Hackeos en Hollywood: el FBI pide pagar los rescates en secreto

El FBI, la agencia gubernamental de seguridad de EE.UU., recomienda a Hollywood negociar cuando son víctimas de hacks para proteger sus producciones. Conocé el por qué de este sorprendente consejo, ¡en esta nota!

Por estos días Hollywood vive momentos de tensión por los ataques cibernéticos y hacks cada vez más frecuentes. En este momento, por ejemplo, un grupo de piratas exige a Disney un rescate por su película Pirates of the Caribbean: Dead men tell no tales, y este es sólo el más reciente. Ejecutivos, actores y productores se encuentran en riesgo de que todo su trabajo aparezca en sitios web de torrents antes de que siquiera estrenen.

Los expertos en ciber-seguridad reportan que es fácil infiltrarse en los espacios de las grandes compañías y poner en jaque el trabajo de cientos de personas. Los ataques fueron tantos que la oficina del FBI en Los Angeles reporta no tener tiempo para investigarlos a todos, y por eso, según fuentes de The Hollywood Reporter,  dieron un extraño consejo: paguen la recompensa. El razonamiento es que los hackers no piden tanto dinero, siempre menos de $80,000 dólares, y proteger su negocio es más importante que encontrar a los culpables. Como explican los abogados, se deberían causar más de $50,000 dólares en daños para que los jueces consideren a estos casos como un crimen a perseguir federalmente, siquiera.

RELACIONADO – Have I Been Pwned?: la web que verifica si te hackearon

Algunos de los casos de hacks de alto perfil de los últimos tiempos incluyeron a Netflix, cuando el grupo de hackers TheDarkOverlord infiltró su equipo de posproducción y filtró nuevos episodios de Orange Is the New Black, NCIS: Los Angeles, New Girl y Portlandia. Las compañías víctimas incluyen a ABC, NBC, FX, National Geographic, E!, Disney Channel y Lifetime. Netflix eligió no responder y por ello, los episodios de OITNB aparecieron en Pirate Bay. Se sospecha que podría haber más cantidad de equipos afectados, pero estos detalles simplemente no se dan a conocer al público. El problema se profundiza porque, si bien una compañía puede solucionar sus intrusiones con un buen equipo de ciberseguridad, nada garantiza que sus asociados también estarán a la altura.

Los grupos de hackers como TheDarkOverlord se ven a sí mismos como empresarios: “somos una entidad de negocios, y nos comportamos como tales“, declararon a THR. “Estamos en esta estafa para crear relaciones de negocios a largo plazo. La mayoría de nuestros clientes encuentran que nuestros servicios son muy benéficos.” Así, a medida que se suman casos, el FBI nunca confirmó cuáles está investigando, y reportó no tener más noticias excepto las que ya reportaron. De este modo Hollywood se convierte en una víctima fácil en un escenario que es un poco parecido al del lejano oeste, en donde algunos de los gigantes se ven forzados a convivir con estos percances, casi como fueran un desastre natural que saben que en algún momento les tocará enfrentar.