Un grupo de científicos “grabó” una película en ADN

Entre los muchos sistemas de compresión de archivos que existen, quizás el más curioso sea el ADN que un grupo de científicos usó para guardar una película. Conocé todas las peculiaridades de esta extraña técnica, ¡en esta nota!

Un grupo de investigadores de Harvard logró una hazaña bastante curiosa: guardar una película en forma de ADN de escherichia coli. Este proceso ya se había utilizado antes para guardar libros, y el proceso parece estar teniendo éxito. Microsoft experimenta en este momento con la posibilidad de grabar grandes cantidades de información por lo que, quizás, algún día nuestros discos rígidos puedan ser orgánicos…

Este sistema funciona porque la escherichia coli (una de las bacterias típicas cuando te intoxicas con comida) tiene una tendencia a capturar y atrapar diferentes tipos de virus. Una sección de la bacteria se encarga de recortar y recoger porciones genéticas de los virus invasores, a los que posteriormente guarda. Esto genera una especie de grabación de los ataques recibidos en orden cronológico.

RELACIONADO: Stephen Hawking habló sobre el futuro de la sociedad y la Tierra

El equipo utilizó estas propiedades para cortar un GIF de 36 por 26 pixels animados en partes, y grabarlo así en el ADN para que parezca fragmentos de un virus. La escherichia coli agarró las partes y las grabó en orden, lo que significa que es posible leerlas de nuevo con un 90% de precisión. La película en sí es una copia de un caballo cabalgando por Eadweard Muybridge. Esto tiene un cierto sentido de la ironía, porque resulta que hasta donde se sabe, esta es la primer película jamás grabada.

Ahora, ¿por qué alguien se molestaría en hacer esto? Es difícil de precisar, pero según Seth Shipman y su equipo, la idea es poder guardar información en el ADN en orden cronológico que siga una célula desde su nacimiento hasta su muerte. “Por ahora, le estamos dando al ADN información que conocemos. Queremos grabar información que no conocemos“, le dijo el científico a Spectrum. Este sistema podrá ser usado para ver la vida temprana de una célula, un proceso en el que aún queda mucho por estudiar.