Es una dama que no teme ensuciarse las manos y que puede luchar a la par de cualquier hombre. Su fuerza es igualada sólo por su inteligencia, una combinación letal para quien se atreva a cruzarse por su camino.

Su personaje combina la brutalidad y sed de sangre del pueblo vikingo con un costado dulce y tierno que reserva sólo para quienes ella quiere. Puede que de este listado sea la más cercana a tener su propia serie ya que su futuro en las próximas temporadas parece brillante y prometedor.

Saul Berenson (Homeland)

La imagen que tenemos de Saul Berenson (Mandy Patinkin) es la del Jefe de División de Medio Oriente de la CIA y mentor de Carrie Mathison… muchas veces incluso lo vimos ponerse en el papel de padre. Fácil de amar y con una personalidad que transmitía calma en los momentos más caóticos, también tuvo momentos en los cuales teníamos dudas sobre dónde estaban sus lealtades. Una traición que no íbamos a superar.

Poco se habla sobre la vida privada de Saul, sólo sabemos que a su esposa Mira no le gustaba que pasara tanto tiempo en el trabajo. Es un personaje que debe tener historias de campo muy entretenidas… después de todo es el hombre responsable de capturar a Osama Bin Laden.

RELACIONADO – Cultura Geek 284 ¡iPhone 8, doblaje en series y entrevista a la voz de los Oscars!

Cristina Yang (Grey’s Anatomy)

Por el simple hecho de haber sobrevivido a Seattle Grace Mercy Death, merece una serie, un monumento y la llave de la ciudad.

El personaje de Cristina Yang (Sandra Oh) sobrevivió a más tragedias de las que uno podría recuperarse… por lo que no podemos culparla de haber tomado la primer oportunidad de irse lo más lejos posible de ese lugar – quizás Suiza fue un poco mucho pero bueno, no podemos juzgarla.

Cristina Yang fue el pilar de Meredith Grey (Ellen Pompeo) desde el comienzo. No importa cuanta importancia le den a Derek Shepperd, Cristina fue y será la persona de Meredith. Pero una bomba, ser dejada en el altar, un tiroteo, un compañero atropellado por un colectivo, un novio con estrés post traumático, un accidente de avión, su propio estrés post traumático, la muerte de casi todos los que conocen… es demasiado. Por eso cuando Aaron Burke reaparece en la vida de la prometedora cirujana cardiotoracica reaparece y le ofrece la posibilidad de dirigir un centro de investigación cardiológico en Suiza, Cristina dice que si.

La salida del programa de Cristina fue algo que los fanáticos de la serie no le perdonan a Shonda Rhimes (creadora de la serie), para muchos – o quizás sólo para mi – la serie debería haber terminado en esa temporada. Sin Cristina, no hay Meredith. Además, no hay clausura, sólo la eliminaron del universo Grey’s Anatomy.

¡Shonda, nos debés la historia de Cristina!

James Moriarty (Sherlock)

Siempre es bueno tener la historia de un antagonista y pocos villanos merecen que cuenten su historia como James Moriarty (Andrew Scott), némesis indiscutido de Sherlock Holmes (Benedict Cumberbatch).

No es una locura decir que sin Moriarty no tendríamos Sherlock ya que la obsesión que tienen ambos los lleva al borde de la locura… ¿Qué hacés cuando no le encontrás sentido a tu vida y te considerás más inteligente que el resto del mundo? Comenzás un juego del gato y el ratón con el único otro individuo que se asemeja a vos.

RELACIONADO – ¿Sherlock continua?: Sus creadores hablaron luego del final

La obsesión de Moriarty con Sherlock, sumado a su arrogancia, una desconexión social que le impide sentir remordimiento de sus actos y su increíble mente hacen de este personaje, el villano perfecto. ¿Qué pasa por la mente de un hombre que decide tirarse al vacío si eso significa vencer a su archienemigo? No lo sé, ¡pero lo quiero descubrir! Además, un spin-off de Moriarty sería un gran descanso de la historia típica del héroe.

Sally Draper (Mad Men)

No es sencillo ser la hija de Don (Jon Hamm) y Betty Draper (January Jones) y sin dudas Sally Draper (Kiernan Shipka) hizo lo mejor que pudo a través de las 7 temporadas. Pero siempre se puede pedir más.

A lo largo de la serie vimos como Sally pasaba de ser una niña tierna a una adolescente desobediente, que intentaba rebelarse ante unos padres con doble moral y en una sociedad que le impedía hacerse oír. Su personaje tuvo altos y bajos pero supo hacerse un lugar en la trama principal, pasando de ser un personaje secundario a uno de los principales.

