Es oficial: Konami cierra el estudio de Kojima Productions en L.A.

Konami sigue con sus planes de despegarse del creador de Metal Gear, y así el turno de cerrar le llegó a Kojima Productions en Los Angeles, responsables del componente online de Metal Gear Solid V: The Phantom Pain.

Cultura Geek Konami Kojima Productions LA 1

Konami está en una etapa de reinventarse y redirigir el rumbo de la compañía, y parte de eso incluye despidos, cierres, cancelaciones y demás problemas de los que quizás el más renombrado sea el fin de Silent Hills, proyecto que Hideo Kojima realizaba junto a Guillermo del Toro. Así, tras una serie de rumores que surgieron estos últimos días es que Konami salió a confirmar lo que todos los gamers se veían venir: el estudio Kojima Productions de la ciudad de Los Ángeles, California, está cerrando sus puertas tras haber finalizado el proceso de desarrollo del componente online de Metal Gear Solid V: The Phantom Pain.

RELACIONADO: Metal Gear : la muñeca de Quiet tiene pechos maleables

Tal y como reportaba la web yanki Polygon, la empresa tomó esta decisión para poder centralizar sus esfuerzos de desarrollo en una unidad más centralizada, dentro del propio Japón. No obstante lo cuál, esto no implica que Konami (según el vocero, al menos) dejará de hacer soporte técnico para Metal Gear Online, que hoy se puede disfrutar en PlayStation 4 y Xbox One y estará llegando a la PC via Steam, en enero de 2016.

Cultura Geek Konami Kojima Productions LA 2

Kojima Productions de Los Ángeles se creó en marzo de 2013, y el estudio estuvo en colaboración directa con el propio Hideo Kojima y el director de arte de Metal Gear, Yoji Shinkawa, y es desde acá donde se realizó gran parte del trabajo en el game. A pesar de todas estas trabas y complicadas condiciones de trabajo, Metal Gear Solid V: The Phantom Pain está arrasando en ventas habiendo superado las 5 millones en estos meses, que para un juego de sigilo extremadamente japonés y de nicho, es una locura. Como referencia, el último game de Tomb Raider había vendido un poco por encima de tres millones a lo largo de un varios meses más.