Gran hallazgo: La NASA descubrió un nuevo sistema solar con 7 exoplanetas

Un equipo de astrónomos de la NASA encontró el que podría ser nuestro próximo hogar en el cosmos, un sistema solar con siete planetas en zona habitable. Te contamos todo sobre el histórico descubrimiento, en esta nota.

Desde que el ser humano miró por primera vez la estrellas, algo de sí sabía que su camino estaba más allá de nuestra Tierra. La humanidad nunca dejó de soñar y es por eso que la NASA dio un importante paso para responder a este interrogante.

Un equipo internacional de astrónomos descubrió un nuevo sistema solar con siete planetas del tamaño de la Tierra. Está a unos 40 años luz de nuestro sistema solar, en una estrella opaca y fría de un tipo conocido como “enanas rojas”.

En la Vía Láctea, esta clase de astros son mucho más comunes que las estrellas como el Sol y, recientemente, se convirtieron en el lugar indicado para buscar gemelos terrestres que podrían albergar vida, según explicaron los investigadores y responsables de la NASA en la rueda de prensa donde hicieron el anuncio. “La cuestión ahora no es si encontraremos un planeta como la Tierra, sino cuándo”, comentaron.

Trappist-1 es una estrella enana roja ultra-fría del tamaño de Júpiter ubicada a 12 parsecs de la Tierra (aproximadamente 39 años luz), en la constelación de Acuario. No es una distancia tan corta como los 4,25 años luz que nos separan de Próxima Centauri, pero podría ser mucho peor en términos astronómicos. En torno a esta estrella orbitan nada menos que siete planetas. Los datos preliminares sugieren que los seis más cercanos a la estrella son planetas rocosos con una masa muy parecida a la de la Tierra. Es más, la distancia que los separa de Trappist-1 sugiere que la temperatura en la superficie de estos planetas oscila entre los 0 y los 100 grados Celsius. Osea que están dentro de lo que los astrónomos consideran “la zona de habitabilidad” o “rizitos de oro”, como se la conoce en la jerga científica, la región alrededor de una estrella en la que la luminosidad y el flujo de radiación permiten la presencia de agua en estado líquido sobre la superficie de los planetas. Se trata del sistema solar con más planetas del tamaño de la Tierra y que podrían contener agua, según un comunicado del Observatorio Europeo Austral (ESO).

RELACIONADO – China busca nombres para su primera misión a Marte

En mayo de 2016, un equipo de astrónomos al mando de Michaël Gillon, del Instituto de Astrofísica y Geofísica de la Universidad de Lieja, en Bélgica, utilizó el telescopio Trappist para observar la estrella enana ultra-fría 2MASA J23062928-0502285, ahora conocida como Trappist-1.

Si el nombre te suena a una cerveza es porque Trappist (siglas en inglés de Telescopio Pequeño para Planetas en Tránsito y Planetesimales) es en homenaje a la orden belga de los monjes trapenses, famosos también por sus bebida alcohólicas espumosas. Trappist está ubicado en el Observatorio de la Silla, en Chile, y está operado por el Observatorio Europeo Austral (ESO).

Utilizando una técnica llamada tránsito fotométrico (que sería observar detenidamente los cambios de luminosidad de una estrella cuando un planeta pasa en frente de esta), Gillon y su equipo descubrieron tres planetas del tamaño de la Tierra orbitando alrededor de Trappist-1. El estudio fue publicado en la revista Nature.

RELACIONADO – Nuevas pruebas indican que…¿el universo es un holograma?

Por su parte el científico de la NASA, Thomas Zubuchen, declaró durante la rueda de prensa que “la pregunta de si estamos solos en el universo se resolverá en las próximas décadas”. El optimismo de los investigadores se debe a que es probable que en estos exoplanetas —debido a sus temperaturas— haya agua en forma líquida, condición indispensable para la vida.

Tomando como referencia la tecnología actual, se necesitarían alrededor de 300.000 años para que una nave pudiera llegar a las ‘nuevas Tierras’ recientemente descubiertas.

Por Matías Miguel Ortellado para Cultura Geek.