En el final de la séptima y última temporada vemos una Sally que parece estar madurando y que decide hacer las pases con las figuras que la marcaron toda la vida, principalmente con su padre. Como todo adolescente que da sus primeros pasos en el mundo adulto, Sally deja claro que perdonar a sus padres no significa que quiera ser como ellos. Todo lo contrario.

“Eres una muy hermosa chica. Depende de ti ser más que eso.” Las palabras de Don reflejan lo que todos estábamos pensando y nos deja con la intriga de saber qué hizo de su vida Sally después del final.

RELACIONADO – Netflix quiere comercializar su propio merchandising

Titus Andromedon (Unbreakable Kimmy Schmidt)

¿Cómo podemos hacer que la tragedia de haber estado secuestrada en un búnker por 10 años no suene tan fuerte desde un comienzo? Hagamos una canción pegadiza para los créditos y pongamos de compañero de cuarto a Titus Andromedon (Tituss Burgees).

No tan conocido como Ronald Ephen Wilkerson, Titus cruza su camino con el de una desorientada Kimmy Schmidt (Ellie Kemper) y, aunque en un principio intenta sacar ventaja de la situación que la joven está viviendo, ambos comienzan una amistad basada en la necesidad y el entendimiento mutuo.

Si bien en la dos primeras temporadas tuvimos un vistazo de la vida pre-Titus, es imposible no imaginar cómo fue la vida este personaje tan singular. En el pasado escapa de su novia de la adolescencia y la deja plantada en el primer baile como marido y mujer, en el presente lucha por ser contratado para musicales de Broadway y ser una estrella en Nueva York. Lo único que sabemos de los momentos previos a la entrada de Kimmy en su vida, es que en su vida pasada fue una geisha y que coleccionaba cintas con canciones que no pagan copywrite.

Detrás de los brillos y las telas baratas hay un personaje que merece que su historia sea contada y nosotros queremos reírnos con él.

Soos Ramirez (Gravity Falls)

Para aquellos que nunca hayan visto Gravity Falls, es una serie animada llena de misterio, emoción y referencias a lo mejor de la ciencia ficción y los 80’s. Y uno de los mejores personajes que tiene es Soos, quien a primera vista puede parecer un personaje tonto y carente de sentido. Pero a su vez tiene una de las historias más interesantes de la trama y que no se desarrolla demasiado.

Soos es el fiel amigo de Dipper y Mabel Pines – los gemelos misterio, además trabaja en la Cabaña del Misterio como conserje y admira a Stan Pines por sobre todas las cosas… nadie entiende porqué. Aún así, hay más de este peculiar personaje de lo que parece. En las dos temporadas de Gravity Falls aprendemos que la personalidad despistada y descuidada de Soos esconde una mente perceptiva que muchas veces sorprende con sus reflexiones.

Además, la necesidad de atención de Soos no es algo librado al azar. Este personaje tiene una falta de cariño y complejo de abandono por parte de su padre. En el final de la primera temporada conocemos que el joven vive con su abuela, pero en la segunda tenemos una visión un poco más completa del porqué. Su padre se fue y nunca más regresó, dejando un pequeño Soos que detesta los cumpleaños y que busca llenar de afecto un abandono que le marcó la vida para siempre.

No parece tan para chicos ahora ¿no? Sumado a los misterios que rodean Gravity Falls, las historias de sus personajes suman muchísimo a la serie y la de Soos fue la que más interrogantes dejó. ¿Algún día tendremos respuestas? ¿La solución sería que Soos tenga su propia serie?… ¡No pueden dejarnos con tan sólo dos temporadas!

¿Qué les parece? ¿Qué personaje agregarían? ¡Cuéntennos en los comentarios!

  • Joel Schulz

    Obviamente que falta Sheldon Cooper, que de hecho, sí se está por hacer una serie spin-off acerca de él…

  • Pingback: Las 10 series más esperadas de marzo 2017 - Cultura Geek()

  • Pingback: Twilight: Robert Pattinson quiere volver a ser Edward Cullen - Cultura Geek()

  • Luis Quiñones

    ¿Spin
    off de Daryl? Ya existe… Se llama The Walking Dead: Survival Instinct
    y tuvo de las peores críticas que tuvieron juegos con semejante
    background… En lo personal, el port a PC fue una mierda, pero es un
    juego que está bueno. A mi me gustó bastante…
    AMC
    debería hacer un Spin Off de TWD dónde Shane no muriese, si no que se
    separe del grupo con Andrea como tenía planeado en la Segunda
    Temporada…