Kiddle, el buscador para niños que causa polémica

Un buscador apuntado exclusivamente a los más pequeños, Kiddle, causa polémica en el mundo angloparlante por bloquear cierto contenido que considera inapropiado. Enterate de qué va la discusión en estas líneas.Cultura Geek Kiddle 1

Un buscador apuntado pura y exclusivamente a los más chicos, ideado para que puedan recorrer la web a salvo de contenidos cuestionables como muchas de las notas que publicamos en Cultura Geek (La parodia XXX de Batman v Superman, multi-premiada) está causando polémica entre algunos grupos de usuarios. Quizás por preocupación legítima o por ser retrógrados, el sitio ha comenzado a banear palabras como “menstruación” y “bolas“, y por supuesto, esto se volvió viral en muy poquito tiempo. Kiddle lanzó en 2014 y utiliza la tecnología de Google safe search pero sin estar asociado al gigante de ningún modo, y en su afán de “proteger a los chicos”, banea también palabras como “lesbiana” o “gay”, lo cuál desde el vamos hizo enojar al grupo de activistas Stonewall. ¿Te imaginas si hubiera un equivalente argentino y tuvieran que banear palabras como “San Jorge”, “tobul”, “cortachurros”, “obispo tuerto” y “pelado con polera”?

Cultura Geek Kiddle 2

RELACIONADO: Casi todos los niños menores de 4 años usan celulares o tablets

En Kiddle se trabaja eligiendo los resultados a mano por los editores, y esto ha dado paso a que ciertos grupos critiquen su agenda por los términos que permiten. Por ejemplo, el buscador bloquea la palabra “circuncisión”  pero no FGM (“female genital mutilation” o “mutilación genital femenina”), “suicidio” pero no “lastimarse”, Pamela Anderson pero no Fifty Shades of Grey, y así. Lo que es más, aparentemente prefieren banear por las dudas, e incluso tienen un formulario para que los visitantes sugieran palabras a bloquear en el futuro. ¿Pamela Anderson? ¿A quién quieren bloquear, a los chicos o a sus padre?

Desde el sitio aclaran que buscar cualquier término relacionado a la comunidad LGBT dan resultados que ellos “no pueden garantizar que sean seguros” para los chicos, así que eligen directamente bloquear todo. De Stonewall les salieron al cruce y dijeron que “los jóvenes usan internet para descrubrir más e informarse sobre el mundo LGBT. Intentar detener a los jóvenes que hagan estas búsquedas en un marco seguro va a hacer que chicos gay, lesbianas, trans o bi terminen buscando por otro lado y posiblemente terminen en riesgo“. Desde Kiddle respondieron que “la mayoría de los sitios LGBT sites tienen mucho contenido generado por los usuarios, e incluso una foto de un hombre semidesnudo en un avatar en un foro es suficiente para que los padres lo quieran bloqueados“.