“Dos días sin dormir”: Review The Witcher 3 Wild Hunt (PS4)

La espera se hizo larguísima. Geralt nos fue arrastrando de a poco a la desesperación por no poder jugar a lo que parece ser, uno de los games del año.  Pero la fecha llegó, al fin pudimos disfrutar de la más reciente aventura de CD Projekt RED en consolas next-gen y PC. Señoras y señores, sin dormir por el exceso de gaming, les traemos la review del Witcher 3: Wild hunt.

Cultura Geek Review The Witcher 3 1

Shigeru Miyamoto, creador de Mario y Zelda, mencionó una vez que “un juego demorado eventualmente es bueno, pero un juego malo es malo para siempre”. The Witcher 3 Wild Hunt , que se hizo esperar y tuvo varias demoras, es un título que prueba cuánta razón tenía cuando dijo estas palabras. Este tercer RPG de la saga se lo puede jugar en Xbox One, PC, y PS4, nuestra plataforma de elección, pero además existen un MOBA portátil, y una serie de novelas muy a lo Game of Thrones, en la que todo el universo de “Witcher” está inspirado. Esta nueva gran entrega, la primera que vemos en consolas de Sony, es el proyecto más ambicioso de los polacos de CD Project RED al abandonar todas las convenciones establecidas en los dos títulos anteriores y crear un gigantesco mundo abierto para que los jugadores exploren. El staff de Cultura Geek tuvo que batallar con espadas y corceles a alta velocidad para ver quien iba a reseñar, quizás, el juego mas esperado por los gamers. Gracias a nuestros amigos de Electronic Things, donde ya se puede conseguir el game, pudimos probarlo durante días enteros sin dormir, para llegar al lanzamiento con una review completa.

Empecemos por el principio (y si, no vamos a empezar por el final no? seriamos unos guachos). The Witcher 3 es la tercer gran aventura del protagonista Geralt of Rivia, un “brujo” que vende sus servicios al mejor postor en un mundo medieval, que concretamente se dedica a la caza de monstruos, como también a romper encantamientos o maldiciones . Sin embargo, los monstruos no son el único problema. En esta línea de trabajo, los que pagan son lores y reyes, dándole un plus de intriga política que abunda en todo el universo del juego. La nueva aventura comienza con Geralt ya recuperado de su perdida memoria tras los eventos finales de The Witcher 2, y revelada la existencia de The Wild Hunt, un grupo de espectros que están interesados en el propio Geralt, su amante Yennefer, y su protegida Ciri. Todos estos factores y personajes se combinan y entrecruzan en una narrativa creciente que lleva a un eventual climax de lo mejor de la fantasía épica: ¿ya mencionamos a Game of Thrones? De cualquier forma, la propia introducción del juego hará un gran trabajo para ponerte al día, así que no te preocupes demasiado por entregas anteriores. Te aseguramos que si no compraste los anteriores, o no los jugaste, igualmente no te vas a perder ni un sólo detalle.

Cultura Geek Review The Witcher 3 2

La calidad del Witcher 3 no sólo se puede ver en el juego en sí, sino también en los pequeños detalles. La versión que probamos, para PS4, que es la que se puede conseguir en Argentina en  Electronic Things, viene en la caja tradicional de PlayStation pero con un cobertor de cartón y un pequeño libro “manual” del juego. Hasta ahí, nada que envidiarle a otros títulos de PS4. Pero en el caso de CD Projekt RED, además la caja contiene dos espectaculares calcos de “el lobo”, emblema de Geralt, un póster desplegable estilo antiguo con el mapa completo del juego (de tanta calidad que hasta la parte trasera del mapa está añejada con sellos y tinta), un libro con un resumen de la historia que trata el game, cupones para el juego mobile y los comics, y de yapa, el CD con la banda de sonido. Una fantasía cumplida, a lo “limited edition” pero al precio del juego regular.

Witcher 3 Wild hunt mapa completo Electronic Things Culturageek.com.ar

En lo que al jugar se refiere, fuera de la historia (compleja, madura, entretenida), The Witcher 3: Wild Hunt tiene un amplio mundo abierto que se puede recorrer desde casi el primer momento de punta a punta, cual si fuera Skyrim. Más de 135 kilómetros cuadrados (ojo, hay mucha agua), lo que sería un mapa de casi el doble de tamaño que GTA V. El equipo de CD Projekt RED lo pone de otro modo y dice que harán falta unas 200 horas para experimentar todo lo que el juego tiene para ofrecer – que no son sólo misiones, cacerías y el modo historia -, aunque esto aún no lo pudimos comprobar porque sino ya estaríamos muertos de tanto gaming.

Eso sí, en oposición al opus de Bethesda “Skyrim” hay poco diálogo repetido, prefabricado, y hay más bien muchísimos personajes con líneas únicas, quests para tomar e historias para contar, todas variadas e imaginativas en vez de misiones al estilo “metete a una cueva y traeme un anillo” o “andá a ese castillo y traeme una espada” en las que estos games de aventuras (Skyrim es de nuevo el mejor ejemplo) suelen recaer. En Witcher 3 sólo porque tenés libertad de ir a donde quieras, no significa que los caminos no sean duros y que el viaje no sea complicado: el mundo no sólo está vivo con humanos, elfos y personajes similares, sino con criaturas increíbles que tal vez puedan ser cazadas, o sólo estén ahí para complicarles la vida a los jugadores, estén viajando a pie o a caballo. Por ejemplo, en el medio de un viaje nos atacó una manada de lobos, nos persiguió hasta el pueblo más cercano, y ahí hasta los aldeanos se tuvieron que meter a pelear para ayudarnos. Un nene incluso nos insultó y nos dijo que eramos unos inútiles – y si bien esto es gracioso, es una muestra más de cómo el mundo del juego puede ser afectado.

Cultura Geek Review The Witcher 3 3

The Witcher 3: Wild Hunt no es como otros videojuegos que plantean una fantasía de poder, especialmente en las dificultades más elevadas. Geralt no es un superhéroe sino un tipo tenaz e inteligente, que además sabe usar sus espadas , una de plata para montruos y otra común, para humanos. Mientras que en otros RPG los jugadores crecen exponencialmente y terminan bajando dragones de un hachazo, en la serie Witcher se trata más bien de hablar con personajes, leer los libros del universo, conocer más sobre los monstruos y explotar sus debilidades. Magia, trampas, y técnica con la espada, cada uno de los factores del combate juega su parte, y confiar sólo en uno no sólo restringe el estilo de juego, sino que directamente va a hacer que pierdas porque los enemigos te van a aplastar – ya sea con su fuerza bruta, con números, o con invulnerabilidades, pero entrar en una pelea importante sin pensar es lo mismo que suicidarse. Tenés que ir cambiando constantemente la estrategia de ataque dependiendo de quien es el enemigo que enfrentás. Pociones, aceites, magia, y tipo de arma.  Por suerte, el juego es generoso con los saves, e incluso los auto-saves como para que, si bien perdés progreso, nunca se vuelva una cosa frustrante.

Cultura Geek Review The Witcher 3 4

Los valores de producción son espectaculares. En nuestro review en radio comentamos que parecía haber una leve bajada en calidad con respecto a lo que los trailers mostraban (la gran Watch Dogs), pero aún con esta reducción de potencia gráfica, el aspecto visual es uno de los más cuidados que hemos visto en la historia de los video juegos. Considerando que CD Projekt Red es un estudio independiente y más allá de su éxito no cuentan con un gran productor detrás de cada detalle (incluso crearon su propio engine para este título) el resultado es visualmente increíble: estilizado, cuidado, detallado, colorido y bien animado, un festín para los ojos independientemente de la plataforma. A esto se le agrega una banda de sonido épica, con crescendos y dinamismo, y voces bastante bien actuadas, al menos en inglés y en polaco. En español, no tanto… te recomendamos jugarlo en inglés con subtítulos.

Cultura Geek Review The Witcher 3 5

Como en todo buen RPG, en The Witcher 3 las decisiones pesan, y se puede hacer mucho roleplay: si Geralt es un buen o mal tipo, o si responde bien o mal ante una situación, lo decide el jugador , aunque el modo historia no juzga con valores morales numéricos y arbitrarios a lo Fallout o Fable, sino que actúa y reacciona en consecuencia. En el caso de The Witcher 2 se podía jugar un capítulo del juego desde dos puntos de vista diferentes de acuerdo a lo que el jugador elija en un punto dado, y si bien esta nueva entrega no tiene nada en este estilo, varias de tus decisiones a lo largo del juego tendrán consecuencias, y cambiarán desde un par de líneas de color a algunos acontecimientos bastante importantes. The Witcher 3 está basado en una serie de novelas, y la historia importa, así que no saltees diálogos y actuá en consecuencia, o te vas a perder uno de los aspectos estelares del game.

The Witcher 3 es un gran candidato a juego del año, y que estemos diciendo esto en mayo habla mucho de su calidad. Con valores de producción altísimos, combate difícil pero noble a lo Dark Souls, diálogos e historia bien armados tipo BioWare clásico y un mundo gigante y variado a lo Skyrim, The Witcher 3: Wild Hunt combina los mejores ingredientes del género para crear una aventura para la historia. Como para seguir con la comparación, si Skyrim es un océano con la profundidad de un charco, Witcher 3 es el continente perdido de la Atlántida. Un par de detalles para tener en cuenta: controlar los caballos no es del todo sencillo e intuitivo, y toma tiempo acostumbrarse. También la cámara en default es bastante desprolija pero por suerte se puede ajustar la sensibilidad – no te olvides de experimentar para ajustarla a tu gusto. Otra cosa: The Witcher 3 contiene sexo, violencia y/o violencia sexual en muchas partes del game, y si la presencia de esto en ficción te molesta o incomoda, este no es un título para vos (si te molestan las chicas con poca ropa es cosa tuya). Por otro lado, si sos un apasionado de la ficción estilo Game of Thrones  y buscabas un mundo enorme, oscuro, fantástico, realista pero a la vez mágico en el que te podés sumergir por horas, horas y más horas, The Witcher 3: Wild Hunt queda más que recomendado. Nos volvió locos. Queremos más games así para dejar de ir a trabajar, separarnos y vivir la vida a caballo cortando cabezas de monstruos.