Samsung Galaxy S8: dos procesadores, según la región

El Samsung Galaxy S8 contará con dos procesadores diferentes, según la región donde se venda. Te contamos las características de cada uno en la siguiente nota.

Samsung presentó sus dos nuevos teléfonos para 2017, que encabezarán la lista de alta gama del mercado. Samsung Galaxy S8  y Samsung Galaxy S8 Plus contarán con un procesador u otro, según la región, algo que es habitual en los últimos modelos S de la compañía. Para Norteamérica el procesador sera el Snapdragon 835, mientras que para Europa y resto del mundo seria el Exynos 8895. Este procesador de fabricación propia ya fue utilizado en los anteriores modelos de la firma.

Según los datos de GSMArena, recogidos por la aplicación AnTuTu, los números del Samsung Galaxy S8 con su propio procesador son excelentes. La comparación se realiza con uno de los mejores teléfonos actuales, el iPhone 7 Plus. El Exynos 8895 lo supera por poco, y en el rendimiento general también se sitúa incluso por encima del Snapdragon 821. Ese procesador es el que utilizan actualmente otras terminales, como el LG G6.

Otras aplicaciones, como Geekbench también dan como vencedor al Samsung Galaxy S8 contra las mediciones del chip A10 del iPhone 7 Plus. Este sitio especializado, sin embargo, tiene una prueba de un solo núcleo, y en esta medición no hay ningún teléfono con Android que pueda vencer al ultimo modelo de Apple.

Con respecto al procesador SnapDragon 835 no hay números ni mediciones oficiales. Fabricado con tecnología de 10 nanómetros, será el primero en incorporar tecnología para reducir el gasto de batería. Otras de las características del procesador fabricado por Qualcomm serán el Bluetooth 5.0Wi-Fi con soporte Multi-gigabit.

La fabricación de smartphones con dos tipos de procesadores obedece a cuestiones de logística, por la cantidad de unidades que Samsung espera vender durante 2017. La alta demanda no podría ser cubierta solamente con la producción del procesador propio. También se cree que la elección del SnapDragon 835 para el mercado estadounidense no es casual. Este procesador se destaca por su adaptación y conectividad con redes LTE, y Norteamerica posee una de las redes mas colmadas.

RELACIONADO – Samsung DeX: el dock que convierte el Galaxy S8 en una PC de escritorio

Por otro lado, el procesador de fabricación propia de Samsung no ofrece prestaciones muy diferentes, ya que con el correr de los años y modelos se volvió un especialista en el tema. El caso de la compañía coreana no es el único, ya que empresas como Huawei o Xiaomi también demostraron poder producir procesadores propios para sus equipos sin bajar el rendimiento.

Comentate algo: