Review: Rise of the Tomb Raider (Xbox One)

¡Vuelve Lara Croft! Tras la fantástica aventura del 2013, tenemos una nueva entrega llamada Rise of the Tomb Raider que continúa el game anterior. Conocé qué hay de nuevo y qué sigue igual en estas líneas!

Cultura Geek Review Rise of the Tomb Raider 1

Crystal Dynamics nos cuenta el segundo episodio de lo que es esta nueva etapa de Tomb Raider en Rise of the Tomb Raider, un game que continúa la historia iniciada en el aclamado reboot del 2013. A pesar de que sea el onceavo juego de Lara Croft, este game sólo se concierne por ser un digno sucesor del anterior, y construye sobre todos estos cimientos en un game que, aunque no innova demasiado sobre la fórmula, es espectacular y logra muy bien su cometido de proponer a Lara no como una super heroína sino un personaje por el que el jugador siente empatía y quiere ver triunfar ante la adversidad. Los fanáticos de PC y PS4 tendrán que seguir esperando para poder disfrutar de este game, pues por ahora sólo está disponible para Xbox One, pero esto es lo que te podemos contar desde ya.

Tomb Raider venía de atravesar un periodo conflictivo, con muchos juegos que apenas estaban a la altura o incluso eran directamente malos hasta que Crystal Dynamics apareció con su reboot, con una Lara jóven e inexperta más preocupada por sobrevivir que en matar a todo lo que se mueva. Estos desarrolladores le devolvieron la relevancia al personaje, y buscan seguir construyendo sobre esta base en Rise of the Tomb Raider, un juego mecánicamente similar pero con varias nuevas habilidades, armas y cosas como para que se sienta como un producto nuevo. Un punto aparte merece el apartado gráfico, con escenarios mucho más llenos de detalles y personajes que se ven increíbles en las dramáticas secuencias de acción, producto de planear este game directamente para una nueva generación de consolas.

RELACIONADO:  Xbox presentó 104 juegos retrocompatibles

Cultura Geek Review Rise of the Tomb Raider 2

Rise of the Tomb Raider destaca cuando pone al jugador en areas abiertas donde el caos reina, y se empieza a derrumbar todo en torno de Lara. El juego tiene cámara dinámica y un toque muy cinemático donde te muestran por un lado el quilombo, pero por otro lado ves las reacciones de la protagonista, todo en tiempo real y sin eventos quicktime que rompan la inmersión. Navegar estas zonas con Lara es un auténtico placer porque se controla muy bien y el juego es consistente en el balance de momentos y tiempos que maneja. Por un lado, todo se siente muy natural, pero por otro, inmediatamente te va a hacer acordar de todo lo que te gustó y no te gustó del juego anterior – y esto es una cosa buena o mala depende de quién lo juegue.

Cultura Geek Review Rise of the Tomb Raider 3

En este game, Lara está bastante más confiada que en la anterior aventura donde dudaba antes de matar a alguien por primera vez, o le daba lástima matar un ciervito para poder comer. Sin embargo, la Lara que revienta un tigre con dos pistolas aún está lejos, y el personaje se sigue sitniendo humano. No carga el mismo impacto que el game anterior, pero es una suceción lógica y que tiene mucho sentido. Rise of the Tomb Raider es un blockbuster, pero uno que está muy bien planteado. Lo mejor del game siguen siendo las secuencias de plataforma y stealth o ingenio más que cuando Lara agarra un arma, y esto no es porque el control esté mal (aunque a veces hay que pelear demasiado), sino porque las otras secuencias son excelentes y las más memorables.

Cultura Geek Review Rise of the Tomb Raider 4

Rise of the Tomb Raider logra mantenerse frescso ofreciendo tumbas, objetos coleccionables y cosas para hacer a lo largo del camino, pero si el jugador no se pone las pilas y busca estos momentos, las secuencias de tiro definitivamente agobian, aunque hay varios puzzles obligatorios y algunos son bastante memorables. Así es como Rise of the Tomb Raider tiene algunas fallas menores y por ahí peca de ser un tanto predecible en comparación a la explosión de energía que fue el game anterior, pero si el jugador marca su ritmo y se toma el tiempo de ver todo lo que el juego tiene para ofrecer, esta nueva entrega es increíble y una de las mejores aventuras de Lara hasta ahora.

Con esta exclusividad en la Xbox One, por más temporal que sea, se realza mucho la rivalidad entre Tomb Raider y la saga Uncharted (que estamos esperando como locos), y digamos que van a tener que hacer un gran trabajo para superar el encanto que Lara genera, y la empatía que produce en quien tenga el control en la mano, que sólo quiere ver a Lara salir airosa de cada encuentro. A fuerza de excelentes gráficos, una protagonista con mucha onda, y un gameplay a la altura que constantemente aporta variedad a los jugadores que la busquen, Rise of the Tomb Raider es una excelente secuela que sabe mantener el espíritu del juego previo en donde cuenta.